Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

“No pueden comer grillé con ensalada”

Mientras que para los civiles es difícil dejar de ser karuvai para mantener una vida saludable y una panza planita, para los polis es mucho más difícil el tema por el jodido trabajo que ellos desempeñan he’i. El andar de aquí para allá, de procedimiento en procedimiento y tener que perseguir a alguno que otro malevo no es tarea fácil y desgasta mucho las energías ndaje.

La comisario principal María Elena Andrada, jefa de Relaciones Públicas de la Poli, explicó a Crónica por qué es que a algunos uniformados les cuesta tanto ser gorditos.

“Con esto no estoy justificando, pero hay que ser realistas. El que está en la comisaría no puede comer ligh, aparte de que eso cuesta una fortuna, el tema es que por el horario de la jornada laboral que llevamos”, empezó.

“Yo no puedo almorzar por ejemplo un grillecito de pollo con ensalada de lechuga y tomate. Porque yo comí a las doce y posiblemente salgo otra vez a la calle y no puedo tampoco llegar a mi casa y cenar un yogurcito”, siguió. Explicó que muchas veces el poli pasa el horario de almuerzo en medio de un procedimiento y a la vuelta muchas veces ya tiene que comprar lo que tiene a su alcance para comer, como empanadas o sandwichitos.

Por otro lado expresó que bola es que “el que quiere puede”, ya que el policía no tiene tiempo ni para hacer ejercicio por la rigurosidad de su laburo.

UNIFORME. La comisario María Elena dijo que la gente debe tener más empatía por los oficiales de Policía, ya que muchos hablan sin saber qué hay detrás de cada uniforme, según manifestó.

HAY DE TODO. Hay polis y polis he’i. Hay quienes hacen demasiado bien su laburo y están los que hacen problema a la hora de trabajar en comisarías porque solo quieren ser policías de escritorio.

LO DIJO

“Yo creo que todo trabajo hecho con convicción y buena voluntad sale bien”

María Elena Andrada, Comisario

Es decisión de cada poli cuidarse: “No le podemos obligar”, he’i

El Hospital de Policía cuenta con muchos nutricionistas para poder ayudar a los polis que están un poquito pasados de peso. Pero la comisario Andrada explicó que ya es una decisión personal de cada policía ir o no a atenderse. “Esa es una cuestión de voluntad de cada uno, yo no puedo decirle a uno de los uniformados ‘te obligo a que vayas al nutricionista’ ni tampoco la nutricionista va ir a buscarle a su casa’”, expresó la comisario.

Por otro lado, la comisario expresó que los más jovencitos son los que más están tratando de cuidarse, no solo en cuanto al peso que tienen sino también en el aseo personal.

Las polis avei persiguen a los malevos y arriesgan su vida

Mujeres policías. (ARCHIVO)

Aunque el número de arrieros superan ampliamente a las mujeres en las filas policiales, con respecto a otros años se ven más mujeres en las distintas dependencias. Y las chicas tranquilamente realizan el mismo trabajo que sus compas, haciendo persecuciones, atrapando malevos, realizando intervenciones y haciendo valer su autoridad he’i.

“A mí me tocó agarrar delincuentes, perseguir, de todo hice cuando fui jefa en la comisaría de Calle’i. Así también hay mujeres dentro de las filas policiales que están muy bien capacitadas y por sobre todo tienen la vocación de servicio”, expresó Andrada.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!