Portada » Pais » El bebé que “lucha” contra la inseguridad
Pais

El bebé que “lucha” contra la inseguridad

DEVOTOS. Todos los días hay personas que rezan frente al nicho.
DEVOTOS. Todos los días hay personas que rezan frente al nicho.
  • “ANTOÑITO”. En Viñas Cué existe un nicho en honor a un recién nacido encontrado muerto, de quien dicen es protector y milagroso

1VIÑAS CUÉ. La inseguridad se siente todo el tiempo. Desde hace años que “lidera” la lista de preocupaciones. El miedo en la sociedad creció, sin dudas.

Nadie sabe dónde o cuándo alguien atacará para robar o para matar. En la zona de Viñas Cué, detrás del Jardín Botánico, no es la excepción.

Se “respira” incertidumbre que hace que los buenos pobladores busquen alguna alternativa para combatir esa situación. La fe es una de ellas.

Varios lugareños dijeron que reciben esa “dosis” de tranquilidad que necesitan para transitar por las calles angostas y despobladas, en un nicho construido en honor a un bebé que fue encontrado muerto hace muchos años. La gente lo bautizó como el bebé antiinseguridad.

“Nos encomendamos y pedimos seguridad al caminar por aquí. Es un ángel que nos protege. Se llama Antonio”, comentó Alcides Álvarez, poblador de la zona.

La historia de “Antoñito”, según algunos lugareños, es que fue encontrado sin vida debajo de un puente que está ubicado en las cercanías de su nicho y fue una persona la que comenzó a rezarle y el niñito obró en él.

“Hace muchísimos años que está aquí. La gente no para de venir para pedirle favores, sobre todo seguridad”, comentó don Nicolás Servín. “Yo siempre le pido protección. Es el bebé antiinseguridad. Suelo caminar por aquí de madrugada y nunca me pasó nada”, agregó.

Testimonio: “Curó a mi hijo de una enfermedad”

Las personas que acuden junto a “Antoñito” no solo piden por la seguridad  en la zona, sino también por algún que otro favor. Al parecer, el “angelito” cumple. Prueba de ello son las placas pegadas alrededor de su nicho.

“Yo siempre voy a rezar. Una vez mi hijo estaba mal, fui a rezarle y pedir por su salud y enseguida le curó a mi hijo de una enfermedad”, dijo doña Erica Martínez.

“Es muy milagroso. La gente llega y realiza actividades en su nombre, como merienda para los niños y juguetes”, agregó.

Comentarios

Tags

Twitter

Facebook