Portada » Cosas del Corazón » “Nunca me valoró y ahora me llora pidiendo perdón”
Cosas del Corazón

“Nunca me valoró y ahora me llora pidiendo perdón”

Hola Rocío, quería contar mi alegría y a la vez mi preocupación, ya una vez escribí aquí mi tristeza, también quiero contar mi felicidad. Soy casada, tengo dos hijos, me enamoré de un hombre, pero yo ya no tenía nada con mi marido; llegamos a la rutina, siempre me trataba fríamente, nunca me dio cariño. Siempre discutimos, él quería tener la razón, ahora que yo empecé a mirarme y ponerme guapa, empecé a salir y en una de esas salidas encontré al amor de mi vida. 

Antes de comenzar con este hombre yo terminé primero la relación con mi marido, al parecer él no me cree, ahora que encontré alguien y me enamoré, y él también me ama mucho. Los dos nos enamoramos y ahora mi marido me pregunta si tengo otro, ya le respondí que sí, porque a mí no me gusta andar con mentiras y él sabiendo que estoy con otro íntimamente ahora me dijo que vuelva con él, que quiere reparar su error. 

Yo no sé qué hacer porque se humilló, se arrodilló y lloró como un niño, yo estoy entre la espada y la pared, no le puedo perdonar dos años de sufrimiento.

Nunca me valoró y ahora lo está haciendo, cosa que yo quería que lo hiciera cuando estaba mal hasta al sicólogo me fui por culpa de él y nunca me preguntó y ahora él está pasando lo mismo que yo. Todo lo que yo pasé, él está pasando y me está esperando, quiere que yo regrese con él, pero mi corazón pertenece a otro porque él me trata muy bien y estoy feliz con él. ¿Qué hago Dios mío, no sé qué hacer?. Me gustaría saber ¿qué piensas licenciada?. Gracias.

LARISA, DE ENCARNACIÓN, 33 AÑOS

RESPUESTA: “Si amas a alguien, déjalo libre, si vuelve, es tuyo, si no es porque nunca lo fue”, dice una conocida frase que muchas parejas deberían aplicarla. Reconocer que aún pueden vivir juntos es algo que tiene que nacer de vos y no de alguna etiqueta o imposición social.

Es una decisión muy personal que debes tomar sin presiones, libre de prejuicios y culpas. Tratá de perdonar a tu ex y también sentirte bien contigo misma, porque es la única manera de poder comenzar a construir en el camino del amor.

Pero atendé que perdonar no significa volver, si crees que no hay posibilidad de reconstruir la relación, debes –sincerarte– atender de caer en absurdas venganzas. Si ya estás con una persona que te hace feliz, qué otra razón habría para dar marcha atrás, si realmente es la persona a quién amas.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Kansas, las “relaciones cíclicas” (que terminan y regresan y terminan y regresan) tienen cada vez más problemas y se convierten en matrimonios infelices.

Esto es porque se regresa a la relación con menos ánimos, resaltan los defectos y se vuelve muy tóxica. Muchas veces creemos que es mejor lo que conocemos, que descubrir nuevas cosas y personas. Tenés que pensar seriamente sobre los motivos que te impulsan a regresar por dolor, culpas no son una buena base para una relación. Nada en este mundo te puede hacer más infeliz que estar junto a alguien que constantemente te humilla, critica o desea cambiar lo que eres.

No es una relación verdadera. La voluntad de regresar tiene que ser en mutuo acuerdo y si no la hay ya no se puede dar marcha atrás. 

Comentarios

Portadas del día

Twitter

Facebook