Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

EXRRECLUSA consiguió trabajo como cocinera en un súper

Estuvo siete años en prisión, fue difícil conseguir laburo pero lo logró

Estando en la cárcel reflexionó mucho, cambió, se capacitó y comenzó un nuevo camino, por ella misma y más todavía por sus hijos

G. F., una joven de 28 años, había pasado 7 años y seis meses en prisión por tráfico internacional de drogas peligrosas. Sus días en la cárcel fueron duros de asimilar, pero con el correr del tiempo lo asumió, según contó a Crónica. Estando en el penal reflexionó mucho y decidió aprovechar el tiempo que llevó ahí para aprender de todo en el área de artesanías que es lo que más le gustaba, se capacitó para retomar su vida después con mejores riendas.

“Todos cometemos errores pero no siempre se termina así, de ellos se aprende”, he’i. Ella es mamá de dos criaturas, a quienes adora y extrañaba mucho. En 2017 se le dio la libertad transitoria, “ahí salí con condiciones, las cuales hasta ahora sigo cumpliendo al pie de la letra, por mis hijos”, omombe’u, pero adaptarse de nuevo fue todo un tema para ella. “Entre salir y volver anduve, eso me ayudó a superar las calles, cuando salí me costaba mucho cruzar las calles y eso”. Finalmente, después de portarse bien, el 28 de agosto del año pasado, obtuvo su libertad que -según he’i- ha’e ndaikatúi orovia. “Para mí fue algo irreal, salir después de 7 años no es cualquier cosa”, contó.

Desde entonces comenzó a buscar trabajo, pero muchas puertas se le cerraron, pero osalvapaite vendiendo las camisas de aopo’i y bordadokuéra que aprendió a hacer en el penal.

“Empecé este 2019 con muchísimas esperanzas”

Orrevota de muchos lugares, hasta que el Hiperpueblo del paseo Lambaré le dio luz verde para trabajar con ellos, por lo que ovy’a formal, comenzó como limpiadora y tras una buena capacitación ahora trabaja en el área de cocina. “Estoy feliz, empecé el 2019 con muchísimas esperanzas, no es fácil con mi situación, a los que no tienen este inconveniente luego les cuesta. Yo, gracias a Dios, la Virgen, la oficina del empleo y la empresa estoy trabajando ahora y estoy muy agradecida con ellos”, he’i.

“En algunas empresas me trataron muy diferente”

“Me dolió mucho que una empresa muy renombrada me trató de manera diferente y al final me dijeron que por ser estudiante de Derecho, que por eso no me aceptaban, eso fue triste”, omombe’u a Crónica G. F. Avei pidió a las empresas que den oportunidad, porque son muchos los que salen con ganas de cambiar, de seguir adelante con sus vidas. “Merecemos ser tratados como todos”, puntualizó. A quienes pasaron por esto, he’i que no se tienen que desanimar para nada.

Datos:

MIS HIJOS SON TODO

G. F. tiene dos hijos, la mayor de 11 años y el otro peque de 9 años, ambos son su mayor tesoro, por ellos luego decidió cambiar de vida y comenzar de nuevo he’i.

SIGUE VENDIENDO

La kuñatãi ivale formal: además de trabajar en la cocina, ojapo todavía las camisas, “Hago los bordados en mi tiempo libre y eso, y tengo muchos pedidos”, contó.

CUMPLE CON TODO

Ella sigue cumpliendo con unas condiciones que le piden desde el Correccional, ha ndofallái ni mba’evére, y en su trabajo pyahu también hace buena letra he’i.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!