Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

“HICE DE MOZO Y VENDÍA CELULARES”

José Verdún soportó de todo un poco para sobresalir en el fútbol. En la Argentina sobrevivió con chocolatada y tortas. Tras sus goles a Cerro, no “pudo dormir de la emoción”

POR JORGE IZQUIERDO

“Vengo del interior del país y estoy peleando por lograr mis sueños. Ya pasé de todo un poco y lo que viví el otro día fue algo que soñé toda mi vida: hacerle goles a los equipos más grandes de nuestro país. La verdad, no pude dormir de la emoción, fue algo increíble”, así arrancó diciendo, y muy emocionado por cierto, el jugador encarnaceno, José “Pato” Verdún (30 años), quien se convirtió en el héroe de Guaireña en el empate del sábado ante Cerro Porteño (2-2).

Pero José tiene una vida llena de particularidades, que él mismo nos contó en medio de su humildad: “Cuando tenía 17 años me fui a Argentina, probé en River Plate durante un año, pero las lesiones que tuve me impidieron quedarme. Después pasé a la Reserva de Newell’s por más de dos años. Ahí no tenía sueldo”, expresó.

Pero y ¿cómo sobrevivías?, le consultamos, a lo que José respondió que “practicaba de mañana o de tarde y de noche trabajaba: hice de mozo y vendía celulares a mis compañeros de equipo y también a los utileros del club. Con eso salvaba algo”.

¿De mozo?, ¿y qué tal las propinas de los curepas? “Y bien (risas). A ese bar iba mucha gente de Rosario Central y sabían que yo era de Newell’s y me cargaban bastante, me decían que me iban a cagar a patadas, pero en broma”, le bajó nuestro entrevistado.

“Ahora quiero lograr una trasferencia al exterior y ayudar a mi familia”, remató Verdún.

Le tenía que mentir mante a mi madre”

Durante su estadía por ashá, José tenía que ingeniarse para poder sobrevivir. “Yo no sabía cocinar. Solía comer cualquier pedazo de hamburguesa o chocolatada con masita. Le tenía que mentir mante a mi madre cuando me llamaba y me preguntaba si comía bien. No le quería quebrantar a mi familia. Aguanté mucho, estaba solo, les extrañaba mucho, pero me fui porque quería sobresalir en esto que tanto amo, que es el fútbol”, remató el goleador.

Pese a su chapa de goleador, fue ninguneado en dos clubes

José, en compañía de su hija Samyra.

José jugó el Interligas, el Nacional “B”, Intermedia y ahora la Primera División, en la que ya está en su tercer equipo en esta categoría.

Pero “Pato” también tuvo dos pasantías para el olvido, en el Deportivo Capiatá y General Díaz. “En Capiatá y General Díaz llegué con el título de goleador (tras la Intermedia), pero no me daban pelota. No me dieron oportunidad de demostrar lo que puedo hacer, fue raro y la pasé mal. Tuve que pedir que me liberen el pase para jugar en Intermedia. El año pasado llegué a Guaireña, logramos el ascenso y me está yendo bien gracias a Dios. Ojalá sigamos por este camino”, finalizó el itapuense.

La pintoresca cábala de José y los grandes ídolos que tiene

“Pato” en compañía de sus seres queridos cuando logró el campamento de la intermedia.

En medio de su buena onda, José Verdún se animó a contar la cábala que tiene a la hora de jugar: “Se van a reír de mí (risas), pero mi cábala es usar un bóxer negro que lo tengo hace dos años y también tener un 100 mil guaraníes en mi billetera. Sí o sí hago eso para cuando voy a jugar. Hasta ahora me funcionó muy bien”, explicó el pelotero.

Pero dos años ya es mucho tiempo, ¿seguro el bóxer ya tiene su ciclo cumplido…?, le preguntamos: “Jajaja ikuapáma, pero resiste todavía, vamos a ver hasta cuándo lo uso. Es una particularidad mía”, respondió el delantero gua’i.

La peculiar historia con su dupla ofensiva

José, durante su paso por Newell’s, coincidió con Santiago Salcedo, Justo Villar y Alejandro Da Silva. “‘Sa-Sa’ (su compañero en Guaireña) me había obsequiado un botín. El otro día nos estábamos acordando de eso. Ahora juego junto a él. Siempre le estuve agradecido por el gesto que tuvo conmigo. Lo admiro mucho por lo tremendo goleador que es. Son las cosas que tiene el fútbol. Fue mi ídolo en su momento y ahora jugamos juntos en la delantera”, le bajó Verdún.

El anhelo que tiene Verdún para ayudar a sus padres

Si de objetivos hablamos, José tiene uno muy especial: “En Encarnación están mis padres y hermanos. Estamos pagando un terreno donde tenemos una cancha de césped natural. Quiero tener una cancha de pasto sintético para poder alquilar y de esa manera poder ayudarles a mis padres con algo. De esa manera ya no van a tener que trabajar demasiado. Ellos se sacrificaron mucho por mí y por mis hermanos y hay que ser un agradecido en la vida. Si me sale una transferencia al exterior, sería un logro muy importante para mí. Voy a esforzarme para lograr eso”, puntualizó José.

MÁS DATOS

RECORRIDO

José arrancó jugando en el 22 de Setiembre de Encarnación, luego jugó por la sele encarnacena. Pasó por Sort Colombia, F. Yegros, Capiatá, General Díaz, 2 de Mayo, 3 de Febrero y Guaireña.

AFUERA

Verdún también tuvo su experiencia en la Liga de Posadas, donde jugó en el elenco de Jorge Brown y también en el ascenso de ashá, con el equipo de Sarmiento.

OTROS DATOS

13 GOLES

Fue lo que José anotó el año pasado en la Intermedia. Hizo 6 tantos para el 2 de Mayo en la primera rueda y en la segunda rueda anotó 7 goles para Guaireña. Fue el máximo goleador.

SUS ÍDOLOS

“Pato” eligió a Santiago Salcedo, Pablo Zeballos y al argentino Ignacio Scocco como los delanteros que más admira en el fútbol.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!