Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi

Encuentran a su mamá luego de… ¡26 años!

  • EMOCIÓN. Las hermanas se enteraron del porqué su madre se separó de ellas. “Lo que pasó ya fue. Con el abrazo olvidamos todo”, dijo una de ellas

Fe y esperanza. Dos palabras que se acrecentaron en los corazones de las hermanas Verenice (28) y Daisy Antonia (26) en busca del anhelado milagro. Tenían tan solo 2 añitos y 2 meses de vida, respectivamente, cuando su mamá, Virginia Balbuena Ruiz Díaz (51), -con todo el dolor del mundo- tomó una decisión: las abandonó.

Pronto, el papá también dejó de hacerse cargo ellas, murió unos años después y las pequeñas fueron acogidas por una casa cuna.

“Recuerdo vagamente que estuvimos con diferentes familias que nos acogían. En varias partes sufrimos muchísimo, nuestra infancia fue dura”, contó Verenice. Ellas, pese a todo lo vivido, no guardaron rencor hacia su madre por irse sin decir porqué. Al contrario. Hace varios años comenzaron a buscarla. Pero nunca obtuvieron éxitos.

Esas dos palabras, fe y esperanza, les mantenían con la convicción que el milagro del encuentro se daría tarde o temprano. Y finalmente, se dio. Sus brazos cargados de caricias esperaron 26 años el tan anhelado abrazo con ese ser que les dio la vida.

“Estaba en el bautismo de mi hijo cuando mi hermana me dijo ‘¡mamá apareció!’ Salimos corriendo de la iglesia y fuimos junto a ella. No sabíamos cómo actuar, fue muy emocionante”, contó Verenice. “Fue el abrazo más esperado de nuestras vidas. Todavía estamos en estado de shock. Es un nuevo capítulo de nuestras vidas, la mejor de todas”, agregó.

“Dios nos devolvió a nuestra madre. Lo que pasó ya fue. Con el abrazo interminable que nos dimos olvidamos todo lo malo que vivimos”, dijo emocionada, momentos después de conocerla. “Este abrazo y besos lo esperé más que todo y estoy muy feliz”, dijo por su parte Daisy Antonia.

FELICES. Las tres se dan un enorme abrazo.

El motivo por el cual se separó de sus hijas

Tenía tan solo 25 años cuando doña Virginia Balbuena Ruiz Díaz (51) tomó esa decisión difícil que -según contó a sus hijas- le destrozó el corazón. “Nos dijo que el maltrato que recibía por parte de mi papá, y de toda la familia de él, fue inmenso. Nos contó su triste historia y cómo se ensañaron con ella, todo lo malo que le pasó en la vida. Simplemente lloramos, nos abrazamos y curamos las heridas”, contó Verenice. “Nos pidió perdón y le dijimos que nosotras no le guardamos rencor, que el amor que le tenemos es más grande que el cielo y que nuestro sueño era conocerla y ¡se cumplió! Estamos felices”, finalizó.

“Queremos recuperar los años perdidos”

“Mi mamá nos contó que hace 26 años que se fue a la Argentina. Perdió contacto con todos sus familiares”, explicó Verenice. “Volvió en esta semana y se bajó (del ómnibus) en San Lorenzo, y allí se acordó de la casa de una amiga de infancia. Fue junto a ella y esta amiga contactó a la hermana de mi mamá, a quien yo también logré contactar hace un tiempo en la búsqueda de ella. Y así fue que apareció”, agregó. Verenice comentó que su mamá regresará a la Argentina y que posteriormente volverá para estar con ellas. “Queremos recuperar los años perdidos”, finalizó.

HERMANA

Verenice y Daisy Antonia tienen otra hermana que aún no pudo conocer a su mamá.

NIETOS

Doña Virginia se emocionó mucho al conocer avei a sus nietos. “La alegría es inmensa”, dijo.

Comentarios

En vivo
Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!