Portada » Insolito » La familia que vive con el… ¡Pombéro!
Insolito

La familia que vive con el… ¡Pombéro!

CASA. El lugar donde estaría el Karai pyhare.

1Llegar a la casa y escuchar sonidos y pasos de alguien que no está, causa miedo. Y más todavía si un olor raro “aromatiza” el lugar.

La familia Chaparro-Báez vive con eso hace más de 30 años en la zona conocida como Cerro Real, en Caacupé. Sus integrantes aseguran que, cuando todo es silencio, escuchan silbidos provenientes de entre las plantas de mango.

Dicen que parece el sonido de algún pájaro, pero no es eso. La cosa va más allá de lo sobrenatural, comentan. “Es el Pombero que está aquí”, cuenta doña Estela Báez, quien vive con su esposo, hijas y nietos en el lugar.

Al principio les causaba temor, ahora lo ven hasta si se quiere como “uno más” de la familia y que incluso les protege. “Anteriormente corríamos y nos escondíamos en la pieza, pero ahora ya no, ya nos acostumbramos. Yo no le tengo miedo. Nunca hicimos nada como para espantarle. A lo mejor, el Pómbero nos protege incluso”, dijo.

“Por las tardes no podemos estar en un sector del patio porque el olor que despide es muy fuerte. Tiene olor a ese hongo, pero como te digo ya estamos acostumbrados”, he’i.

“Para mí y para los demás el Pómbero ya es nuestro amigo. Nunca nos hizo daño. Una vez lo que tiró todas las cosas de mi hijo que tenía encima de una cómoda. No le dejó dormir. Mi hijo me contó que sintió que caminaba por la pared, pero que luego se fue”, agregó.

RELATO. Doña Estela muestra el sector donde más suele estar el Pombéro.
RELATO. Doña Estela muestra el sector donde más suele estar el Pombéro.

“Se fue a la Discoteca con mi hija y su novio”

Doña Estela omombe’u que el Karai pyharé es muy celoso por sus hijas. Comentó que hace un tiempo, una de ellas y su novio fueron a una discoteca y que el Pómbero ¡les siguió!

“Es tan celoso por mis hijas que una vez le siguió y se fue a la discoteca con mi hija y su novio. Le pillaron por el olor que despide. Sentían su presencia”, dijo.

“Es muy celoso. Cuando los novios de mi hija venían de visita y cuando ya se hacia tarde, el Pómbero le tiraba gallinas desde arriba de un mango. Le avisaba que ya tenía que irse a su casa porque ya era tarde”, he’i.

Un “ángel” vestido de mujer avei

Pero no solo el Pombéro rondaría por la casa de la familia en cuestión, sino también la figura de una mujer que a todos causaría miedo, pero a ellos no.

“A dos de mis hijas se les apareció una señora vestida de blanco y de cabellera larga. Ambas me dijeron que la señora hablaba como yo, pero al verla se dieron cuenta que no era”, dijo.

“A una se le apareció y le despertó para no llegar tarde a un examen. A la otra le dijo que se iba a curar de algo que le había salido debajo del brazo. Yo digo que es un ángel que vela por nosotros”, comentó.

Comentarios

Tags

Portadas del día

Twitter

Facebook