Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi

“Le pedía selfis para ver con quien estaba, no por ser celosa”

  • Licenciada Rocío Paredes
  • Psicóloga Clínica

Cada vez que escucho “Cuando el sol no está y la tarde cae al fin”, no puedo evitar recordarlo.

Tuvimos una relación de 20 meses, todo empezó en un encuentro de amigos, empezamos a salir, los hijos me aceptaban en la casa y él tenía su grupo de excompas a los que asistía todas las veces que se reunían.

Hasta que un día me dijo que ya no se siente como una pareja, que ya le pasó la época, que quiere dedicarse a sus hijos.

Yo le dije que no esperaba eso, que creí que él era la última tentación, que ya me casaría. Al principio era su idea, superenamorado y cambió todo.

Transcurrió el tiempo, hasta que hubo una fiesta en donde fueron todos sus amigos, aquella vez no me dio tanta bolilla, salía a bailar en grupos hasta que le atajé y lo invité, accedió, desde esa vez no hablamos más.

No me responde mis mensajes ni llamadas, para mí es una incógnita el porqué tomó la decisión. Todo estaba bien, salíamos y después cada uno en su casa, nunca discutíamos, él es muy bueno, tampoco yo sé discutir, ni hubo infidelidad de mi parte ni nada de su parte, que yo sepa.

Lo que puedo pensar es que los amigos pudieron haber influenciado, porque yo lo controlaba mucho cuando estaba con ellos, lo llamaba o le pedía fotos para ver con quién estaba, no porque fuera celosa sino para verlo nomás en la foto, a lo mejor eso no le gustó.

Ya pasaron 4 meses y lo intrigante es que no me responde nunca ni llamadas ni mensajes, suena su teléfono y su WhatsApp abierto.

Candidatos tengo muchos, profesionales, empresarios, pero yo ni ahí estoy, solo a él quiero. A veces tengo la corazonada de que va a volver y otras veces trato de evitar todo lo que me recuerde a él porque me bajonea. ¿Cómo hago para olvidar a este hombre?

MARICELA, DE BARRIO OBRERO, 55 AÑOS.

LA RESPUESTA: CUANDO EL “CONTROL” ENFERMA EL AMOR

Aprender a ver a tu amor como un ex

Los celos obsesivos pueden marcar el inicio del fin de tu relación, hay parejas que son tóxicas y toleran como una “prueba” de amor todas las exigencias de ese “control”, pero todo tiene un límite.

Algunos piden selfis, hacen videollamadas o fiscalizan las redes sociales, los estados para ver en qué anda su medianaranja, puede ser “divertido” para el controlador, pero el controlado no la pasa tan bien, puede que los amigos le hayan hecho ver eso a tu enamorado.

Pero no puedes saber si no te lo dice, si solo se borra. Cuando una relación se termina sin mucha explicación siempre queda ese sabor amargo del desencanto, pero con el tiempo te vas a reponer y solo será una historia más que contar.

Olvidar a una persona que se ama no es fácil, pero si estás segura de que ya es pasado, si ya intentaste pero es imposible, tenés que verlo como un ex. Hay algunos que vuelven con el ex, pero hay un dicho que dice, “segundas partes nunca son buenas”, lo mejor es aprender a vivir sin esa persona, dejar de llorar, que ya no duela recordarla.

Primero aceptar las cosas, dejar de castigarte y empezar a darte ánimos, potenciá todo lo mejor que hay en vos, salí a la calle, arreglate, sin pensar en él.

Es una decisión que solo vos podés tomar y tienes que ser firme, no cierres puertas y no te limites en cuanto al amor, es algo que nos da energía, que nos aporta ilusión y ganas de vivir, esperando te estás perdiendo un montón de cosas a tu alrededor. Intentá evitar verle, siempre que sea posible.

Comentarios

En vivo
Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!