Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

“Para ser sepulturero hay que ser valiente”

“Lo festejamos rindiendo homenaje a los sepultureros que ya no están y contando anécdotas e historias”, dijeron.

William Bobadilla tiene 26 años. Al igual que otros jóvenes se gana la vida trabajando día y noche. Pero su trabajo es poco común, al menos para gente de su edad. Se pasa las horas cuidando las tumbas y panteones en el Cementerio de la Recoleta, de Asunción. El joven es sepulturero, oficio que lo heredó de su papá, don Manuel Bobadilla.

“Mi papá fue sepulturero casi toda su vida. Su último día en esta tierra la pasó en el cementerio. Hace tres años falleció trabajando entre las tumbas. Se fue en el lugar donde fue feliz”, contó.

“Yo ingresé en su reemplazo y desde ese día me hice familia de todos mis compañeros y él (su papá) guía mis pasos desde arriba”, confesó.

 

William Bobadilla, joven sepulturero.

William no duda en decir que su vida gira en torno al camposanto desde el primer año de su vida. “La primera vez que entré al cementerio lo hice en brazos de mi padre. Yo llevaba una ropa cómoda. Lo sé no porque me contaron, sino porque ese día cumplía un año de vida, hay fotos incluso (ríe). Me festejaron mi primer añito en el cementerio. Hoy trabajo aquí, como no decirte que el cementerio es mi vida”, contó.

Caminar entre los muertos y los panteones es para ellos como hacerlo en sus casas.

Ayer, William y todos los sepultureros del país festejaron con todo el “día del trabajador del camposanto”, o como ellos quieren que se diga el “día del sepulturero”. “Lo festejamos primeramente rindiendo homenaje a los sepultureros que ya no están, y luego con alegría y contando anécdotas e historias”, dijo.

Los mismos definen su labor como un oficio difícil, que no es para cualquiera. Y que también genera rechazo por parte de muchas personas. “Para ser sepulturero hay que ser valiente y tenés que tener un corazón fuerte, así de simple. Yo soy joven y verle a uno que tenga mi edad llorándole a su madre o a su padre me afecta mucho. Te toca el corazón, el alma”, finalizó.

Los que trabajan en los camposantos aseguran que la labor no es para cualquiera.

No pronunciamos muerte”

“De chico siempre acompañaba a mi papá en su trabajo de sepulturero y no me gustaba mucho, nunca pensé que iba a trabajar como él. Pero cuando ingresé en su reemplazo me enamoré de esta profesión tan particular”, contó William.

“Mi vida gira en torno al cementerio, por todo lo que te conté y te agrego algo más: mi mamá, que se llama Dora, es florista en el Cementerio del Este. Estamos ligados a esto. Eso sí, cuando estamos en casa no pronunciamos la palabra muerte (ríe).

A la consulta de si tuvo alguna experiencia sobrenatural, William confesó que “todavía no me tocó (ríe), pero siempre escucho a mis compañeros hablar de muchas historias paranormales que les tocó vivir”, finalizó.

RESOLUCIÓN. El “día del trabajador del camposanto” se instituyó por resolución de la Junta Municipal de Asunción Nº 3.665, del 12 de setiembre del 2012, en coincidencia con la conmemoración del “día de la cruz”.

IDEA. La idea de rendir un homenaje a todos los trabajadores de los cementerios municipales partió del conocido pa’i Benito Páez. La concejala municipal Graciela Bernal logró que el pleno de la Junta aprobara el pedido.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!