Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

“SENTÍ COMO QUE VOLVÍ A NACER”

El expelotero Valentín Filippini habló de lo que fue el accidente que tuvo en el 2017. Recordó su largo paso por Guaraní y confesó varias anécdotas en este deporte que le dio bastante.

  • Por Jorge Izquierdo.

Fue un destacado lateral izquierdo, con ese ida y vuelta tremendo y siendo gran figura en muchos partidos por esa velocidad y la puntería que tenía a la hora de lanzar los centros por su sector, hablamos del exfutbolista Valentín Filippini (44 años), quien hoy en día disfruta el doble de lo que es pasar con la familia, luego del accidente que sufrió en el 2017.

“Tenemos que valorar lo que tenemos, hay que ser agradecidos en la vida. Yo le doy gracias a Dios por estar ahora mismo charlando contigo. No recuerdo nada del accidente que sufrimos junto a mi esposa y mi hijo. Solo sé que volcamos. Mi señora se fracturó unas costillas, pero la peor parte la llevamos mi hijo y yo, quienes quedamos muchos días hospitalizados. Yo estuve 28 días en terapia. Ahora estoy mucho mejor, aunque hablar lo que a veces se me dificulta un poco. Sentí como que volví a nacer después de ese accidente”, expresó Valentín a Crónica, desde su ciudad de origen, Laguna Naineck (provincia de Formosa).

“En el accidente perdí la oreja izquierda, pero creo que fue un médico cirujano que decidió ponérmela de nuevo, me cosió y la verdad que tras unos días se volvió a pegar. Es increíble. Hasta ahora pienso y no lo puedo creer”, siguió diciendo el zurdo.

El suceso automovilístico ocurrió en julio del 2017 en Palma Sola (ubicada en medio de Clorinda y Laguna Naineck), donde Filippini perdió el control de su vehículo impactando contra un árbol y dando varias vueltas.

Valentín sufrió aplastamiento de tórax y su hijo menor de 7 años, en ese entonces, sufrió traumatismo de cráneo con pérdida de masa encefálica.

“Mi hijo está mucho mejor, está como nuevo también”, remató Valentín.

Estuvo a solo unos papeles de ser un mundialista

Valentín y Eduardo, en un partido donde se enfrentaron.

Valentín también recordó una parte de su vida en la que pudo haber sido “el salto de su carrera”.

“Para el Mundial de Alemania 2006, el “Maño” Ruiz (+) me llama y me dice que quiere contar conmigo para ir al Mundial. En ese momento yo estaba en un buen momento. Él (Maño) habla con los directivos de Guaraní y empezamos a ver las gestiones para la nacionalización paraguaya. Lastimosamente ya fue tarde y los papeles no estuvieron a tiempo. Cuando se estaba jugando el Mundial me llega el aviso que los papeles ya estaban todo en regla. Me causó mucha rabia. Hubiese sido lindo poder estar en un Mundial. A lo mejor nunca pensé en jugar por la Albirroja o no sé qué me pasó para no haber gestionado en años anteriores esos documentos. Fue en parte culpa mía también, pero bueno, hubiese sido el gran salto de mi carrera”, cerró.

El momento en que derribó al “hermanito”

En el 2008, Valentín, tras dejar Guaraní, fue a jugar en el Sportivo Luqueño por unos 6 meses. En un duelo Guaraní-Luqueño se enfrentaron Valentín y Eduardo, quienes se encontraron varias veces en el partido porque coincidieron en el sector que les correspondía. En una jugada, Valentín recordó que “Eduardo ya pasó de uno y se metió al medio, estaba cerca del área y era un peligro de gol. Lo tuve que barrer y dejarlo tirado en el piso. No me quedó de otra, le agarré fuerte luego, estuvo un buen momento en el piso. Ahí viene Fabbro y me dice ‘mirá lo que le hiciste a tu hermanito, no podés hacer eso’ y nos matamos de la risa. Es una anécdota que siempre nos acordamos con ‘Edu’. Ese partido lo terminamos perdiendo finalmente. Eduardo tuvo sus buenos momentos en Guaraní. Hasta ahora los hinchas de Guaraní nos recuerdan de la mejor manera”, refirió el expelotero.

La actualidad de Valentin y el motivo que lo “retiró”

La familia de Valentín, que lo acompaña en todo momento.

Muy cordial en todo momento y accediendo a responder todo, así se mostró con nosotros nuestro entrevistado.

“Hace tiempo que volví a Laguna Naineck, desde que me retiré vine a instalarme acá. Suelo ir a Asunción. Acá tenemos un negocio familiar (minisupermercado) y estoy todo el día”, expresó en cuanto a su actualidad.

“Me dejé del fútbol en el 2009. Mi papá falleció y ya no quise seguir, ya no tenía ganas. Vine y me escondí de todo y de todos. Después de un par de años volví a jugar. Se extraña mucho el fútbol profesional”, remató.

NO SE LE DIO. Valentín admitió que lamenta el hecho de no haber podido consagrarse campeón en su carrera peloteril. “Fui vicecampeón, hasta ahí, lastimosamente eso me faltó. Tuve una linda carrera, de eso no me puedo quejar”, expresó el exdefensor.

Valentín Filippini escapa de la marca de Julio Dos Santos, durante un duelo Guaraní-Cerro. Su velocidad era su mayor virtud.

El jugador “Mágico” y el que se le asemeja mucho

Nuestro protagonista también tuvo palabras de elogio hacia un jugador que fue compañero suyo en su momento.

“En Cerro compartí con Guido Alvarenga, para mí es un jugador inigualable. Técnicamente fue de lo mejor que había, un mágico con la pelota”, le bajó.

En cuanto a algún jugador que se le parezca mucho a su estilo de juego, Valentín también tuvo dos nombres.

“Me gustan mucho Miguel Samudio y Santiago Arzamendia, pero creo que por la velocidad que tiene Miguel Samudio es el que más se me parece a mí. A mí me gustaba subir mucho, atacar y tirar centros. Creo que tenía buenas corridas. Hasta ahora suelo jugar con los muchachos. Hasta hace un tiempo iba a jugar el torneo ex 90, pero después de mi accidente ya tuve más miedo de jugar en cancha sintética. Ya no cabeceo más luego cuando viene la pelota”, sintetizó Valentín.

Valentín aparece en el onceno de Guaraní, años atrás.

El recorrido que tuvo el exlateral

Filippini arrancó jugando en el equipo del 29 de Setiembre de Laguna Naineck, de ahí vino a Cerro y se quedó. Tras un año debutó en Primera, fue cedido a Nacional y retornó al Ciclón para jugar la Copa Libertadores en 1999.

Tras pasar por Newell’s Old Boys de Argentina, vino a Guaraní. También jugó en Luqueño, 2 de Mayo de Pedro Juan Caballero y 12 de Octubre de Itauguá.

“Guardo mis camisetas como una reliquia”

En medio de sus recuerdos, Valentín confesó que aún conserva varias camisetas que usó hace 20 años atrás.

“Hasta ahora tengo mi camiseta de cuando jugué en Cerro, esa de la Copa Libertadores de 1999, también la de Guaraní, cuando comencé a jugar ahí. Hasta ahora hay un coleccionista de camisetas que me escribe y que quiere comprar mis camisetas, pero guardo mis camisetas como una reliquia y no las pienso vender nunca. Son mis mayores tesoros”, explicó Filippini.

En cuanto a los jugadores que tenía como referentes en el puesto de lateral izquierdo, Valentín no tuvo tapujos y eligió dos: “Los miraba mucho a Roberto Carlos y Javier Zanetti, para mi gusto creo que fueron los mejores laterales que vi”, finalizó.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!