Portada » Cosas del Corazón » “Cambió su cara cuando sonó y atendió su celular”
Cosas del Corazón

“Cambió su cara cuando sonó y atendió su celular”

  • DE UN DÍA PARA EL OTRO su novio cambió con ella, después de 4 años la relación ya no tenía la misma fuerza con la que empezó, intentó salvar, pero no pudo hacer nada por evitar perderlo

Me enamoré locamente de un hombre, cuyo amor defendí, pero a pesar de todo me dejó. Te cuento que traté a toda costa de que se quede conmigo, estuvimos 4 años juntos y al final otra persona se interpuso en nuestro camino.

Hace 6 meses que sonó su celular y era ella, pero no habló y esa misteriosa llamada me hizo levantar la oreja, me callé, no le dije nada después de un partido con los amigos. Cambió todo su cara cuando sonó y atendió su celular. Desde esa vez que lo noté muy cambiado, muy enojado, por más que yo trataba de pacificar sus comentarios siempre. Así mi vida se convirtió en un infierno con él.

Yo intentaba de todo, me vestía sexy para él -dispuesta a cumplir con todos sus caprichos- indignada me quedé cuando en medio de nuestra conversación recibió nuevamente una llamada. Me dijo que se tenía que ir ya -urgente- le pregunté si volvería, pero se río nomás y se fue. Al día siguiente recibí un mensaje de un número desconocido, me dijo “tu novio sale conmigo, ya pasó tu temporada”. En esos momentos yo estaba trabajando, quería que la tierra me tragara, lloré muchísimo, me dio un dolor en el corazón. Para la tarde me subió la presión, en eso me quebré, estaba muy sensible y me interné con un derrame parcial, a pesar de todo salí bien, comencé mi tratamiento.

Él vino a buscarme, estuvo a mi lado, me negó todo lo de la chica, pasó un tiempo, pero ni bien me recuperé, volví a darme cuenta de que andaba raro conmigo, ya no quería tener intimidad.

No me resigné y volví a buscarlo, intenté de todo pero nada, después de eso empezaron las amenazas y los extraños mensajes hasta que él me confesó que sí había otra mujer y que lo mejor era terminar todo.

Por las tardes voy a mirar el río y se me aparece un hombre blanco de ojos azules diciéndome que el tiempo cura las heridas y me pongo a llorar pensando por qué tengo tanta mala suerte en el amor. Necesitaba desahogarme, un día como hoy estoy muy triste.

Nos separamos, ya no quiero sufrir, quiero estar mejor.

LAURA, DE SAN ANTONIO, 37 AÑOS.

RESPUESTA: Cuando un amor se termina se viene un proceso de pérdida conocido como “duelo”. Esto conlleva a una reacción emocional, física y cognitiva que se llega a experimentar una sensación de idealización, abandono, soledad, culpa, tristeza ante la pérdida.

En la vida hay aciertos y errores que dejan sus consecuencias, se asumen y se avanza. Ganale la pulseada a la tristeza, puede servirte de motor siempre y cuando aceptes que vos podes controlarla y seguir adelante con la frente en alto. Si la suerte no te acompaña, si todo negro se ve el panorama, tranquila que algo bueno seguro que está por venir, tenés que estar atenta y hacer algo por atraer las situaciones positivas a tu puerta.

Date cuenta de que a veces las cosas no se van a dar de la manera en que las esperas pero con optimismo hay un mejor pronóstico siempre. Si hoy no está contigo esa persona por la cual dejabas todo, es tiempo de ocuparte de vos misma, de amarte, quererte y cuidarte.

Si recibes amenazas o intentan hacerte daño aunque sea por mensajes, denunciale sin dudar. Nadie cambia de la noche a la mañana, hace falta un proceso. Empezá a cumplir tus propias metas, tus objetivos, proponéte a ser feliz, eres una mujer valiente y eso nadie te lo quita.

 

 

 

Comentarios

Enviá tu denuncia

Mandanos tus plagueos, felicitaciones, fotos, videos, eré erea.

Portadas del día

Twitter

Facebook