Portada » Especiales » Cuando los niños se vuelven invisibles
Especiales

Cuando los niños se vuelven invisibles

LUCES. Los niños demuestran su arte por medio de este tipo de teatro. Donde el escenario es oscuro y se realizan juego de luces y sombras. (Foto ilustración)

Niños que se vuelven invisibles cuando suben a escena, muchos colores y poca luz, es lo que se vivencia en estos días en el Centro Cultural Juan de Salazar. Cerca de 40 chicuelos participan toda la semana de la colonia donde practican la técnica del teatro negro.

En medio de griteríos y cantos infantiles, Martha Ferreira, quien junto a Selva Fox y Sergio Muñoz dirigen la colonia denominada “Jaku’e”, he’i que con el teatro negro buscan acercar más a los chicos a las obras teatrales, pero de una manera divertida.

CLASES. Las colonias que realizan los niños y donde aprenden sobre teatro.

“Los chicos con esto tienen una vivencia diferente a las de los grandes porque ellos creen lo que hacen. Ellos son unos magos. Ellos creen que son invisibles”, omombe’u Selva, que es la experta en esta técnica teatral que es un verdadero acto de fantasía a la hora de apagar las luces en la sala teatral.

La colonia va hasta el 21 de este mes y culmina con una obra teatral protagonizada por los chicos. La puesta es libre y gratuita, el horario será anunciado en los próximos días en la web del Juande.

Los organizadores dijeron que con esto también buscan inculcar valores y el respeto por el arte.

Una técnica muy costosa

Selva, que es la encargada de enseñarles estas técnicas, omombe’u que el teatro negro ya se hacía en nuestro país en los 70, pero se dejó de practicar. “Es una técnica muy linda pero costosa a la vez. “La idea es que los chicos vayan conociendo varias ramas de las artes escénicas. Que esto sea un semillero para que más adelante tengamos buenos artistas” he’i por su parte Sergio. El encargado dijo avei que esta es una colonia inclusiva, buscan que también acudan niños y niñas con diferentes discapacidades.

Son felices siendo invisibles

El teatro negro es aquel en donde en toda la sala son apagadas las luces, excepto las especiales, que permiten visualizar el color blanco así como los colores flúor. La iluminación estratégica da lugar a un fantástico juego de luces y de sombras. Selva he’i que la técnica les encanta a los chicos porque ellos realmente sienten que pueden ser invisibles. “Ellos están re-felices porque manejan diferentes figuras y personajes en escena y le pueden dar vida a lo que sea, porque a ellos no se los ve y ellos creen que no se los ve realmente”, he’i.

Comentarios

Tags

Twitter

Facebook