Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Perdió todo bajo engaños y ahora duerme entre las piedras que rompe para vivir

Su “casa” es, desde hace un buen tiempo, las piedras que tritura y pica con su martillo

Su jornada comienza a las 5 de la mañana, cuando un coro de gallinas lo despierta. Vive solo, sin luz, ni gas ni teléfono, en la zona de San Ramón, Caaguazú. Para ir a su trabajo, solo tiene que dar dos pasos. Se llama Faustino Bogado (56) y su “casa” es, desde hace un buen tiempo, las piedras que tritura y pica con su martillo: trabaja como picapedrero. Don Ramón vive en el límite, en un rincón entre las piedras, que están al costado de la calle y en el que guarda sus pocas cosas: un colchón viejo, una radio portátil, un táper, 2 baldes, en uno hay agua, y en el otro poca ropa. Todos lo conocen en la zona como el “señor de las piedras” y su historia conmueve a todos. “De las piedras se pueden quitar maravillas y te puede dar muchas cosas, como por ejemplo hacer caminos hermosos. Pero a mí también mucho más, me da amor, un amor de hogar”, tiró. Las piedras son todo para mí”, contó a Crónica.

En su rostro se ve el reflejo del esfuerzo y las “cicatrices” del sacrificio. A la consulta del porqué decidió vivir entre las piedras dijo que “yo no decidí. Yo lo perdí todo bajo un engaño. Mi ex me engañó y me hizo firmar un documento en donde yo le entregaba todo a ella. Como yo no sé leer ni escribir, caí y lo perdí todo bajo engaño. Y por eso estoy acá”, comentó. “Ella cayó de una moto y me culpó de que yo le había echado, y cómo, si yo estaba trabajando en ese momento. Pasó el tiempo y llegó con su abogado y me dijo que firme un documento de acuerdo en el que yo le iba a pasar 400 mil guaraníes mensual, y yo como no quería tener problemas firmé. Había sido me hicieron firmar un documento donde yo le entregaba todo a ella. Lo perdí todo bajo engaño. A partir de ahí, mi compañía, mis mejores amigas y, a la par mi hogar, pasaron a ser las piedras”, dijo.

Al karai lo llaman el “picapiedras” de Caaguazú.

Para todos es un guerrero de la vida

Los compañeros de don Faustino comentan que el karai es un ejemplo de lucha y perseverancia y lo ven como un guerrero de la vida. “Él uno de los mejores”, dijo uno. “Mis parientes son mis compañeros que trabajan conmigo. Ellos son mis familiares. Me ayudan y me apoyan siempre”, dijo don Faustino, el “picapiedras” de Caaguazú mientras agarra su martillo de 20 kilos. “Gracias a Dios tengo trabajo y puedo dormir aquí mismo entre las rocas. Agradezco a la gente que me brinda esta labor que hago hace varios años. Cuando hace frío o llueve lo que se complica”, explicó.

El karai demuestra, pese a todo, sus ganas de salir adelante.

Lograron que consiga asesoramiento legal

“Hace un tiempo, mientras don Faustino estaba trabajando rompiendo piedras, su exseñora se había caído de la moto y le culpó a él de haberla echado (supuestamente estaba manejando el biciclo) a propósito de la motocicleta”, explicó Cristian Paniagua, de Kuimba’e Aty, quien ahora ayuda al karai. “Como don Faustino no lee ni escribe firmó así nomás el documento y lo que ahí decía era que él le entregaba todo a su mujer: la casa, etc. Fue engañado. Incluso fue preso por 7 meses. Ahora yo le estoy asesorando porque quiero llevarlo a tribunales para que pueda recuperar sus bienes”, dijo.

AGRADECIDO
Don Faustino comentó que mucha gente le ayuda en lo que necesita y que está muy agradecido por eso.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!