Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi

CELOS: “Me acusa de que tengo otra por ahí y no termina más el plagueo”

  • LA AMA, PERO no pueden estar un minuto sin pelear, tienen un hijo y él cree que es la razón por la que siguen juntos.

Hola, quiero contar mi historia sentimental. Tengo mi señora a la que quiero mucho, nos llevamos muy bien a la hora de tener sexo pero cuando termina quiero salir corriendo y escaparme de ella. A veces no sé lo que siento, pienso que la amo porque cuando no está conmigo la busco mucho y ella a mí, creo que también me ama, pero cuando estamos juntos nos peleamos por cualquier cosa. Otras veces pienso que solo la aguanto por el hijo que tenemos juntos. Ella me reclama, piensa que tengo otra.

Hay días en que llego a casa y espero encontrar a una mujer comprensiva y cariñosa, pero me encuentro con una fiera, se plaguea por todo y en todos los colores.

Me gustaría salir y compartir con ella, pero no se puede, es extremadamente celosa, me suele pinchar todo supuestamente por mirar a otras. Prefiero evitar salir con ella, no porque le tenga miedo sino porque no me gustaría reaccionar ni lastimarla.

Así que, busco cualquier excusa para salir a la calle, ir a tomar al copetín, llegar bien tarde y al día siguiente salir temprano a trabajar, sin siquiera hablarle. Solo escucho reclamos de su parte, me acusa de que seguramente tengo otra por ahí y no termina más el plagueo. No me casé, solo me acompañé y por el trabajo que tengo solo los fines de semana estoy con mi mujer.

Cuando estoy lejos, tengo ganas de buscarla, besarla y llevarla a la cama, pero cuando se pone a plaguear quiero salir corriendo.

Mis amigos, compañeros de trabajo, hasta mi jefe, me dicen que me deje de ella porque me está amargando la vida. Me dicen que soy joven, que tengo que disfrutar más de la vida y escuchar eso me decae más. Nosotros nos conocimos desde criaturas, en su casa la maltrataban, siempre hablábamos de que cuando seamos adultos, si todo salía bien en mi estudio en Asunción, le prometí llevarla conmigo. Ella me dijo que rezaría para que todo me salga bien y que me esperaría. Terminé mi estudio, me salió un trabajo y regresé a cumplir mi promesa. Ahora ella se queda en un alquiler mientras que yo viajo mucho por cuestiones de trabajo, le pedí que me acompañe pero ella se niega.

La mayor parte del tiempo pasamos peleando, por teléfono ella se enoja, me amenaza que me va a romper la cara cuando me vea, me pide que no vuelva, siempre vivimos peleando como perro y gato, yo no hago nada.

Después me adula, pero ya cuando mató el romanticismo con su mal carácter. Ahora ella está con su mamá, se fue como para quedarse, no sé si valdrá la pena llamarla.

 

ESTEBAN, DE CAACUPE, 26 AÑOS

RESPUESTA: Es normal sentir celos, pero cuando son enfermizos deben ser tratados con la ayuda de un profesional en una consulta psicológica, pero si la persona celosa no ha llegado a tal extremo puede acudir a sencillas tácticas que le permitirán equilibrar su estado de ánimo y retomar la armonía en pareja que se basa en la ternura, la comprensión, la tolerancia y el respeto mutuo.

Uno mismo es el que se amarga la existencia cuando no tiene lo que quiere, cuando espera demasiado o se deja decaer por las dificultades. Ponete las pilas para encontrar una salida a la crisis, porque cuando uno está mal en su vida sentimental o en la casa eso repercute en otros ambientes como el trabajo o los estudios. Siempre hay esperanzas para el amor, tratá de escuchar a tu corazón para saber lo que quieres realmente sin dejarte guiar por otras personas. Si bien la gente que te aprecia quiere verte bien muchas veces, no puede saber lo que en verdad pasa por tu mente. Aliviana soltar esa carga pesada de emociones que llevas adentro. Salí a caminar, respirá aire puro, no te quedes encerrado y si te dan ganas de llamarle a tu señora, llamale. A veces, por falta de comunicación se desperdicia lo que podría ser una gran relación, si ambos unen sus fuerzas en vez de dividirlas.

Las peleas desgastan, si ella empieza con los reclamos, pedile que te escuche y ambos traten de llegar a un acuerdo, seguir adelante juntos o poner un punto final a la historia que te hace daño.

Eso no significa que no seas un buen padre, los hijos no merecen sufrir porque papá y mamá no se entienden. Tenés que fortalecer más la autoestima, seguridad en tus determinaciones y ver también lo positivo que seguro tiene tu pareja.

Comentarios

En vivo
Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!