Portada » Cosas del Corazón » Engaño: “El hijo que yo reconocí resultó no ser mío”
Cosas del Corazón

Engaño: “El hijo que yo reconocí resultó no ser mío”

 

  • ACEPTÓ la responsabilidad, con el tiempo la relación terminó, pero el vínculo con su criatura continúo hasta que se casó con otra

Desde que nos conocimos hubo onda entre los dos, estuvimos juntos un buen tiempo, ella me enseñó todo, pero no era nada serio. Solo quería estar con ella para el sexo hasta que se embarazó y terminó la relación, pero me hice cargo de todo. 

Con lo poco que yo ganaba, hacía de todo para ayudarla, para que no le falte nada: Ni médicos, ni alimentos, ropa y ni bien nació, ella mi hizo reconocerle, yo no tuve drama en darle mi apellido. 

Pasó el tiempo y seguía costeando los gastos de la criatura, pero con ella ya nada, incluso me reclamó eso y le dije que ella tiene que buscarse otra persona para no quedarse sola, que yo igual la iba a apoyar. 

Y así… la historia continuó su curso normal, como ella siempre fue una mujer prepotente, una vez me retrasé un mes en pasarle el dinero y me demandó por prestación alimentaria. 

Cuando empecé a trabajar mejor, quiso presionarme para que le pase más plata, cosa que acepté sin problemas igual porque yo adoro al niño. Todo bien hasta ahí. Un tiempo después, yo volví a tener pareja, me enamoré de una mujer encantadora y me casé hace dos años, tanto procuramos tener hijos, pero no pasaba nada. 

Al final fuimos al médico y nos hicimos unos estudios, resultó que mi señora está bien, pero que yo no puedo tener hijos. Y ahí mi mundo se vino abajo, no soy el papá de la criatura que reconocí, por mi mente pasaron miles de recuerdos y las veces que ella me exigía y me exigía. 

Lo primero que quise hacer es darle una paliza, pero me tranquilicé, creo que mi pareja me ayudó con eso, aunque me fui un tiempo al psicólogo para resolver el conflicto que se me armó en la cabeza. 

Me tranquilicé, me fui a su casa y le conté que me hice el estudio y que no soy el padre y ella se calló nada más. Le dije mirá, yo te voy a seguir pasando para los gastos de mi criatura, porque para mi sigue siendo mi bebé solo que no la cantidad que ella estaba pensando.

No quiero que mi hijo sepa la verdad, no será mío pero lo adoro igual. ¿Qué puedo hacer?

ROBERTO, DE YPANÉ, 36 AÑOS

RESPUESTA: Es mejor decir la verdad, pero debes consultar personalmente para que te ayuden a seguir ese proceso y continuar fortaleciendo el vínculo. Por lo que entiendo, asumes el rol de “papá del corazón” aunque no está claro si mantienes rabia contra tu ex o si ya la perdonaste. Siento mucho lo que te ha pasado, creo que es importante que te tomes el tiempo que necesites y no decidas tu vida si lo que te genera es rabia que sientes hacia ella. Habría que analizar cuáles son los sentimientos que se generan dentro tuyo después de enterarte de la verdad, por más que tengas contención de tu pareja sería bueno seguir de igual modo con la terapia psicológica. 

Trata de buscar una salida cordial para seguir porque a pesar de que no sea tu hijo biológico le diste todo tu cariño de padre, y a la hora de la verdad esas cosas pesan más. Cuando llegue la calma a tu corazón, podrás tomar las decisiones que sean necesarias. Gracias por compartir tu caso en este espacio. 

Puede que todo esto te lleve más tiempo del esperado, pero una vez que tengas todos los puntos aclarados y evalúes los pasos legales te será más fácil superar el golpe que significa para vos. Fuerza y para adelante siempre!

 

Comentarios

Portadas del día

Twitter

Facebook