Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi

Doctor “bailarín” da alegría a los abuelitos

  • EMOCIÓN. “Sacarles una sonrisa es lo más increíble que existe”, dijo el profesional de blanco

Una vieja leyenda urbana dice que si probás el agua en el departamento de Ñeembucú, ya no salís de esa zona. “Eso es cierto. Yo probé, y ya no salí de Pilar porque me enamoré de una hermosa pilarense, me casé y ahora sirvo en esta bendita tierra”.

El que habla es el doctor dominicano Adolfo Mena (39), quien hace varios años que reside en nuestro país. Hace pocas horas, el médico se convirtió en una especie de “estrella” en las redes sociales. Y es que un video donde se lo ve bailando con sus pacientes abuelitos se hizo viral y conmovió y emocionó a todos-

MÉDICO. Dr. Adolfo Mena.

Es solo una forma de llenar de alegría y felicidad el corazón de los abuelitos. Esto nace en mí porque sacarle una sonrisa a un abuelito es lo más increíble que existe. Yo lo hago bailando”, contó a Crónica el doctor Mena, quien pertenece a la Unidad de Salud Familiar de Pilar, Ñeembucú.

Bailar es una de las cosas que más les gusta a los de la tercera edad. Aprovecho para hacerlo, mientras le controlamos su salud. El objetivo es mejorarle la calidad de vida. Nos divertimos todos”, agregó. En las redes sociales ya lo “bautizaron” como el “Doctor bailarín”.

En la grabación se ven sus habilidades para mover el esqueleto, incluso hizo el famoso “gusanito”. “La verdad que no sé bailar, pero me gusta. Con los abuelitos lo hago porque me parece una tremenda oportunidad para demostrarles que son importantes para todos”, contó.

HUMILDAD. Dijo que no sabe bailar, pero que lo hace para alegrar a los abues.

La ternura de un abuelito no se compara con nada”

Mucha gente aplaudió la noble iniciativa del médico que, con tan poco, alegra la vida a sus pacientes de la tercera edad. “La ternura de un abuelito no se compara con nada”, dijo. Hace unos años que el doctor Mena dejó su querida República Dominicana para cumplir en nuestro país su rol de médico.

Llegué en búsqueda de mi norte y a sentar raíces acá. Me gustó siempre cómo son los paraguayos, siempre atentos y solidarios”, contó el doc.

Estuve por varias ciudades. Cuando vine a trabajar a Ñeembucú conocí a una mujer maravillosa de nombre Paola Acevedo y me casé con ella. Tenemos dos hijos. Ya te dije, probé el agua de Ñeembucú y ya no salí (risas)”, agregó.

AÑOS

El doctor dominicano reside en nuestro país hace 8 años. “Me siento un paraguayo más”, dijo el profesional de blanco.

Comentarios

En vivo
Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!