Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Se cortó el pelo para que su hijo no sea olimpista

Mario Grana habló de todo un poco en una extensa nota. La peculiar promesa que le hizo a su hijo, el rival al que no quería enfrentar, el recordado gol en el clásico ante Olimpia y un montón de cosas más

  • Por Jorge Izquierdo

Arribó a nuestro país en aquel año 2004, donde para muchos fue un desconocido, pero él ya venía con un recorrido interesante y tras destacarse notablemente en el fútbol mexicano; hablamos del expelotero argentino, Mario Grana (47 años), quien es considerado uno de los grandes ídolos de Cerro Porteño, equipo en el que jugó por dos años y medio, cosechando un bicampeonato en los años 2004 y 2005.

“Para mí ha sido una de las elecciones más correctas en mi vida. Te voy a ser sincero, yo no quería venir a Paraguay, yo venía del fútbol mexicano, estaba para volver a Argentina y me llama el “Tata” Martino, me dice, Mario vení vamos a salir campeones y si no lo hacemos nos vamos de vuelta los dos. Martino ya me quiso llevar con él a Instituto (Córdoba), pero no se dio. Llegué a Cerro y me enamoré de Paraguay. El cariño que recibí de la gente fue increíble. Hasta ahora estoy acá. Soy feliz acá. Fue una decisión acertada”, arrancó diciendo Mario, en charla con Crónica.

Grana, ahora como DT en la escuela de fútbol de Cerro, luce el pelo corto, mucho más tranquilo por decirlo así. Le consultamos si extraña la cabellera que usó por varios años cuando jugaba al fútbol, y Mario respondió que “ya no. La verdad hace años que me corté. Te voy a contar porqué lo hice (entre risas). A mi hijo no le gustaba que use el pelo largo. Íbamos a jugar ante Rosario Central (Copa Libertadores del 2006) y me dice mi hijo: Papá si no gana Cerro te cortás el pelo y si no lo hacés, voy a ser de Olimpia. Perdimos 3 a 1 y tuve que cumplir. Mi hijo ahora es muy fanático de Cerro”, sintetizó en medio de algunas risas.

MÁS DE 500

Son los partidos que Mario jugó en toda su carrera deportiva.

El apodo de animal que le pusieron en Cerro

Súper buena onda en todo momento, Mario Grana accedió a contar el apodo que tuvo cuando estuvo por el Ciclón. “No eran de bromearme mucho los muchachos, yo también tenía una cara de malo y con el pelo largo otra vez, medio que daba miedo (risas). El apodo que me pusieron fue el de Teju (lagarto), porque yo me tiraba mucho al piso y todo el tiempo estaba así, a veces recuperaba los balones desde el piso, por eso me decían ese apodo. Pero bien, nunca me molesté ni nada, había un buen ambiente en el grupo, todos nos llevábamos bien. De Cerro solo tengo buenos recuerdos. Hasta ahora los hinchas me saludan, me piden fotos y es algo que me llena de alegría. Soy de ir mucho a la cancha, y cada vez que iba la pasaba bien, recibiendo el carisma de la gente. Es algo lindo”, culminó.

El argentino en acción en un duelo del Ciclón ante Sol de América. Fiel a su estilo en la marca.

 “Ese jugador te lo regalo, a mí me pegó un baile”

El recorrido de Mario abarca equipos de Argentina, México y Paraguay. A la hora de elegir un rival que le causó muchas complicaciones cada vez que se enfrentaban, Mario destacó a uno: “Me enfrenté a Juan Román Riquelme, que era uno de los mejores, pero el que me hizo ver estrellas fue Pablo Aimar, ufff… ese jugador te lo regalo, a mí me pegó un baile. Yo estaba en Ferro y él en River. Hacía lo que quería”, sintetizó Grana.

El “Tata”, el que lo marcó

A la hora de mencionar al entrenador que lo ayudó bastante en su carrera, Mario no tuvo dudas y eligió a Gerardo Martino. “Yo tuve muchos técnicos que me enseñaron mucho, pero el “Tata” me trató de una manera distinta. Él sabía cómo llegar a cada jugador. Para mí, un señor DT”, tiró el exvolante.

Cada vez que ve un clásico, extraña jugar

Mario se retiró del fútbol profesional en el 2011, siendo jugador y DT del Deportivo Capiata. “Ya sentía que no podía seguir más, ya no me dejaban tranquilo los dolores en las rodillas y decidí parar yo antes que el fútbol me pare a mí. No busco jugar más. Pero no te voy a negar que cada vez que veo un clásico o un partido de Cerro en la Copa, me entran unas ganas inmensas de estar ahí. Si me preguntás del 1 al 10 si extraño jugar los clásicos, te diré que lo extraño 100. Lo que daría por jugar en “La Nueva Olla”. El gol que le hice a Tavarelli nunca lo olvidaré. Lo vi adelantado y le pegué, fue un lindo gol, después pude dimensionar de la importancia que tuvo para los cerristas”, cerró el argentino.

Dice no ser un coleccionista,  pero atendé el placar que tiene

Mario también confesó las camisetas que intercambió cuando jugaba. “No me considero un coleccionista, no tengo nada pegado por la pared, mis camisetas están en una valija”, le bajó.

Pero ¿recordás algunas camisetas que cambiaste, algunos nombres? Tengo la de Juan Riquelme y Carlos Tevez (Boca), la de Pablo Aimar y Javier Saviola (River), la de Cuauhtémoc Blanco (América). También la de “Tigre” Ramírez y Julio Dos Santos. “Mingo” Salcedo y Ale Da Silva me deben sus camisetas”, remató.

 “El “Ancho” pidió empanadas”

Mario también recuerda una anécdota simpática que pasó junto a otro exjugdor, Emilio “Ancho” Ibarra. “Jugamos ante Tacuary  (2005) y después del partido nos fuimos para el control de doping con Emilio porque salimos sorteados. Cuando estábamos esperando nuestro turno para que nos hagan las pruebas, el “Ancho” pidió empanadas y gaseosa para atajar el hambre que tenía en ese momento. Luego cambiamos de camiseta, era un crack el tipo. Son cosas que uno recuerda cuando habla de fútbol. Hasta ahora la tengo guardada su camiseta”, expresó el DT.

La trayectoria de Mario en tres países diferentes

Grana arrancó jugando en Deportivo Morón, luego jugó en Quilmes, Ferro Carril y Belgrano (Arg). Fue transferido a México, donde jugó en los equipos de Monterrey, Celaya, Colibríes y Cañeros de Zacatepec. Vino a Cerro y luego volvió para ashá para chutar en Banfield, Morón, Acassuso, Fénix y Porvenir. Su  último club fue Capiata.

Mario admitió que su ídolo de infancia es Diego Armando Maradona y que uno de los referentes en el puesto que él jugaba, era Diego el “Cholo” Simeone. “Al “Cholo” lo ví jugar en la selección Argentina y era un todo terreno, un jugador muy completo en la mitad de cancha. Un jugador que te daba pases increíbles”, finalizó nuestro entrevistado.

Guaireña, aniversario y poco para celebrar

Guaireña FC, que ayer cumplió apenas 4 años de vida institucional, celebra su aniversario en medio del parate total del fútbol. Para su presidente, Luis Cáceres, no hay motivo de celebración, más allá de que aparentemente, la llegada del Coronavirus todavía no golpea tanto a nuestro país.

Eso sí, para el mandamás gua’i el perjuicio económico es enorme para su club, que vive de los ingresos de recaudaciones y otros aportes.

“Con los ingresos de las recaudaciones estábamos cumpliendo con los premios y otras cuestiones. Mensualmente manejamos un presupuesto de 600 millones de guaraníes, pero esta pausa nos perjudica muchísimo”, tiró el dirigente a la 780.

En otro momento, añadió que todavía no se dieron casos positivos de coronavirus en la ciudad de Villarrica, lo que supone un alivio, considerando que el hospital de la ciudad, solo tiene 6 respiradores.

“La ciudad no está en condiciones para hacer frente a esta pandemia. Creo que como todos lo afirman, la mejor arma para controlarlo es el distanciamiento social. Lamentablemente, aquí en la ciudad hay algunas personas que no están tomando consciencia de la gravedad de esta situación”, se lamentó.


Grana ya le marcó a Ricardo Tavarrelli desde muy lejos y lo festejó con mucha euforia. Fue en un clásico del 2005 donde ganó Cerro por 5 a 0.

Vera apoya la medida de parar

La situación generada con los jugadores de Gral. Díaz, que nuevamente denunciaron falta de pagos de la directiva, movilizó a sus colegas de otros clubes. Y a lo dicho por Roque Santa Cruz, capitán de Olimpia, de que los peloteros le meterían feroz paro si no se regulariza la sitú con sus colegas “aviadores”, ya tuvo respuesta solidaria de otros.

Aldo Vera, pelotero y capitán de Sol, afirmó que «la medida que se estaá pensando hacer es no comenzar el campeonato, sabemos que muchos clubes están pasando por lo mismo, pero no quieren hablar, tienen miedo porque los dirigentes amenazan”. Agregó que tienen un grupo de whatsapp entre los capitanes de todos los equipos. “Tenemos todos el mismo objetivo y si los compañeros se quieren unir, mejor”, aseguró.

MUCHOS GASTOS

Guaireña se preparó con todo para su ingreso a primera, reforzándose con muchos jugadores de nivel para el torneo local y la Copa Paraguay.

BUEN ESTADIO

Además el club, con ayuda de la Gobernación y préstamos, logró poner en condiciones su estadio para recibir de local a todos sus rivales.

ESTADIOS

Los que más le gustaron a Mario: el “Maracaná”, de Río de Janeiro, el “Monumental” de River, “La Bombonera”, de Boca.

HAY MÁS…

El estadio “Azteca”, de México, el estadio “Nuevo Francisco Urbano”, de Morón y la antigua “Olla” de Cerro Porteño.

EN SU NIÑEZ

Mario jugaba en el arco, le gustaba ser arquero, pero posteriormente fue encontrando su puesto en la mitad de cancha.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!