Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

(VIDEO) Abuelita hizo bailar hasta al pa´i

La Semana Santa que empezó es especial. Las normas contra el contagio del coronavirus así lo exigen. La tradicional bendición de las palmas se celebró de una manera diferente. Las familias no pudieron ir a la iglesia, pero estaban más unidos que nunca. Fabricaron sus propias palmas y las colocaron en los portones, en las ventanas, y fueron los sacerdotes quienes salieron a las calles a bendecir los ramos de los hogares y de esa manera recordar la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén.

Esa fue la escena que se vivió en varios rincones de nuestro país. La tradición no se perdió pese a la pandemia. Es más, la fe y la esperanza de la gente se sintieron como nunca.

Sino, que lo diga doña Rosa Barrios, de 77 años. La abuelita, quien vive en el barrio Kokue Guazú, de Areguá, preparó -junto a toda su familia- su propia palma y esperó a que el pa’i pase por el lugar a dar la bendición. Y cuando lo hizo, ña Rosita sorprendió a todos.

Desde la camioneta en la que iba el cura Arnaldo Agüero se escuchaba una música de alabanza y la abue no dudó en invitar al pa’i a ¡bailar! Lo hicieron, respetando la distancia uno del otro y por una razón.

“Estamos pasando momentos difíciles y es ahí donde nuestros corazones deben estar alegres y dar gracias a Dios. Hay que ser alegres en momentos como este”, dijo a Crónica ña Rosita.

“Che ajeroky kuaa ha che gustá voi. Y hoy, en medio de esa alabanza, le dije al pa’i para bailar y danzar para Cristo. Eso sí, desde una distancia considerable.

Hay que estar alegres en medio de la tormenta”, replicó ña Rosita. “Solo la oración, la fe y la alegría por dar las gracias a Dios pueden hacer que estos momentos difíciles se pasen en paz y tranquilidad”, finalizó

El padre Miguel Ángel Castro, de la parroquia Santa Catalina de Fernando de la Mora, bendice los ramos.

“Tenemos que estar entregados a Dios”, dijo

“Este Domingo de Ramos fue diferente. Se recuerda la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén y no pudo ser representada como siempre, con la imagen en procesión y la multitud con los ramos. Pero igual sentimos esa paz y esa felicidad en medio de esto que estamos viviendo”, he’i ña Rosita. “Solo en Dios tenemos esperanza y ahora más que nunca tenemos que estar entregados a Él y que se haga su voluntad en nosotros”, añadió la abuelita, quien es considerada la mamá guasu de todo el barrio Kokue Guazú de Areguá.

Ña Rosita sostiene los ramos bendecidos.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!