Portada » Q'TAL! » Terrible historia de una superestrella
Q'TAL!

Terrible historia de una superestrella

DENUNCIAS. Una víctima abrió la boca, después aparecieron otros y el actor tuvo que salir a pedir disculpas

A Kevin Spacey le están saliendo las víctimas del armario. El protagonista de House of Cards convirtió el rodaje de una de las series más poderosas de los últimos años en un ambiente “tóxico” en el que se comportó como un “depredador” dado sus continuos abusos y avances sexuales contra miembros masculinos del equipo.

Así lo describieron al menos ocho personas que trabajan o trabajaron en esta serie para el dos veces ganador del Oscar y 11 veces nominado al Emmy, cinco de ellas consecutivas por el personaje de Francis Underwood que dio vida en House of Cards.

En declaraciones a la CNN una de las supuestas víctimas declaró que Spacey, 58, le asaltó sexualmente.

CONSECUENCIAS

Su publicista, Staci Wolfe, y la agencia que lo representa, la poderosa CAA, acaban de cancelar a Spacey como cliente en la política de cero tolerancia que impera estas últimas semanas en Hollywood.

El escándalo salió a la luz cuando el actor Anthony Rapp, ahora conocido por su trabajo en la serie Star Trek: Discovery, declaró a la revista BuzzFeed que Spacey le intentó seducir cuando tan solo tenía 14 años.

Los nuevos testigos han sacado a la luz lo que aseguran era el comportamiento regular de alguien que gozaba de éxito en su carrera y de poder en su trabajo, productor ejecutivo de la serie candidata a 53 premios Emmy y que transformó Netflix en uno de los grandes de la televisión estadounidense. Netflix también ya comunicó que no seguirá con la serie, a consecuencia del escándalo.

SUMAN LOS CASOS

Los nuevos testimonios llegan sin nombre, todos hechos a la CNN desde el anonimato por temor a las repercusiones en el lugar de trabajo. Pero no faltan los detalles. Especialmente en el caso de un ayudante de producción, objeto de toqueteos sexuales no consensuales mientras viajaba en el mismo coche con Spacey para traerle al rodaje, en el área de Baltimore (EE. UU.), publicó el portal BBC.

“Me dejó en estado de shock. Es un hombre muy poderoso en la serie y yo soy el último en la cadena alimenticia”, detalló. Los avances sexuales continuaron fuera del coche, cuando el asistente le ayudó a llevar las cosas a su camerino. Allí Spacey lo arrinconó sin dejarle salir.

“Le hice saber que me sentía incómodo en esa situación”, dijo el actor.

Comentarios

Portadas del día

Twitter

Facebook