Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

ESTELA MARECOS: “Relatar partidos lo tengo en mi ADN, me apasiona”

  • POR JUAN DUARTE

Irrumpió en el periodismo a base de coraje, valentía, vocación, pasión… en un oficio dominado por los varones. Aquel lejano partido Paraguay-Japón, en la Copa América 1999 jugado en nuestro país, marcó un antes y un después en el periodismo deportivo, cuando Estela Marecos sorprendió al mundo relatando el encuentro, ante el asombro de todos, principalmente de colegas de medios extranjeros que miraban atónitos cómo esta mujer, nacida en Itacurubí del Rosario, rompía esquemas.

Pero mucho antes, Estela le cuenta a Crónica donde nació su pasión por el relato. “La pasión me nació cuando era una nena. Mi papá (Plácido Marecos, ya fallecido), que era poeta, músico y dirigente de fútbol, escuchaba los relatos de Carlos Alberto Gómez (+) y luego las famosas síntesis finales. Siempre me sentaba con él a escuchar. Además como él era dirigente, los sábados a la mañana ya se reunía con otros dirigentes antes de los partidos de la liga de mi ciudad. Creo que ahí me nació la pasión y el sueño de ser relatora, ese era mi único objetivo. Y ahí, estando en el tercer curso del colegio dije: ‘Ya sé lo que voy a ser, una periodista deportiva”, cuenta.

Estela Marecos, la primera periodista deportiva en el mundo que relata partidos de fútbol.

– ¿Qué es relatar un partido de fútbol para vos?

– Y relatar partidos lo tengo en mi ADN, me apasiona. Mi papá me apoyó en todo, fue como mi musa inspiradora, mi primer maestro. Y como la sangre no es agua…

Estela se mudó a nuestra capital para estudiar Periodismo en la Facultad de Filosofía, ya trazando el camino que quería seguir. “Hice el examen de ingreso y de 85 puntos posibles hice 80. Me recibí de licenciada en Periodismo”, añade.

– ¿Y cómo comenzaste?

– Lo mío no fue fácil, hasta hoy. Tuve que empezar a practicar en una radio de mi pueblo, pasando informes deportivos, siendo maestra de ceremonias. Mi mamá (Marciana Núñez), que era declamadora, me ayudaba. Y sin ánimo de ser soberbia, ya tenía esa voz “microfónica”.

– De todas formas, a Estela todavía le faltaba algo: quería conocer a Carlos Alberto Gómez y e incluso trabajar con él.

– “Me fui con mi papá, habló con él, pero no tuve suerte y a pesar de que Carlos Alberto decía que iban a tenerme como periodista deportiva, no se dio. Yo igual me iba todos los días al programa (Sucesos del Deporte), pero ahí fue que mi papá me dijo que entendía lo que quería, pero que no iba a tener una oportunidad con él”, refirió.

Aún así, Estela nunca bajó la guardia. Navegar contra corriente siempre estuvo en su día a día, pero ya le llegaría la oportunidad de demostrar su talento en los relatos.

ABOGADA. Estela también es abogada. “Ejerzo en lo civil, porque en lo penal me da miedo”. La difícil situación actual le obliga a hacer otras cosas para salvar el día a día.

DIRECTORA. Por el lado cultural, Estela es la organizadora y directora del famoso Festival Nacional Ykua Salas, que se realiza todos los años, aunque en este se suspendió por la pandemia.

¿Y EL GUINNESS? Marecos tampoco pierde la esperanza de figurar en el Libro de los Récords Guinness, cuya sede en Londres ya visitó. ¿Le faltará relatar en un mundial para figurar?

Don Ovidio, el maestro que confió en ella

Con su maestro, don Ovidio Javier Talavera.

Fue Ovidio Javier Talavera, “padre” del periodismo deportivo de nuestro país, el que le daría a Estela la oportunidad de comenzar a trabajar en el rubro, aunque no como relatora. “Mi papá me llevó junto a él a Radio Ñandutí y le pidió que me diera una oportunidad. Don Ovidio aceptó enseguida, pero me dijo que haría las coberturas de básquetbol, porque es más femenino. Che la básquetbol ndantendéi mba’eve. El primer partido que me tocó cubrir fue el de Félix Pérez Cardozo-Olimpia. Fui con mi papá, que me ayudó a redactar mi informe y al día siguiente, don Ovidio me presentó como la gran novedad de que por primera vez una mujer se incorpora al periodismo deportivo nacional, así empecé”, recuerda.

Finales de Copa, con la Albirroja y su gran sueño

Como relatora, Estela supo llevar la batuta de tres finales de Libertadores. “Estuvo en la final San Caetano-Olimpia, en Belo Horizonte también con Mineiro-Olimpia y en Buenos Aires, con San Lorenzo-Nacional. Además de un montón de partidos de eliminatorias, preolímpico y campeonato local. Yo siempre tuve que comprar mi propio espacio porque nunca me dieron la posibilidad de estar en algunas de estas radios”, se lamenta.

Sí, relatar un partido del Mundial. Ese es mi gran sueño. Ya estuve en Corea-Japón, pero solo por mi cuenta y gracias a que ODD me incluyó en su lista de periodistas de su radio (970 AM) para poder estar acreditada”.

Admiración por el Chila y su gran amor platónico: el “Toro”

Estela nos dejó para el final algunas perlitas. Cuando le preguntamos por el jugador al que más admira, citó a José Luis Chilavert. “Chilavert, porque él inspira respeto, tiene personalidad, calidad y confianza. Además, no me olvido de la imagen abrazando a sus compañeros en aquel partido ante Francia (Mundial 98)”.

Pero, eso sí, se rinde al “Toro” Acuña: “Él es mi muñequito, mi amor imposible. Siempre me enojaba cuando le pateaban o le mostraban tarjetas”, agrega. Tampoco se olvidó de Roque Santa Cruz, Nelson Haedo y sobre todo Romerito.

– ¿Un periodista deportivo?

Dos, Ovidio Javier Talavera y Arturo Rubin.

– ¿Y un estadio?

– El Campín de Bogotá.

Sus primeros compañeros, grandes apoyos

Estela y Priciliano Sandoval, con la Copa Libertadores.

A pesar de que Estela casi siempre tuvo que batallar contra el machismo reinante en el periodismo deportivo por aquella época, ella recuerda con mucho cariño a sus primeros compañeros de la radio, que la “mimaban” mucho.

“Recuerdo muy especialmente a Gustavo Rojas Bogarín, Octavio Gómez Ocampo, Carlos Anastasio Salgueiro, Miguel Colmán, Lorenzo Martínez, ellos me recibieron sin una pizca de maldad, me sentía muy querida por ellos. Estaba también Carlos Cuenca. Serafín Francia era su comentarista, un equipazo tenía Ovidio en esa época”, recuerda con emoción.

Cuando la “pelota” tenía otros dueños

Estela recuerda que siempre tuvo que buscarse un espacio entre los varones para cumplir su sueño. “Era dificilísimo. Fui a trabajar al diario La Tribuna. Solo hacía deportes menores, qué pucha, los varones se creían dueños de la pelota número 5, cubría vóley, golf…, de todo. De ahí me echaron, pasé a Radio Asunción, luego a Comuneros, hasta que me llamaron del diario Última Hora, donde Arturo Rubin era el jefe y a él le tengo que agradecer infinitamente, porque fue la primera persona que me dio coberturas de los partidos oficiales de Primera. Es una persona que siempre confió en mí y yo también siempre cumplí con él. Siempre digo que Arturo es como mi hermano mayor”, reconoce.

El gran día de su primer relato con Romerito de comentarista

Estela decidió independizarse tras su salida de Última Hora. “Ahí dije que nunca más iba a trabajar como empleada de nadie”. Tras fundar la revista “Todo Basquet” pasó un buen tiempo hasta que por fin cumplió el sueño de relatar un partido. Y nada menos que en la Copa América. “Ya había transmitido partidos de basquet desde el 87, pero esto era otra cosa”, refiere. Fue a través de la ya desaparecida Radio Nanawa. “Fue todo muy rápido, Pedrín García me contó que podía hacerlo desde ahí. Hablé con “Coco” Bernabé (director) y me dio el okey. Desde el colectivo ya nomás le llamé a Romerito para que sea mi comentarista y aceptó.

Aquello fue un verdadero boom para todos, todos estuvieron pendientes de ella, periodistas locales y extranjeros. “Ya se había promocionado que iba a relatar, incluso yo había hecho un lanzamiento en la Conmebol”. De todas formas, Estela cuenta que su primera experiencia no fue tan buena. “Ijetu’u la japonés había sido, nderasóre…, pero después ya fue todo más tranquilo”, recordó.

Jarrón de flores para sus colegas en su “estreno”

Estela recuerda como anécdota que ese día de su primer relato de un chute pelotero, envió un jarrón de flores a cada uno de los relatores “estrellas” de la radio y la televisión.

“Yo no tenía un guaraní partido por la mitad. Conseguí las flores a través de un canje e hice jarrones que les mandé a todos los relatores de fútbol, esa fue la orientación de mi creativo, para poder tocar el corazón de ellos. A Arturo Rubin le envié a Canal 9 y Primero de Marzo, Luis Enrique Pérez, Jorge García, Julio González Cabello, a todos. Y con una tarjeta que decía: “Vestimos la misma casaca, sentimos la misma pasión, cantamos el mismo gol universal del fútbol. Éxitos. Estela Marecos”.

Univisión, Don Francisco y el reconocimiento

Con Iván Zamorano y el popular presentador Don Francisco, en el programa de este último.

Estela puede presumir de que su trabajo fue destacado más allá de nuestras fronteras. Ya fue invitada a algunos de los programas más vistos en Latinoamericana, como el del famoso Don Francisco Presente, que se emitía a través de la cadena Univisión. Esa vez coincidió con Iván Zamorano, el recordado exjugador chileno. “Recuerdo que llevaron al programa un video de un gol suyo jugando por el América, que me pidió que lo relate. Don Francisco hizo de comentarista”. Además, para aquella final Brasil-Uruguay de la Copa América 99, un medio inglés hizo un programa especial con ella, siguiendo paso a paso su preparación el día del partido, que fue vista en Europa. Y hace días, tres importantes medios de Sudamérica publicaron una nota que ella brindó al periodista Jorge Barraza.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!