Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

LA ¡DOMA PALOMAS!

Nicol, de dos añitos, todos los días va a la plaza Fulgencio Yegros, en Ñemby, donde lleva alimento para las palomitas.

La inocencia y el amor son las características principales que muchas veces guían a los niños para realizar gestos que sorprenden al rollo. Más cuando piensan avei en los seres igual de inocentes que ellos, que dependen de la amabilidad de la gente para poder alimentarse. Nicole, tiene apenas dos añitos y desborda cariño y emoción en cada paso que da. La pequeña se destaca por la solidaridad y amor que siente hacia las palomas que se juntan en la plaza Fulgencio Yegros de la ciudad de Ñemby, frente mismo a la Municipalidad.

“Desde que ella era muy chiquita le gustó siempre venir a la plaza porque sabe bien que acá están las palomas y ella disfruta mucho dándoles de comer”, afirmó Nilsa Acuña, la madre, quien la acompaña siempre para hacer lo que más le gusta.

Su mamá la espera sentada hasta que termine su encuentro con las aves.

La nena ya se convirtió en una domadora de palomas voi, ya que la conexión que existe entre ella y las plumíferas hace que no haya temor de parte de los animales para acercarse a ella. “Siempre que le digo que nos vamos a ir de paseo a la plaza ella ya se acuerda de las palomas y prepara algo para traerles de comer”, omombe’u doña Nilsa, quien siempre trata de inculcarle el amor a los pequeños animalitos.

En medio de las más de 100 palomas que vuelan siempre por la zona, la pequeña Nicol recorre con su bolsita llena de maíz y arroz para alimentar a sus pequeñas amigas que inclusive la esperan siempre en el lugar. “Cuando ella se va con su bolsita, las palomas empiezan a bajarse junto a ella para poder comer”, añadió su mamá.

Siempre le da comida a los plumíferos he’i

Los otros niños le dan de comer desde lejitos nomás ra’e.

Doña Nilsa muy emocionada por el gran sentimiento que tiene su hija hacia los animales he’i que en donde sea que vaya siempre hace lo mismo con los animales. Contó que no solo le da comida a las palomas de la plaza sino que avei le gusta mucho alimentar a todo tipo de plumífero.

“Cuando nos vamos a la casa de su abuela ella disfruta mucho también por que ahí hay muchas gallinas y ella también les da comer a todas”, contó la doña. He’i que tanto su padre como ella tratan siempre de apoyarle con ese gesto para que siga teniendo esa mentalidad.

A diferencia de otros niños, Nicol no les tiene miedo ra’e

Bajo la mirada de los transeúntes de la ciudad, la capa Nicol esparce las semillitas que trajo desde su casa para sus amigas las palomas. Los pobladores son testigos avei de la seguridad que siente cuando entra entre la multitud plumífera, que difiere de la actitud de los otros niños de su misma edad, que expresan pánico cuando las aves van a emprender vuelo.

HAY HAMBRE. Doña Nilsa he’i que las palomas están ahí desde siempre y que cuando tienen mucha hambre se bajan desesperadas. “Cuando no tienen hambre se van a recorrer por otros lugares y después vuelven”, he’i.

SIN ALIMENTO. Añadió que la sitú de las palomas se debe mucho a que casi ya no encuentran alimentos cerca por la urbanización, y que en muchos casos dependen de las personas que les tiran lo que tienen.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!