Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi

La peluquería que funciona bajo un árbol de Tarumá

UN CAPO. Ante la consulta de un cl iente, don Victorino Orué (73) hace una mueca de aprobación. Agarra una de sus tijeras y aconseja: “Yo creo que a vos te quedaría mejor un corte ‘militar’, te favorecerá porque tus cabellos son finos y tenés el rostro marcado”.

Varios jóvenes y niños esperan su turno para ser atendidos. “El que viene, sí o sí regresa en otra ocasión, eso es seguro. Aquí, aparte de hacer escultura en tu cabeza, tenés paz, tranquilidad que solo la naturaleza te da”, dijo don “Toíno”, como todos lo llaman en la zona de Cañada Garay, Luque.

Y lo dice con propiedad, pero por sobre todo, con mucha humildad. El don tiene una admirable historia que describe a una persona anónima que solo busca salir adelante con sacrificio y honradez.

Su peluquería -que queda al costado de las viejas vías del tren- tiene algo de especial: el techo son las ramas de un enorme árbol de Tarumá. La brisa hace de aire acondicionado. La música no suena en un equipo de sonido, sino en los cánticos de los pájaros que entretiene a los clientes.

Don Victorino corta el cabello ¡al aire libre! y es una fuerte competencia para los salones de belleza y barberías, según sus cl ientes. “Toda mi v ida fui peluquero. Es el arte que tengo y me encanta”, confesó. A la consulta de cómo se hizo en la profesión, contó que “aprendí en el cuartel, de un peluquero que nos cortaba el cabello allí. Él me enseñó”, he’i.

Finalmente, aseguró que fue este peluquero, que lo apreciaba mucho según comentó, “un día me dijo ‘te voy a dar esta máquina (de cortar cabellos) y estas tijeras, que algún momento de tu vida te va a servir’. ¡Y mirá! Hoy estoy aquí trabajando en esto que me apasiona. Como soy humilde, hice mi pequeña peluquería aquí, al aire libre. La naturaleza da paz, al cliente le gusta”, confesó.

El peluquero que más barato cobra: 3 mil y 5 mil guaraníes

TRANQUILO. Aquí posa con sus elementos de trabajo.

 

“Al salir del cuartel me hice peluquero of icial de la familia, les cortaba el cabello a mi papá, a mis tíos, a mis hijos, a todos. Y así fui enamorándome de esta profesión”, dijo don Victorino. Muchos de los niños y jóvenes de la zona se “lookean” con él.

El abuelo es el peluquero que más barato cobra por sus servicios.

“Cobro 3 mil guaraníes los cortes a los niños y 5 mil guaraníes a los adultos. Sé que en otros lugares se cobran ya 25 o 30 mil guaraníes y creo que está bien porque el peluquero hace arte y vale la pena. Pero yo esto lo hago con amor y pasión. Yo no me quejo de lo que gano y creo que lo que cobro está bien”, dijo.

Comentó que los fines de semana son los días que más gente viene a cortarse el cabello con él. “Sábado y domingo lo que más viene la gente. Tienen más tiempo”, he’i.

Tengo clientes que vienen de muchas partes”

En la zona de Cañada Garay, en Luque, no hay quien no conozca al abuelo peluquero. Los constantes bocinazos de saludos de los vehículos que pasan frente a su peluquería dan fe de ello. “Aquí todos me conocen.

Gracias a Dios tengo clientes que vienen de muchas partes, ya sea de Yuquyry, de Maramburé, etc., ndajekehái”, dijo.

“Trabajo de lunes a lunes. A las 7 de la mañana ya estoy aquí a la espera de algún cliente. Al mediodía voy a almorzar y luego regreso y me quedo hasta horas de la tarde”, explicó. “Mi sueño siempre fue ser peluquero, y por suerte lo cumplo hace varios años y hacerlo bajo la sombra de un árbol, con los pájaros de testigos, es lo mejor que hay”, finalizó.

Comentarios

En vivo
Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!