Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

“AÚN TENGO MI TERMO Y MI CAMISETA DE CERRO”

El japonés Nozomi Hiroyama habló desde su país sobre lo que fue su paso por el Ciclón, en el 2001. “Sentí mucho cariño de los cerrisas. La pasé muy bien”, le bajó el exjugador.

  • Por Jorge Izquierdo

Si hablamos de peloteros extranjeros que no sean brasileños o argentinos, que por lo general son los que más han llegado a jugar en el fútbol paraguayo, también existen jugadores de otras nacionalidades que vinieron desde muy lejos en busca de una oportunidad en Paraguay.

Uno de los que dejaron grandes huellas fue el japonés Nozomi Hiroyama (42 años), quien supo jugar en Cerro Porteño, en el 2001, siendo campeón, de la mano del DT Mario Jacquet.

El hoy en día entrenador de fútbol charló con Crónica desde suelo nipón y al atendernos la llamada nos dijo que “es un placer para mí que se acuerden de mí. El haber jugado en Paraguay fue un tesoro muy grande para mí. Me trataron de la mejor manera, les estoy muy agradecido. Sentí mucho cariño de los cerristas”.

El equipo de tereré que Nozomi tiene. Una de las guampas con la insignia de Cerro.

“Estuve un año en Cerro (2001), lo disfruté al máximo con mis excompañeros, y ni qué decir con la hinchada. Me saludaban, me encontraban por las calles y me pedían fotos. Son gente maravillosa”, siguió diciendo Nozomi, que quizás no tiene un español muy fluido, pero nos entendimos bien.

Al hablar de algunos recuerdos materiales que se llevó de Paraguay, o alguna cultura que adoptó de acá, Hiroyama señaló que “aún tengo mi termo y mi camiseta de Cerro. El tereré lo tomaba mucho en Paraguay y traje un equipo para seguir tomando por donde vaya. Hace tiempo nomás que no consigo más yerba”, le bajó entre risas.

“En cualquier momento estaré por ahí, es algo que lo tengo pendiente. Quiero ir y comer la sopa que hacen ahí. Me encantaba eso y también las empanadas. Acá hay algo similar (sobre las empanadas), pero no es lo mismo”, agregó.

En cuanto al idioma guaraní, “Hiro”, como le decían sus excompañeros en el Ciclón, sostuvo que “aprendí poco, solo algunas palabras. Me decían ‘tereho ejahu’ en el vestuario. Otras palabras que sé: iporã y mba’éichapa”.

Sobre su adaptación al llegar a nuestro país, Nozomi admitió que “la verdad que la primera semana me costó muchísimo, tenía sueño todo el tiempo, por el tema del horario. Había mucha diferencia de Japón con la de Paraguay. Luego me acomodé”, remató.

A Cerro lo tengo como mi segunda casa”

Nozomi siguió hablando de Cerro y expresó que “a Cerro lo tengo como mi segunda casa. Después de jugar ahí, estuve por Brasil, Portugal, Francia, Hong Kong y Estados Unidos y puedo decir que el trato que tuve en Paraguay no lo tuve en otra parte. Eso es algo que hasta hoy en día lo valoro mucho”, culminó nuestro entrevistado.

El anhelo que Nozomi tiene con el Ciclón

Nozomi jugando por el Montpellier de Francia. En la marca junto al expelotero brasileño, Juninho Pernambucano (Lyon).

La actualidad de Nozomi es que está como segundo entrenador de la Sub 16 del seleccionado de Japón. “Me retiré en la Liga de Estados Unidos en el 2012. Luego vine al Japón para empezar a trabajar como entrenador. Estoy tratando de aprender mucho. Voy a seguir capacitándome bastante”, dijo el buen hombre, que estudió mucho para ser entrenador, en Barcelona.

Al ser consultado si se animaría alguna vez dirigir a Cerro, el japonés no dudó ni michîmi y señaló que “eso sería un verdadero sueño. Pero creo que necesitaría licencia para poder trabajar en Sudamérica. Las ganas estarán siempre de volver a Paraguay”, tiró Hiroyama.

¿Cómo se dio su llegada a nuestro fútbol?

Al ser consultado de cómo se produjo su llegada al fútbol paraguayo, Nozomi explicó que “cuando estaba jugando en Japón (JEF United Ichihara) había un preparador físico paraguayo y él me dio referencias, luego se dio la posibilidad de ir a jugar en Cerro. Me gustó la idea porque era en Sudamérica y una de las cosas que siempre quise era la de jugar la Copa Libertadores. Pude cumplir ese sueño gracias a Cerro.

Una foto actual de Nozomi.

Pedrinho era el que me hablaba en japonés porque él jugó también acá. Nos hicimos muy amigos. El que me ayudó con el inglés fue Dani (Juan Daniel Cáceres), así pude ir entendiendo mejor las cosas en el vestuario. Había muy buen ambiente en ese plantel”, sintetizó el japonés.

“Hiro” y su opinión sobre el clásico

El exjugador también supo jugar los clásicos en nuestro fútbol y en uno de ellos pudo marcar un gol. “Yo sentía que en la semana se vivía algo muy especial. Veía que toda la prensa estaba hablando del partido. Cuando jugamos, lo hicimos ante un estadio lleno. Era un ambiente fantástico. Yo metí un gol, pero recuerdo que ese clásico perdimos (fue victoria de Olimpia 3-2)”, cerró.

El juego muy brusco fue la gran dificultad

Nozomi en acción en la Copa Libertadores, en un duelo Cerro-Palmeiras.

En medio de su don de buena gente, Nozomi se mostró abierto en todo momento de la entrevista. Al referirse hacia el juego que se practicaba en su etapa en Paraguay, “Hiro” expresó que “acá en Japón no se jugaba muy fuerte. Al estar ahí me di cuenta que tenía que entrar con más agresividad. Me costaba mucho a veces porque mis marcadores me venían con todo. Tuve que trabajar mucho en la parte física o sino no iba a poder jugar. Con el correr de las semanas me pude hacer más fuerte. Ya podía competir un poco más fuerte”, sintetizó el ex-Cerro.

El estilo de música que escuchaba acá

Un tipo muy tranquilo, disciplinado y con sus propios gustos musicales. Así desembarcó Nozomi en Cerro, pero al poco tiempo sus estilos de música fueron variando gracias a los compañeros en el vestuario. “Con el tiempo me gustaron mucho la cachaca y la cumbia. Escuchábamos ‘Damas Gratis’, a veces ‘Binomio de Oro’ o ‘Ángeles de Charly’. Todo eso fue obra de mis compañeros de Cerro”, recordó el japonés.

Nozomi junto a su excompañero de Cerro, Delio Toledo, con quien se encontró el año pasado.

“De entre todos, el que más me hacía broma era “Paraguarí” Espínola, era el que siempre me cargaba con todo”, culminó “Hiro”.

Su ídolo en Cerro y el gran deseo…

Hiroyama también hizo una mención especial para un excompañero suyo del Ciclón. “Guido Alvarenga fue mi ídolo. Él hacía cosas increíbles. Sacaba una diferencia muy grande en cuanto a los otros. Era un jugadorazo. Compartí vestuario con uno de los mejores jugadores paraguayos”, le bajó Nozomi.

El nipón también admitió que suele ver muchos los partidos de la Copa Libertadores y vio “La Nueva Olla” de Cerro. “Tengo muchas ganas de ir a conocer ese estadio”, remató.

LO DIJO

“JUGAR LA COPA LIBERTADORES POR CERRO ME CAMBIÓ LA VIDA. GRACIAS A ESO PUDE JUGAR EN MUCHOS OTROS EQUIPOS DEL MUNDO”

“EN MI RECORRIDO NO VI UNA HINCHADA COMO LA DE CERRO. ESA PASIÓN QUE TIENEN AHÍ EN PARAGUAY ES ALGO INDESCRIPTIBLE”

NOZOMI HIROYAMA, Exjugador de Cerro

EL RECORRIDO. Nozomi jugó en los equipos de JEF United Ichihara, Tokyo Verdy, Cerezo Osaka y Thespa Kusatsu de Japón, Cerro de Paraguay, Sport Recife de Brasil, Braga de Portugal, Montpellier de Francia y Richmond Kickers de EE. UU.

EN CERRO. Nozomi llegó a jugar 29 cotejos (entre torneo local y Copa Libertadores) y marcó 3 tantos con la camiseta del Ciclón. Uno de ellos fue en Copa Libertadores.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!