Portada » Mundo » Venezuela: la crisis llega a las camas
Mundo

Venezuela: la crisis llega a las camas

ILEGAL. Debido al alto costo ha crecido un peligroso mercado negro de anticonceptivos.

VENEZUELA. En medio de la guerra económica, el amor se reinventa. En Caracas, la capital venezolana, no solo se las arreglan para hacer frente a la escasez y la especulación de productos básicos, sino para reorganizar sus rutinas amatorias porque una noche de “amor” puede costar un salario mínimo.

El sueldo mínimo en Venezuela, sin contar el bono de alimentación, es de 22.576,50 bolívares y la crisis económica también se siente en las camas. El aumento de precios ha llegado a los condones, las habitaciones de hotel y la ropa interior, mientras el fantasma de la escasez y el contrabando campea entre las pastillas anticonceptivas y las píldoras de emergencia.

Para noche de amorío, se debe prever que una caja de condones está en alrededor de 2.000 bolívares.

Las pastillas anticonceptivas rara vez se ven en los anaqueles de las farmacias. Los “bachaqueros”, los que contrabandean productos en Venezuela, las venden entre 4.000 y 5.000 bolívares. Lo mismo ocurre con las píldoras del día después. La fórmula más común de adquirirlas es por redes sociales como Instagram o Facebook, donde se ofertan en precios entre los 2.500 a los 3.500 bolívares. El costo legal es de 120.

DAÑO COLATERAL

Un artículo publicado en el diario El Universal advertía que la falta de anticonceptivos incidía directamente en el aumento de los embarazos no deseados.

Comentarios

Portadas del día

Twitter

Facebook