Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

“Día y noche cherasê potopa haguã, me dijo”

Adela Cazal vive en la ciudad de Itá y contó que un mensaje cambió su vida. Después de casi medio siglo logró abrazar a su madre.

Pese a que la sonrisa siempre estuvo en su presente y la tristeza quedó en el pasado, en su ser siempre hubo ese pequeño espacio hacia la curiosidad. Nunca pudo saber más, solo se mantenía firme con el nombre de la que alguna vez le dio la vida y que nunca más pudo ver.

Adela Cazal (49) vive en el barrio Aveiro San Cristóbal de la ciudad de Itá. Su vida tomó un rumbo inesperado después de haber recibido de forma sorpresiva un mensaje que, en un cierto sentido, trajo la paz y la felicidad a su vida.

En el momento avei conoció a su hermana mayor, quien quedó con la madre.

“Un miércoles yo estaba sentada en casa. Me llegó una solicitud en el Facebook, era una chica. Pensé que no era nadie en especial, pero le acepté”, empieza relatando la doña, quien luego tuvo una de las mejores noticias de su vida. “Vi en mi messenger, me escribió la misma chica y me preguntó si le conozco a ña Tranquilina. Pensé que era una broma”, relató.

La respuesta fue muy rápida, “le dije que era el nombre de mi mamá, pero que hace muchos años ya no tenía contacto con ella”, dijo Adela. “Enseguida me respondió y me dijo que mi mamá quiere hablar conmigo. ¡Me pasó su número!” siguió.

Ese momento fue de mucha emoción, asegura la mujer, con nervios y ganas de saber más marcó el número en donde después de casi 50 años pudo conocer la voz de su mamá. “Me dijo ‘vos sos Adela verdad. Che nde sy che memby. Día y noche cherasê poto pahaguã’”, dijo mientras recordaba ese histórico momento de su vida.

Doña Adela contó que está más que feliz por haber conocido a su madre, ¡a la que por fin pudo abrazar después de 46 años!, porque se separó de ella con solo 3 años, y aseguró que gracias a eso ahora se siente más completa.

Adela contó que tuvo la dicha de conocer a sus otras hermanas, de quienes no sabía nada ra’e.

Vivió con otra familia, pero supo sobre su madre

“Fue una de las llamadas más emocionantes que hice en mi vida”, dice doña Adela al recordar el instante en el que escuchó y distinguió la voz de su madre. Asegura que desde el poco tiempo vivió con una familia a la que fue entregada por su padre, cuando tenía solo 3 años. “Yo crecí con esa familia, ellos me criaron muy bien, pero mis padres ya fallecieron. Siempre supe que mi mamá era otra”, señaló. Los preparativos para que se dé el encuentro empezaron ahí nomás y después de unos días de esa llamada ¡se pudieron abrazar! “Yo le mandé para su pasaje, mi mamá vino hasta acá con mi hermana mayor. Le pudo conocer también a mi familia”, aclaró.

“Pohechase amano mboyve” le dijo en la primera llamada

Pero Adela no era la única a quien doña Traquilina anhelaba encontrar. “La chica que me contactó me dijo que le constaba que mi mamá nos estaba buscando. Por medio de ella nos encontramos”, omombe’u la mujer al referirse avei a sus otras hermanas.

“Mi mamá cuando me habló me dijo pohechase amano mboybe, y gracias a Dios ahora todos ya estamos juntos”, indicó. Estela es otra de las hijas de ña Tranquilina que también la pudo conocer después de mucho tiempo. “Nosotros estuvimos juntas, le conocimos a nuestra mamá y a nuestros hermanos después de muchos años, estamos muy contentas”, dijo.

POR WHATSAPP. Doña Adela contó que por medio del WhatsApp ya pudo conocer a sus demás hermanos y sobrinos y contó que espera poder tener pronto la posibilidad de poder abrazarlos avei.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!