Portada » Deportes » “Difícil arbitrar a mujeres”
Deportes

“Difícil arbitrar a mujeres”

DESAFIANTE. Zulma Quiñónez, árbitro FIFA, habló con Crónica y contó lo que significa ser soplapitos en Paraguay

POR Oscar Patiño Riveros

En el año 1892 en la ciudad de Glasgow (Escocia) se registró el primer partido de fútbol entre mujeres. Pasaron más de 120 años y para las chicas sigue siendo difícil abrirse espacios en un mundo dominado por hombres.

Algo similar sucede con el arbitraje. Ser mujer y dedicarse a impartir justicia dentro de una cancha de fútbol es una tarea complicada, pero hay quienes no le temen a los desafíos…; es más, cuando escuchan que se dice que una chica no lo puede hacer, allí redoblan el esfuerzo para demostrar que sí son capaces… una de ellas es Zulma Quiñónez, árbitro FIFA desde el año 2012.

Ella arbitró la gran final del torneo Clausura entre Cerro Porteño y Deportivo Capiatá el pasado sábado, cotejo disputado en cancha del club Presidente Hayes.

“En el arbitraje hay una disciplina de hierro y eso me gusta. Soy muy atrevida, cuando dicen que las mujeres no pueden romper el molde, eso para mí es un desafío”, dijo Zulma al ser consultada por qué decidió abrazar esta profesión.

Contrariamente a lo que muchos piensan, Zulma considera que es más difícil arbitrar partidos de mujeres que de hombres. 

“Disciplinariamente es más difícil arbitrar a mujeres. Las mujeres se animan más a la hora de reclamar, en cambio los hombres toman más distancia”, señaló.

45 mil guaraníes

Fue el monto que cobró en su primer partido como árbitro.

5 años

Lleva como juez de FIFA representando a nuestro fútbol.

“Él es mi apoyo”

Zulma agradeció el apoyo incondicional de su marido (no quiso dar su nombre), quien también es árbitro.

UN PRIVILEGIO. Así calificó Zulma Quiñónez (centro) la oportunidad que le dieron de ser árbitro principal de la final del torneo Clausura entre Cerro Porteño y Deportivo Capiatá. ‘

Y sigue estudiando

Ella es profesora de educación física y salud, además cursa las carreras de educación física y deportes, y nutrición.

Comenzó desde abajo y ahora apunta a una copa del mundo

Esta árbitro sabe lo que es pelear desde abajo y llegar a lo más alto con esfuerzo y sacrificio. En el año 2008 hizo el curso para árbitros de la UFI y al año siguiente cursó el de la Asociación Paraguaya de Fútbol. 

Trabajó duro durante largos cuatro años y desde el 2012 es juez con insignia de FIFA.

“He trabajado duro para llegar a los objetivos que me puse. Ya dirigí en sudamericanos Sub 17, Sub 20, Juegos Odesur, Copa América y Copa Libertadores de América. Ahora quiero estar en un mundial representando a nuestro arbitraje”, apuntó.

Prohibió a su papá ir a verla a la cancha

Los soplapitos saben que al meterse en esta profesión sufrirán todo tipo de presión, y no solo ellos, también sus familiares. En este sentido Zulma Quiñónez reveló que prohibió a sus familiares ir a la cancha cuando ella va arbitrar un partido.

“Un año después de comenzar a arbitrar invité a mi papá a un partido y a los 22 minutos ya te tomó con un hincha porque este me estaba insultado. Desde esa vez prohibí a mi papá ir a un partido donde yo arbitro”, recordó.

Comentarios

Twitter

Facebook