Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

¿Qué hago si mi hijo se aplaza?

Vacaciones de invierno son un tiempo de receso escolar, pero es también oportunidad para enderezar el mal rendimiento en el colegio que puede tener diferentes motivos y no solo por culpa del chico.

Vea lo que pasó

Lo primero es conocer los motivos del aplazo, en cuántas y cuáles son las materias. A veces, problemas familiares pueden influir en el rendimiento, otras los intereses y las motivaciones, y también las técnicas de estudio tal vez no sean lo suficientemente buenas.

Dígale de buena forma

Si bien la noticia es impresionante para los padres, la manera de actuar debe ser lo más sensata posible, no debe reflejarse una conducta impositiva, porque si tiene que volver a rendir, esto puede generar estrés y solo provocará inseguridad y temor de volver a fallar.

No busque un culpable

Cuando se recibe la noticia de que su hijo se aplazó, lo primero que se debería hacer es preguntarse, “qué hicimos como padres”, esto es muy importante dado que los mayores tienden a buscar a terceros implicados en la responsabilidad de los tutores.

“Los hijos son los síntomas de los padres”, dijo la psicóloga Paola Fernández, que significa que si los chicos tienen un problema o alguna dificultad, es porque algo pasa en el hogar, apuntó.

Hablar con cariño

Hablarles con amor y cariño, además de no castigarlos, aunque no está demás llamarles la atención. Nada de amenazarlos, porque esto podría generar miedo. Lo ideal es mantener una comunicación adecuada, dedicarles tiempo y cuestionarlos sobre sus sentimientos y reflexión ante lo sucedido.

¿Cuánto estudio en casa?

Debemos elegir un lugar tranquilo, sin distracciones y que posibilite la concentración. Lo ideal es buscar un esquema que sea efectivo y que permita aprovechar al máximo los momentos de lectura y preparación en el hogar.

Las distracciones surgen en cierto sentido como la respuesta de cuerpo a la necesidad de descanso mental. Ciertamente hay alumnos que se distraen con más facilidad y esto no responde necesariamente a una necesidad de descansar. Por ejemplo podemos predisponernos a estudiar de la manera más focalizada posible durante 45 o 50 minutos para luego tomar un declarado recreo de 10 o 15.

Si intentamos seguir leyendo cuando hay un agotamiento o un fastidio muy agudo puede que no sea para nada productivo, sino que por el contrario, intensifique esta sensación de agotamiento. Si, por el contrario, pensamos en ciertos cortes o recreos esto puede funcionar, a la vez, como una meta a cumplir que ordenará los momentos de lectura.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!