Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi

Con 53 años, es sensación en las canchas de Itapúa

  • FRASE. “Mi edad no es impedimento”, dijo la pelotera que seguirá “hasta donde le den las piernas”. Sueña con ver un partido de Olimpia en Para Uno

La habilidad de sus piernas veloces resaltó siempre en los partidos que se improvisaban en las canchitas de Puerto Triunfo, en Itapúa. En esos potreros llenos de yuyos y pozos, tiró sus primeros caños y convirtió sus primeros goles. Tenía un sueño: ser futbolista profesional. “Siempre quise jugar a la pelota, era lo que más me gustaba hacer de chiquita. Amo el fútbol”.

La que habla es Cristina González, más conocida como ña “Ñeca”, la jugadora más veterana del fútbol femenino paraguayo. La doña tiene 53 años y se destaca como jugadora en el club Verde Olivo de la Liga Deportiva San Rafael del Paraná, Itapúa.

Contó que de niña siempre prefirió jugar a la pelota que a las muñecas. “Está en mí esto de jugar al fútbol. Dicen que soy buena haciéndolo. Mi edad no es impedimento para seguir haciendo lo que me gusta”, dijo. “Los que juegan en mi contra al verme dentro de la cancha como que no me tienen miedo, pero al rato se escucha desde afuera ‘cómo esa abuelita te va a chulear’ o ‘no le pueden atajar a esa abuelita’, yo simplemente me callo y sigo jugando (risas)”, relató a Crónica.

“Mis compañeras me quieren defender cuando me dicen ‘abuela’ en medio de un partido, yo les digo que no, que nos defendamos demostrando lo que sabemos hacer, que es jugar al fútbol”, agregó la kuñakarai mientras daba de comer a sus gallinas, en su rol de ama de casa.

Para sus compañeras de equipo, no quedan dudas que ña “Ñeca” es el alma y el motor del equipo. “Yo juego de 6. Mi juego es una mezcla de Rodrigo Rojas con Cristian Riveros. Me encargo de las pelotas paradas”, comentó la doña.

EQUIPO. La doña junto con sus compañeras del club Verde Olivo de la Liga Deportiva San Rafael del Paraná, Itapúa.

Quiere romper récords: “A los 60 años me veo jugando aún”

Ña “Ñeca” explicó que, pese a su edad, sigue calzándose los botines o pelándose las rodillas para disputar una pelota en la cancha por una sola razón: “El fútbol lo llevo en la sangre”.

“Posiblemente soy la jugadora más vieja del país, pero estoy en muy buenas condiciones en cuanto a lo físico. Mirá, a los 60 años me veo jugando aún, hetave ahugáta hína (risas). Voy a jugar hasta que las piernas me digan basta. Ahora todavía estoy en condiciones”, dijo.

A la consulta de cuál es el secreto para seguir jugando a su edad, comentó que es “sencillo, todo está en el cuidado. Como rygusu casero, polenta, caldo, mucha verdura. Además, no tengo vicios”, explicó. “Aprovecho para decirles a los jóvenes que tienen que hacer deportes, alejarse de los vicios. Mis compañeras siempre me piden consejos y yo estoy ahí como una mamá o como abuela para ellas”, finalizó.

Sueño con ir a ver un partido del Decano en su cancha”, he’i

“Este domingo jugamos la final de la Liga, esperamos llegar al título”, dijo ña “Ñeca”, mientras limpiaba el patio de su casa. La doña siempre fue talentosa jugando al fútbol, pero comentó que aprendió muchísimo de su marido, don Carmelo Benítez (63).

“Él fue jugador de fútbol también. Ahora es entrenador. De él aprendí la disciplina y la forma de jugar”, contó. Ambos tienen cuatro hijos y una de ellas juega con ña “Ñeca” en su equipo. “Tenemos tres mujeres y un varón. Todos juegan una maravilla. La mayor, que se llama Elva, juega conmigo. Es delantera y goleadora”, he’i.

“En casa tenemos una canchita 5 a 5, donde jugamos todos los días. El fútbol está en nosotros”, tiró. Pese a su edad, ña “Ñeca” tiene un sueño. “Me gustaría jugar en el Olimpia, el club de mis amores”, he’i. “También sueño con ir a ver un partido del Decano en su cancha. Nunca lo pude hacer”, finalizó.

Comentarios

En vivo
Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!