Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi

DE ESPAÑA A CAACUPÉ “Mi hijo es un milagro de la Virgen”

Para los creyentes es una cuestión de dos letras: fe. Esa palabra, que dicen mueve montañas, es el motor que conduce a miles de fieles hasta Caacupé para homenajear a la Virgencita. Allí, se mezcla con la esperanza y todo pareciera mostrarse con un tono de milagro.

Los devotos peregrinan sin parar. Sus pasos suenan como las hojas de los árboles sacudidas por el viento. En medio de ellos, el cansancio hace de satanás, pero los fieles no se dejan vencer. Tienen que llegar, no importa cómo.

A la Basílica de Caacupé acuden personas de todas partes del país, incluso del exterior, como es el caso de Liliana Gómez (30), quien con la mirada dirigida hacia la Virgencita Azul, llegó desde Madrid, España hasta la Villa Serrana, para agradecer el favor del milagro a la mamá de Kirito.

Entre decenas de personas que le prendían velitas a la santa imagen en el Santuario de Caacupé, Liliana contó su test imonio. Pidió permiso en su trabajo y no dudó para rumbear hasta la ciudad santa.

“Allí está mi milagro, allí está el que no iba a nacer, pero que gracias a la Virgencita llegó a alegrar mi vida”, dijo y señaló hacia su hijo, de 1 año y 6 meses, quien se refrescaba con las aguas del Tupãsy Ykua.

“Durante el embarazo sufrí una enfermedad. Mi presión estaba por las nubes, tuve otras complicaciones muy fuertes, y los doctores siempre me decían que el riesgo de perder a mi bebé era mucho, había pocas esperanzas. Incluso me decían que si nacía tendría muchos problemas”, contó.

Ambos bebieron del Tupãsy Ykua para renovar su fe y esperanza.

“Varias veces me interné. Pasé momentos muy duros”, agregó.

“Y en uno de esos días de mucha incertidumbre, tomé una decisión, la mejor de todas. Doblé rodillas y le pedí a la Virgen de Caacupé que interceda ante Dios para que mi hijo nazca sano. Y aquí está Adrián, mi hijo es un milagro de la Virgen”, finalizó.

Desde que le pedí ese favor todo cambió”, he’i

Adriancito se pasea dentro de la Basílica.

“Desde que le pedí ese favor, todo cambió en mi entorno. Sané y mi hijo Adrián nació sin complicaciones, ni nada de eso que se decía. Él es un milagro de la Virgen, de eso no tengo dudas”, comentó Liliana, quien hace 13 años vive en la Madre Patria.

La mamá también comentó que llegó hasta la Virgen para agradecerle por todo lo que le brinda.

“Hace 13 años fui sola a España. Sufrí, luché, pasé de todo. Pero la Virgencita siempre me daba esas fuerzas para seguir. Terminé el colegio, y ahora estoy trabajando en una de las mejores inmobiliarias de Madrid. Puedo ayudar a mi gente que está acá en Paraguay. Todo es gracias a ella. Tengo una hermosa familia que formé allá en España y somos felices”, finalizó.

Comentarios

En vivo
Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!