Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

La cruz de un soldado que protege un esteral

En Carapeguá, cerca del lago Ypoá, los pobladores contaron la historia del cementerio que quedó bajo el barro. Solo sobrevivió una cruz que ahora cuida de todos.

Dos pedazos de madera golpeadas por los años y por la humedad convirtieron a este lugar en un sitio respetado por los pobladores. Algunos dicen que simplemente se trata de una zona que, por el avance del barro, pasó a ser un esteral, pero lo que no saben es que bajo el lodozal se guarda la historia no contada sobre el gran “Kurusu Pacheco” y sus tierras mojadas.

“Mis abuelos siempre comentaron que este, durante la Guerra Grande, era un cementerio. Pero después avanzó el lago y se quedó bajo el barro y solo quedó la cruz que ven ahí porque estaba en la orilla”, contó a Crónica Roberto Barrios, quien acostumbra visitar la tumba del Tte. Pacheco, un personaje que según las historias, murió en el lugar durante la citada guerra.

El esteral está protegido por
este teniente que murió en el
mismo lugar.

A orillas del lago Ypoá está a la vista este gran kurusu, que además protege todos los vecinos de la zona. Roberto asegura que con el pasar del tiempos todos los datos que se fijaron en esta cruz desaparecieron y que lo único que quedaron son los recuerdos que se pasaron de generación en generación, para seguir agradeciendo a este héroe, que aseguran, defiende el esteral hasta hoy.

“Nosotros le pusimos otra vez el nombre, él siempre cuida de esta zona, el esteral es su tierra, su lugar, por eso seguimos teniendo hasta ahora ahí la cruz”, explicó Roberto.

Agregó que la curiosidad de los visitantes se agrandó ya que muchas personas de otras zonas se van para visitar a este gran héroe, que pese a que ya no está físicamente, cuida del lugar en donde falleció.

Misterio en torno al panteón

Roberto Barrios contó la historia que sus abuelos manejan sobre la gran cruz.

Roberto comentó a Crónica que la cruz se encuentra en el inmueble de un familiar, pero realmente no se puede asegurar a quien correspondía esta cruz.

“Ahí había un pequeño panteón y colocamos la cruz, pintamos también. Pero en verdad no sabemos si era del teniente porque ya no tenía nombre ni identificación. Le pusimos así como el lugar se llama así”, aclaró.

Después de la colocación de este símbolo, Roberto aseguró que la zona ya se conoce voi como “Kurusu Pacheco”, que muchas personas se van avei a visitar. “Todos los de la compañía creen mucho en él, por eso vienen a visitarlo y también vienen para ver el esteral”, le bajó avei.

Con proyectos, escuela ayuda a mantenerlo he’i

Las personas que pasan por la zona sí o si le visitan al gran héroe.

Roberto Barrios había sido se dedica a la docencia en una pequeña escuela que queda a metros del kurusu, y que varios niños suelen hacer proyectos para mantener bien la zona. “Gracias al director también solemos trabajar, y por medio de proyectos solemos pintar otra vez la cruz”, explicó.

Después de varios años, los lugareños siguen con las ganas de saber a quien realmente pertenecía este panteón, que hoy en día se volvió el más visitado de toda la ciudad de Carapeguá.

ÚLTIMO. Roberto he’i que quienes le comentaron que este lugar se trataba de un cementerio son sus abuelos. “Nosotros nos quedamos con eso como que ‘Kurusu Pacheco’ fue el último que se quedó en la orilla”, he’i el capo.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!