Portada » Policiales » ¡Mató a su hijo con 5 balazos!
Policiales

¡Mató a su hijo con 5 balazos!

HORROR. Los investigadores levantan evidencia del lugar del filicidio.

¡Mba’e piko lo que le pasa a todo el mundo! Cuando parece que ya fuimos testigos de situaciones límites de violencia, otro suceso aparece para aterrarnos. En luquelandia, un suceso volvió a sacudir nuestra capacidad de asombro. Un padre liquidó de 5 balazos ¡a su propio hijo!, a causa de una diferencia irreconciliable. El asesinato a sangre fría ocurrió en plena vía pública, entre las calles Montelindo y Comandante Luqueño, barrio Cañada San Rafael.

Horas antes del mba’evai, Agustín López (48) había sido demorado por los agentes de la Comisaría 3.ª de Luque por una denuncia de su esposa por violencia doméstica, agresión física y amenaza de muerte. Estuvo detenido por algunas horas nada más y luego fue liberado. Con el crimen ya decidido, aparentemente, Agustín agarró su camioneta y salió con la sangre hirviendo a buscar directamente a su hijo y cuando lo vio llegar en compañía de sus compas de trabajo y su jefe aceleró hasta darles alcance.

Según el reporte, Agustín se bajó ya con su arma en mano para encarar a su hijo. El conductor del rodado, de nombre Wilson González (38), también ligó una bala en la pierna cuando intentó mediar en la pelea familiar. Y ahí nomás, sin importarle nada, el desencajado padre le aplicó 5 balazos al joven, que impactaron en diferentes partes del cuerpo. La víctima fue identificada como Blas López (22). Luego de matarle a su hijo, el padre se entregó a los volái.

El padre estaba todo el día “a los tragos”, según su doña

El supuesto ta’yra jukaha tenía serios problemas con el alcohol, ya que estaba casi todo el día dándole al trago, según la denuncia presentada en esa sede policial por la mamá del finado joven. Don Agustín amenazaba constantemente que le iba a liquidar a su retoño, por lo que fue denunciado en la comisaría luqueña. La última vez que fue demorado lo habían detenido con su arma, pero por lo visto las autoridades policiales no le incautaron. Fue el revólver que finalmente usó para liquidar al joven Blas.

Comentarios

Tags

Twitter

Facebook