Portada » Pais » “Aparte de vendedores somos servidores de los peregrinantes”
Pais

“Aparte de vendedores somos servidores de los peregrinantes”

CANSADOS. Muchos peregrinantes se cansan y hasta se lastiman los pies.
  • HASTA SILLA. Al costado del camino se tiene desde agua hasta frutas e incluso ofrecen sillas para la gente.

Se acerca la festividad mariana y muchos vendedores ya están apostados en la Ruta 2, donde pasa una gran cantidad de peregrinantes. Hace seis años ya que Carolina López y su marido se colocan en el km 23 y medio para salvar el pucherito diario. El tiempo clave para hacer su aguinaldo empieza con la festividad caacupeña, pero ellos aseguran que no solo están parar vender productos sino para servir, aseguraron.

Aparte de ser vendedores somos los servidores de los peregrinantes, porque nosotros pues nos preparamos para asistirle también a la gente que necesita. Hay quienes tienen problemas de salud y piden sentarse, y un poco de agua, preparamos todo aparte luego el agua para esa gente que necesita”, explicó a Crónica Carolina.

También están quienes llegan con los pies todos lastimados ya y para eso tienen un par de sillas más preparadas. “Estamos ahí para ganar el pan diario, pero también somos humanos, vemos el sacrificio de la gente y en nosotros encuentran una mano amiga”, he’i la doña.

Comentó que ella es fiel seguidora de la Virgencita de Caacupé y le entrega cada época festiva a ella. “Ella es mi protectora, le pido que me ayude con las ventas y ella me cumple y me ayuda en todas las áreas de mi vida. Pero no todo es pedir nomás, hay que dar para recibir”, siguió.

Mientras dure el novenario de la Virgencita Azul van a estar las 24 horas vendiendo allí, prestos para servir.

MESES. Desde agosto que ya están apostados los vendedores en el km 23 y medio.

Se preparan con frutas, tereré y más

Ahora mismo están vendiendo sandías, ya dentro de unos días van a incluir las frutas. Cerca de la fecha ya van a estar teniendo también ensalada de frutas, agua, hielo y tereré para vender.

Actualmente están allí desde las 5 de la mañana hasta altas horas de la noche, pero hay quien se queda a cuidar las sandías en horas de la madrugada. Júnior Casco es otro vendedor que comentó que ya tuvo mucha experiencia asistiendo a gente que se desvanece peregrinando. “Son gente que está haciendo un gran sacrificio y nosotros vemos eso y les ayudamos”, dijo a Crónica.

PEREGRINANTES

Ya se ven algunos peregrinantes en horas de la tarde. Mucha gente se adelanta ahora que no hay muchos peregrinantes.

NOVENA

Cuando empieza la novena es cuando ya hay más peregrinantes, pero el 6 y 7 de diciembre siempre colapsa Caacupé.

Comentarios

Twitter

Facebook