Portada » Deportes » Raúl Vicente Amarilla: Un supercampeón con altura, goles y elegancia pura
Deportes

Raúl Vicente Amarilla: Un supercampeón con altura, goles y elegancia pura

GOLEADOR. Raúl Vicente Amarilla, goleador histórico en las conquistas de Olimpia.
  • IMBORRABLE. El Olimpia de los años 90 será irrepetible para muchos. “En ese momento quizá nadie dimensionó todo lo que conseguimos” agregó el eterno goleador.

Por Arturo Rojas – @Rojasarturopy

1Un día como hoy, pero de 1991, Olimpia alcanzaba otro hito histórico dentro del fútbol continental y confirmaba más el mote de Rey de Copas.

La Supercopa Sudamericana –edición 1990– pasaba a descansar en las vitrinas del Decano y por ende, también la Recopa, que se le adjudicó automáticamente por ser ganador de la Libertadores. Quedarse con una Copa internacional sin disputarla es imposible en nuestros días, pero el Olimpia de los años 90 lo pudo conseguir.

“Uno se da cuenta con el tiempo de que ha hecho algo que quedó en la historia de un club. En ese momento quizá nadie dimensionó todo lo que conseguimos como grupo. Eso se ve en el agradecimiento de la afición y solo se analiza con la experiencia de los años”, agregó a Crónica Raúl Vicente Amarilla, goleador e ídolo eterno de la afición olimpista.

“Hoy día hay pocos clubes que han podido conseguir eso, ganar tres copas internacionales prácticamente en un año. Eso es hacer historia en el fútbol” siguió “Tacuara”.

La Supercopa era una competencia en la cual se enfrentaban solo los campeones de la Copa Libertadores. En la tercera edición recién pudo quedar en manos del Decano y el trayecto a la segunda mitad de la gloria fue duro.

EL CAMINO DEL CAMPEÓN

Para Amarilla hubo un momento cumbre en ese torneo y que significó la levantada del equipo. “El partido que más recuerdo es contra River Plate. Habíamos ganado en octubre la Libertadores y fue todo alegría. Nos relajamos en ese primer partido y fuimos a Buenos Aires y perdimos 3 a 0. Las cosas que se dijeron fueron muchas, no te quiero ni contar. Nos pegaron de arriba abajo”, sentenció.

“Nosotros nos habíamos preparado para la Copa Libertadores prácticamente y entramos un poco tranquilos a la Supercopa. Dijeron de todo y creo que eso fue un despertar otra vez del grupo y nos volvimos a meter de lleno en el torneo. Por suerte acá nos repusimos y dimos vuelta” continuó.

GANÓ TODO. Aquel Olimpia de los años 90 fue uno de los mejores de la historia del fútbol sudamericano.
GANÓ TODO. Aquel Olimpia de los años 90 fue uno de los mejores de la historia del fútbol sudamericano.

A partir de allí, el Franjeado sacó chapa de campeón y fue sorteando rivales. Pasaron Racing de Argentina y los siempre complicados Peñarol y Nacional de Uruguay. Pero nadie pudo parar a ese temible equipo de Luis Cubilla.

Y hablando del “Maestro”, Amarilla lo recordó así. “Un técnico que tenía mano dura para poder manejar el grupo de jugadores que había. Supo sacar el provecho de cada uno y hacer un esquema de juego que verdaderamente benefició a todos” aseguró.

“Tacuara” Amarilla fue figura sobresaliente de aquel equipo y goleador del certamen con siete goles. Pero destacó poco eso y valoró más lo grupal. “Era un grupo muy lindo, no entraba celos, solo queríamos ganar cada vez más y dar el máximo de cada uno” remató.

Con un histórico en la dirección técnica como Luis Cubilla, con una leyenda en el arco como Éver Hugo Almeida, con las locuras de Gabriel González, con el toque mágico de Luis Alberto Monzón y con la elegancia goleadora de Raúl Vicente Amarilla, Olimpia alcanzaba un hecho sin precedentes en la historia del fútbol mundial, un día como hoy, pero de 1991.

Comentarios

Twitter

Facebook