Portada » Temas del día » El “espíritu” guardián de la playa Mbói Caé
Temas del día

El “espíritu” guardián de la playa Mbói Caé

CUSTODIO. Luis es considerado un héroe civil en Encarnación.
  • ERA SEGURIDAD. Hace casi dos años, Luis se fue al más allá al salvar a una mujer y a su hijo de morir ahogados. Muchos aseguran que sigue custodiando el sitio

Todos en Encarnación recuerdan a Luis Araújo (22) como un verdadero héroe. Hace un año y nueve meses que el joven, que trabajaba como guardia de seguridad en la playa Mbói Caé de Encarnación se fue al más allá heroicamente al salvar a una mujer y a su hijo de morir ahogados. Lastimosamente no pudo rescatar a otro niño que, junto con él, terminaron en el fondo del río Paraná.

Él era un excelente nadador. Se fue dando su vida por los demás. Custodiar y cuidar a las personas era su vida”, dijo su hermano, Adrián Araújo. Es más, muchas personas que rondan por la playa Mbói Caé, específicamente en el sitio donde ocurrió la desgracia, aseguran escuchar voces de advertencia y cuidado. Dicen que es el mismísimo Luis quien sigue custodiando el sitio, cuidando de los demás. “A mí, muchísima gente ya me dijeron que escucharon voces que salen de lo profundo del río, y dicen que es él (Luis). A lo mejor sigue haciendo guardia ahí”, dijo Adrián. En la playa hay una placa recordatoria en honor al joven Luis. “Muchas personas le prenden vela y todo eso, pidiendo protección”, agregó. “Yo quiero creer que sigue ahí, cuidando de todos”, finalizó.

HÉROE. El joven murió ahogado en las playas de Mbói Caé en febrero del año pasado.

Era de esos que darían todo para ayudar a los demás”

Luis era de esos que darían todo para ayudar a los demás. Aquí en el barrio todos se acuerdan de la mejor manera de él”, dijo Adrián. “Nunca nos peleamos ni discutimos. Extraño tomar helado con él, ese era su vicio”, recordó.

El lamentable suceso ocurrió el 28 de febrero del 2016, cuando Luis escuchó unos gritos desgarradores de auxilio. Era una mujer y sus dos hijos que estaban a punto de ahogarse, tras ser arrastrados por las aguas hasta una zona profunda y no permitida para bañarse, precisamente porque el peligro yace ahí. Luis no dudó. Valiente como pocos se metió a las aguas del Paraná y logró rescatar con vida a la mujer y a uno de sus hijos. Al volver para ayudar al otro, ya no pudo más. Se ahogó, al igual que el menor.

HOMENAJE. La placa en honor a Luis que fue puesta en la playa.

Él me hace mucha falta”, dijo la abu

Fue un joven que solo trasmitía alegría a los demás. Lleno de energía para ayudar a los demás. Dio su vida por otras personas sin dudarlo”, dijo doña Cristina, abuela de Luis, quien lo crió desde chiquito al igual que a su hermano Adrián. “Era como hijo, se crió conmigo, era una persona servidora, siempre estaba para pasarle la mano a los demás. Me hace mucha falta. Él nunca me negó nada. Era mi mano derecha”, dijo doña Cristina.

Comentarios

Tags

Portadas del día

Twitter

Facebook