Portada » Insolito » Era directo y de repente se volvió un “removido”
Insolito

Era directo y de repente se volvió un “removido”

ASISTIDOS. Uno de los pasajeros es atendido por el personal médico que fue en su auxilio.
AMBULANCIAS. Los pacientes fueron derivados con urgencia hasta un centro médico, para ser atendidos.
AMBULANCIAS. Los pacientes fueron derivados con urgencia hasta un centro médico, para ser atendidos.

Lo que debería ser un viaje de placer para los pasajeros que tenían como destino la capital porteña, Buenos Aires, se convirtió en un tour “revuelto”, ya que 13 de los 60 pasajeros del coche N.º 1128 de la empresa Crucero del Norte sufrieron una pesadilla de mareos y malestares y no precisamente por las turbulencias del mar que afectan a los “cruceros”, sino por ¡comida en mal estado!, según denunciaron los pasajeros.

Pastora Josefina Medina González, una de las afectadas, dijo a Crónica lo que sucedió en ese viaje de terror: “Debíamos salir de la Terminal de Asuncion a las 17:50 horas, que era la hora fijada de salida, pero recién pudimos iniciar viaje a las 21:30 horas, el día 2 de enero. Llegamos cerca de la medianoche a la Aduana y en ese momento nos hacen entrega de la cena en bandejitas, que consistía en bocaditos y un menú a base de fideos con una salsa y carne molida”.

Según la doña, al abrir la bandeja ya se olía algo raro en la comida, “pero muchos de los pasajeros empezamos a comer sin imaginarnos que horas más tarde nos iba a afectar. Cuando estábamos llegando a Posadas, ya en territorio argentino, una pasajera le pide al chofer que detenga el bus porque se sentía mal y ni bien se detuvo los pasajeros fuimos bajando, entre fuertes dolores de estómago y vómitos”.

La escena fue terrible, según relata. “Dios mío, pensaba en todo, lo único que no quería es pasar como los otros tirados ahí en el pasto”, refirió la pasajera.

TENDIDOS. Algunos quedaron acostados en el borde de la carretera, hasta que fueron auxiliados.
TENDIDOS. Algunos quedaron acostados en el borde de la carretera, hasta que fueron auxiliados.

Los pasajeros afectados fueron derivados en ambulancias a un hospital cercano y luego que se recuperaron vai vai pudieron continuar su viaje.

“Sentí un gran dolor”

Néstor Aranda era otro pasajero del bus que también formó parte de la lista de intoxicados. Contó que “la gente empezó a bajar y algunos cayeron al pasto al costado del camino, por suerte llegaron muy rápido las ambulancias hasta el sitio en donde estábamos y nos comenzaron a evaluar.

Algunos fueron derivados de inmediato al hospital en donde nos colocaron cerca de 3 litros de suero y nos medicaron. Fue una mala experiencia que no le deseo a nadie, no sabemos si la comida que nos dieron estaba bien refrigerada o si las horas de retraso en Terminal ayudaron a que la comida ya no sea apta para consumir”, mencionó.

El calor

7foto4

Los bocaditos estaban en bandejitas envasadas, acompañado de unas gaseosas. Los pasajeros dicen que probablemente el calor haya sido una de las causas, ya que la salida desde la Terminal de Asunción se retrasó varias horas.

Fideos con salsa

El otro menú que se sirvió en el viaje fue entregado cerca de la medianoche, algunos no pudieron comer por el olor que salía de las bandejas. Otros cometieron el error de comer y terminaron en un hospital de Posadas.

Comentarios

Tags

Twitter

Facebook

Testimonio de Vida