Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

FUNCIONARIO GOLEADOR

La llamativa historia del delantero que nació en Alto Paraná y de la Primera C fue transferido a Chile.

Derlis Ramón Ortiz Silvero tiene 24 años, mide 1,89 mts, le dicen “Takuara” y juega en el Deportivo Recoleta, equipo de la Primera B; donde a todos los jugadores se les brinda lo mejor de acuerdo a las posibilidades del club, pero que no les alcanza para mantener a la familia, razón por la que la mayoría debe buscar un trabajo aparte.

“Takuara” tiene una historia fantástica y desde principio de año ingresó a la función pública, está en el departamento de suministro del Indert (Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra).

“Nací en Presidente Franco (Alto Paraná), comencé a jugar al fútbol a los 7 años en el club 24 de Mayo de Minga Guazú y desde ese momento siempre soñé con jugar en grandes clubes. Pasé por momentos difíciles, hasta dejé por un tiempo el fútbol, pero ahora estoy más fuerte que nunca. Estoy jugando en Recoleta, pero en el ascenso no se gana mucho, por eso conseguí un trabajo… soy funcionario del Indert desde enero, estoy como contratado”, reveló el delantero del conjunto “funebrero”.

Para Ortiz Silvero la vida del futbolista está llena de esfuerzo y sacrificio, más aún si venís del interior del país. “Yo ya pasé por muchas cosas, hasta dejé un tiempo el fútbol por diversos motivos”, afirmó.

TRABAJÓ EN UN SÚPER. A los 15 años Derlis Ortiz tuvo la oportunidad de pasar al 3 de Febrero CDE, pero no se quedó, “En aquella ocasión dejé pasar una oportunidad de oro”, confesó.

Un accidente en moto casi le costó la vida

Aquí festejando un gol con la casaca de Paranaense, un grande de Alto Paraná.

A los 18 años Derlis sufrió un grave accidente jugando carrera en moto, “Tenía un grupo de amigos que andábamos en moto, en una ocasión estábamos jugando carrera y tuve un accidente. La verdad yo tuve la culpa, me fracturé la mano, varios dedos y me raspé todo. Fue un accidente con suerte. Fue como un aviso para mí, Dios me advirtió, pudo haber sido peor. Desde esa ocasión me tranquilicé y vi la vida de otra manera”, dijo el futbolista. Después añadió, “fue un momento de juventud que no se volverá a repetir”.

Así llegó al Deportivo Recoleta

Comenzó a jugar en el club 24 de Mayo de Minga Guazú, después fue al 3 de Febrero de Ciudad del Este a probar, tenía 15 años, pero según sus propias palabras no aprovechó su oportunidad y no se quedó.

Más tarde pasó al club Don Bosco de la Liga de Minga Guazú, luego fue a Nacional de la Liga de Itacurubí de la Cordillera, de allí a San Miguel, Paranaense, Cerro Corá, Colchagua FC de Chile, Tembetary, Hayes, Guaireña, Figari, 3 de Febrero R.B. y Recoleta.

De Cerro Corá fue transferido al fútbol chileno

Aquí con la casaca del Colchagua en un amistoso ante la Universidad Católica.

En el año 2016 el atacante que nació en Presidente Franco vivió su primera experiencia internacional al ser transferido de Cerro Corá a Colchagua de la 3.ª división del fútbol chileno.

“Mi ida a Chile se dio de una forma poco creíble. Yo estaba jugando en Cerro Corá, dormía debajo de la gradería. Un día viene junto a mí un señor a quien nunca había visto, era el empresario Epifanio Rojas; quien me dijo que quería llevarme a Chile. Yo en principio no le creí, pero cumplió. Me fui a un club de 3.ª división que se llama Colchagua, estuve allí seis meses. Tuve que volver porque mis compañeros salían de joda y me metieron en problemas”, he’i.

Me costó comer mariscos y pulpo, pero aprendí”

En esta imagen con la camiseta del 3 de Febrero del barrio Ricardo Brugada.

La experiencia vivida en Chile fue única para Derlis, “me fui en el 2016, viajé solo. Era la primera vez que me subía a un avión. Fui de Asunción a la ciudad de Santiago de Chile y de allí a Fernando, la ciudad donde está el club Colchagua. Me cag… todito al pasar la Cordillera de los Andes. En un momento dado parecía que el avión caía en un pozo, todos comenzaron a gritar, yo me agaché y comencé a rezar. Nunca viví algo como eso”, dijo.

En cuanto a la comida confesó, “me costó comer mariscos y pulpo, pero aprendí. Los chilenos son rápidos porque tienen una buena alimentación”.

Si le llaman de un club de Primera dejará todo

Jugar en el ascenso le permite a Derlis y a otros jugadores tener un trabajo estable, pero él no dudó en afirmar que si tiene la posibilidad de jugar en Primera División dejará su trabajo en el Indert.

“No quiero perder mi trabajo, pero si me llaman de un equipo de Primera División dejaré todo, porque mi sueño es jugar en la máxima categoría”, gatilló.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!