Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

“Cada vez que hay una discusión, termino siendo culpable de todo”

ES LA FORMA que tiene de explicar la razón por la cual su pareja se queja de casi todo en la casa, a pesar de que no le hace faltar nada en lo económico, siempre le pide más.

Cansado de tantos plagueos me fui de mi casa, junté mi ropa y unas pocas pertenencias que tenía y salí, le dejé mi tarjeta de cobro y un dinero en el ropero para que se maneje con las criaturas, pero ya no aguantaba más. Por lo visto es contagioso ese tema, porque mi compadre se fue de su casa también, le dejó a su señora por plagueona.

Tenemos 25 años de casados, ya tendríamos que superar las diferencias, cada vez que hay una discusión yo termino siendo el culpable de todo, que porque ya no sé satisfacerla, que no la trato bien, que tengo otra, en realidad pienso que todo es una pantalla. En realidad ella es la que falla conmigo.

Creo que llega un punto donde no se aguanta más la rutina del plagueo, porque ni si le ponés todas las comodidades y el dinero, igual sigue así. Ya no sé más, se plaguea porque no tiene nada que hacer, por deporte o porque su comadre le aconsejó, que sé yo, que sé cuánto. Por dar un ejemplo, ella se peleó con mi mamá y no se hablan hace un tiempo, pero porque me habla a mí ya empieza su plagueo.

Ahora solamente hablamos lo necesario, por las criaturas, tenemos 6 hijos, pero entre nosotros ya no pasa nada, me cansé.

A distancia también peleamos, por mensajes también es una tortura hablar, ella me mensajea para discutir únicamente, porque no le alcanza con lo que le doy, nunca es suficiente, siempre le falta algo o agrega algo para arruinarme el día.

No le gusta que estoy con sobrepeso, antes era un hombre atlético, que tenía tiempo para ir al gimnasio o caminar, ahora no tengo, del trabajo a la casa, todos los días. Fines de semana en vez de descansar estamos peleando, nada le gusta, impresionante es, y me cansa, yo soy demasiado bueno ya, no me valora para nada.

Ella tampoco es una princesa, está descuidada, por más que le doy plata para el gimnasio, para su peluquería pero nada, a mí me parece que le da toda su plata a otro tipo.

Ya intentamos arreglar las cosas con un pastor de mi iglesia y un sacerdote de su grupo, pero nada, no hay caso, ella es demasiado soberbia para reconocer su error.

Hay un “hermano” de la iglesia que siempre le acompaña a la salida de la misa, eso me molestaba mucho, pero ella nunca quiso decirle eso. Yo ya no siento amor por ella, me cansé, no volveré a mover un dedo, voy a recuperar mi soltería. Si me duele que ella le dé plata a otro tipo, mi sacrificio.

“YA NO SÉ MÁS, SE PLAGUEA PORQUE NO TIENE NADA QUE HACER, POR DEPORTE O PORQUE SU COMADRE LE ACONSEJÓ”

FÉLIX, DE CURUGUATY, 50 AÑOS

LA RESPUESTA: DESENAMORAMIENTO

Si ya hicieron de todo, pero nada cambia

Toda crisis de pareja tiene chance de superarse si ambos están dispuestos a dejar el orgullo y conversar como dos personas que quieren entender lo que les pasa. Si ambos reconocen que se terminó el amor, lo ideal es separarse pero sin culpas ni rencores, tampoco buscar vengarse o atribuir al otro nuestros propios errores.

Hay amores que son para toda la vida, otras pasan de un amor romántico al desenamoramiento que puede darse con el tiempo, cuando los hijos crecen o ya no tienen proyectos en común.

Aparecen los conflictos, problemas sexuales o las manifestaciones amorosas comienzan a decaer son indicadores de que “las cosas ya no andan bien”. Solo que equivocadamente se espera hasta el último momento, muchas veces se busca ayuda cuando la relación está muy deteriorada.

El hecho de que no aceptemos normalmente la pérdida del amor y la crisis de pareja puede deberse a razones que no hacemos conscientes y culpamos al otro de todo (mi pareja no me comprende, odia lo que a mí me gusta, esto y aquello). A veces no es una carencia económica sino afectiva, hay que ver qué dice ella, cuál es su motivo de estar siempre enojada con la vida.

El fin del amor puede depender de una rutina aburrida, cuando lo que comparten juntos ya no genera placer mutuo. Si ya intentaron de todo y las agresiones o peleas siguen contantes, es mejor darse un tiempo para poner en orden las ideas, algunas parejas vuelven otras se despiden con un buen recuerdo.

De igual modo, si tienen hijos, bienes en común, cosas que los unen, debe ser motivo de buscar una sana convivencia a pesar de que ya no vivan juntos.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!