Portada » Policiales » Tortura: padrastro veía “al diablo” en el peque
Policiales

Tortura: padrastro veía “al diablo” en el peque

SE ENTREGÓ. Ayer en horas de la mañana el libanés apareció en territorio paraguayo y se puso a disposición de la Justicia.

GUSTAVO GALEANO. Corresponsal

Ciudad del Este. La abogada del extranjero, que hace un tiempito fue considerado como “el peor enemigo de la ciudadanía paranaense”, aseguró que su defendido machucó todito mal a su pequeño hijastro por estar ndaje “bajo los efectos de la droga” que aparentemente le hacía ver al demonio en el inocente.

El libanés A. F., sindicado como principal sospechoso de torturar a su hijastro de un año y cuatro meses, se entregó ayer en horas de la mañana. El ñato, que había sido tiene luego más de dos yiyis, según su abogada, no dijo absolutamente nada al juez Amílcar Marecos, ni mucho menos a la prensa, limitándose de esta manera a dialogar solo con su defensa para luego ser dirigido primeramente hasta el calabozo de la Jefatura de Policía del Alto Paraná, de donde pasó directo a la cacerolita de Ciudad del Este.

Nilsa Casco, defensora del ciudadano árabe, mencionó que su cliente se encontraba internado en un hospital de Foz de Yguazú de rapailandia por motivos de adicción a la cocaína. La misma afirmó que su defendido no recuerda nada de lo que pasó, justamente porque actuaba bajo los efectos de la droga y que por tal razón se encontraba en centro de desintoxicación para pelear contra el maldito vicio ndajeko.

“Nosotros suponemos a través de la declaración de su expareja de que en ese contexto él estaba tomando al niño como una persona de diablo” dijo la letrada.

¿CULPABLE? Culpan al padrastro de todo.
¿CULPABLE? Culpan al padrastro de todo.

Quemaduras de cigarrillos y hematomas

El pequeño de un año saltó a la triste fama hace unos 15 días cuando su madre de 17 años junto con su pareja lo llevaron al Hospital Regional, donde los médicos detectaron el terrible maltrato que presentaba, con rastros de haber sido torturado de pie a cabeza. El niño contaba con hematomas y quemaduras con cigarrillos en la carita, supuestamente causadas por el libanés.

Comentarios

Twitter

Facebook

Testimonio de Vida