Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi

“La felicito, hace valer su belleza y el tipo la billetera”

  • Licenciada Rocío Paredes
  • Psicóloga Clínica

Querida licenciada Rocío, te escribo con el corazón en la mano para contarte que estoy profundamente decepcionado de las mujeres de hoy, de una en particular.

Me enamoré de la chica más frívola que conocí hace un año, a quien le importa más la plata que lo sentimental, el cajero la seduce más que las flores, ahora todo es demasiado materialista.

Ella trabaja en el Parlamento, yo le conseguí ese trabajo, al principio todo bien, ella me agradeció, pero con el tiempo se fue alejando.

Lo que más me duele es que ya no es la chica humilde que conocí, ahora maneja un auto, ni el saludo me responde por el WhatsApp del celular que yo le regalé, me endeudé hasta la maceta para cumplirle ese capricho de tener.

Los tiempos han cambiado y me duele tanto que ahora las chicas miran en un hombre la estabilidad económica, me comentaron que anda saliendo con un viejo, encima separado, que llega en su casa, cosa que su finada mamá en otras épocas jamás hubiera permitido.

Antes ella se fijaba en hombres jóvenes y musculosos, así que por ella me metí al gimnasio buscando impresionarla, y no sirvió para nada.Ahora este viejo le ofrece viajes, ropas caras, quién sabe si él pa luego no le compró el auto porque de su sueldito de funcionaria no le va dar el cuero.

Me asquea esta sociedad de consumo que dentro de poco va consumir el amor, si no lo hizo ya, por ser optimista.

Ya no estamos en la época de que por amor se hacía todo cuando las chicas se casaban con el primer novio, ahora todo es más rápido, se encaman con cualquiera y todo es sin compromisos.

Aclaro que esta chica jamás me prometió nada, pero sí me ilusionó, supo enredarme para que yo le ayude con mis contactos a conseguir el puesto donde está, y así me paga con su indiferencia.

Ni siquiera tuque ligué estando con ella en todos estos meses. Pero la felicito, hace valer su belleza y el tipo la billetera, debo reconocer que hoy en día nadie ya quiere un novio soguetón, en los quince años uno se da cuenta de ese cambio.

Las chiquilinas llegan en las mejores “carrozas” acompañadas por novios léka, y los compañeritos de su edad se quedan jurujái, jamás importó el amor.

Lo que yo aprendí después de esta decepción amorosa es que el hombre como yo tiene que pensar dos veces ahora para llevar flores a una mujer, porque a ellas las seduce lo material.

Y ese esfuerzo que hice fue al santo cohete, un ramo luego me costó 80 mil guaraníes el más barato, los jarrones de 150 mil guaraníes no bastaron para tener su aprobación, de qué me sirve ser romántico.

Cupido haga de las suyas, después de esta mujer voy a pensar dos veces. Decidí borrarla de mi vida, de mi Facebook y eliminarla del WhatsApp, de mi corazón por siempre. Gracias por escuchar mi lamento, no sé qué consejo podrías darme.

CARLOS, DE ASUNCIÓN, 38 AÑOS.

LA RESPUESTA: CADA CORAZÓN ES DIFERENTE

El amor tiene diferentes versiones

No te desanimes, la vida da muchas vueltas. Que el amor no sea correspondido no es razón para dejar de creer que en algún lado se encuentra tu otra mitad. Se trata de actitud y tal vez estás buscando en lugares equivocados.

Cada corazón es diferente, cada persona tiene su escala de valores y prioridades, puede ser que algunas requieran más estabilidad económica que emocional a la hora de elegir pareja.

No me parece que debas ser demasiado estricto con ella ni contigo, es indudable que en estos tiempos de la tecnología y las comidas rápidas se perdió un poco eso del romanticismo que es algo más lento que trae consigo “el manual de procedimientos”, pero creo que simplemente tienen diferentes visiones de lo que es el amor.

Si te sirve de parámetro tal vez estés pidiendo demasiado o buscando donde no hay lo que vos idealizas en una pareja.

Una propuesta de relación podría basarse en no pedir cambios, ser auténticos y hablar siempre con la verdad, aceptarse como son, y si te toca mostrar el lado romántico hacelo sin miedo a fracasar porque vos querés no para impresionar.

Hay mujeres a las que aún les gusta una canción o frase que las saque del molde, todavía están las que acarician flores o se animan ver una película hasta el final, con las manos enlazadas con el galán por más que tengan apenas un 5 mil’i para el pasaje que los lleve de vuelta a casa.

Si esta chica no es, tal vez sea la próxima y si no llega lo que esperabas tampoco pierdas el encanto de vivir la vida.

 

Comentarios

En vivo
Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!