970 AM
En vivo
970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

No tiene brazos: el maletero que rompe barreras

Un accidente lo dejó en un escenario complicado, pese a ello no se rindió y hoy es un ícono contra desafíos imposibles

“No tengo brazos, pero igual trabajo, lo hago también para que muchos vean que todo se puede y que no hay obstáculos para decir no puedo”, dijo el karai

No es solo un ejemplo de superación, sino mucho más que eso. Un ícono contra desafíos imposibles. Don Rodolfo Samaniego perdió sus dos brazos al electrocutarse accidentalmente. Pese a ello, su vida se envuelve en una pasión: vencer obstáculos. El don no solo “destruyó” las limitaciones que le impuso su discapacidad, sino que le hizo un “jaque mate” al destino. Y varias veces. Borró de su diccionario las palabras “no puedo”, derribó los “muros” del qué dirán y le puso pecho a las adversidades movido por un motivo: “Quiero demostrar que todo se puede”, dijo. Tras el accidente que tuvo, don Rodolfo es consciente que el de arriba le dio la oportunidad de “jugar” el segundo tiempo con alargue incluido. Y no quiere desaprovechar. Sale a las calles a ganarse el pan de cada día dignamente. Trabaja como maletero en la Terminal de Ómnibus de Encarnación y con su labor les da una “cachetada” a los que dicen que no quieren trabajar. “Estuve en cama seis meses, perdí mis dos brazos producto de la electrocución. Pero gracias a Dios estoy vivo. Escucho, veo y puedo trabajar sin molestarle a nadie”, comentó el karai mientras levantaba dos enormes maletas de un pasajero. “La gente dice que no hay trabajo. Eso no es así. Se puede hacer muchas cosas, muchísimo trabajo hay”, agregó. “No tengo brazos, pero igual trabajo, lo hago también para que muchos vean que todo se puede y que no hay obstáculos para decir no puedo”, finalizó.

“Me pagan a voluntad”, he’i el don

Don Rodolfo es oriundo de San Pedro del Paraná. Dijo sentirse querido por sus demás compañeros y agradece la confianza. “Todos me quieren, tengo muchos amigos y conocidos que me aprecian mucho”, sostuvo. En cuanto a su labor de maletero dijo que “les ayudo con sus cargas a las personas que llegan de diferentes partes. Me pagan voluntariamente. Me mantengo con esto. Gracias a Dios me alcanza para vivir”, finalizó.

Don Rodolfo en su trabajo de maletero.

Comentarios

En vivo
970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!