Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Evaristo Isasi: “Mi mejor amigo es Jesús»

El campeón en todo con Olimpia, y la sele mayor, en el año 1979, contó que pasó por circunstancias buenas y malas en la vida, pero siempre acompañado de los grandes cuates.

  • POR GERARDO BENÍTEZ NONGES

Para él, no hay nada mejor que el fútbol. Chutando a la pelota, conquistó campeonatos a nivel nacional e internacional y por sobre todo muchísimos amigos. Hoy día se dedica a formar jugadores. Se trata de Evaristo Isasi, quien destacó que “el fútbol me ha brindado muchísimos amigos, pero el mejor de todos es Jesús”.

Con su hija más pequeña, Jazmín Alejandra.

Sostuvo que ha pasado por muchas circunstancias en la vida, buenas y malas, y siempre tuvo el acompañamiento de muchos, quienes respondieron a la expectativa, pero que sin el Altísimo “uno no va a poder llegar a donde quiere”.

“Él nos da esa posibilidad de salir adelante, de ser alguien en la vida. Eso llena mi vida y lo disfruto minuto a minuto, sé de gente que recurre a otras cosas para triunfar, pero nunca termina bien. Con Jesús, nunca podés terminar mal”, indicó.

UNA PIEDRA EN LA CABEZA

Y hablando de amigos, Evaristo recuerda a modo de anécdota, que el “Caporal” de la Albirró, como se lo conocía a Alarcón, uno de sus mejores cuates voi, ligó un cascotazo en la cabeza, en uno de los partidos eliminatorios ante Ecuador. “Justo cuando entrábamos a la cancha, Alarcón advirtió que nos cuidáramos, porque en cualquier momento iban a tirar piedras de las graderías, al rato nomás ya ligó un cascotazo por la cabeza. Ohóma katu yvype”, recordó. Fue tajante al decir que el “Caporal” fue otro de sus grandes amigos que le dio el fútbol.

HASTA AHORA

El expelotero, que también chutó en algunos clubes de Colombia, actualmente maneja un grupo de futbolistas que se aprestan para jugar el fútbol. “Es un trabajo que me apasiona”, he’i.

 

ODD, “un ganador absoluto”

Isasi dedicó un espacio exclusivo a quien en su momento fue el presi del Decano, Osvaldo Domínguez Dibb. “Un ganador absoluto” le bajó, para agregar que “siempre supo manejar las cosas, el fútbol, el grupo; a mí, particularmente, siempre me trató como a un hijo, siempre nos hemos llevado muy bien”. Sostuvo que, en Olimpia, el ambiente era de lo mejor y si por ahí surgía algo medio raro, todo quedaba adentro. “Se respetaban los códigos”, he’i.

En 1979 Isasi vivió lo máximo de su carrera

Equipo campeón de Olimpia, Libertadores, Interamericana, Intercontinental, ere eréa.

El año 1979 marcó historia en su vida futbolística; con su querido Olimpia, llegó a la gloria, a lo más alto; en ese mismo año, también se consagró con la Albirroja. “Para mí fue lo máximo, tanto a nivel personal, como grupal, porque sin el grupo, la entrega al trabajo, al técnico, no sale nada”, dijo aún emocionado recordando esa época.

En otro momento y haciendo una pequeña comparación de los tiempos, señaló que los de antes, eran mejores, porque pese a las feas canchas que se tenían, “siempre salían los centros perfectos, los disparos sobre la marcha, las corridas con las pelotas y todo eso; ahora, las canchas parecen mesas de billar y aún así, se cometen los errores, se tiran centros, pero que van a las graderías; muchos se apuran y en vez de tranquilizar las jugadas, apurados recurren a los rechazos; por todo eso digo”, apuntó.

Tres hijos y siete nietos es la historia

Con su hija más pequeña, Jazmín Alejandra.

Isasi tiene cuatro hijos, siendo la menor de todos, Jazmín Alejandra, fruto de su nuevo matrimonio con Liz. También se encuentran Chris Johana, doctora y Junior Evaristo, quienes actualmente se encuentran en Ciudad del Este. “Hace unos años quedé viudo y gracias a Dios, encontré una pareja con quien tenemos una nena de cuatro años. Mis hijos mayores me dieron muchos nietos, tengo siete”, recordó.

Teniendo como base al Franjeado las cosas salieron bien en la sele

Evaristo fue titular indiscutible en la selección nacional en el 79, cuando se conquistó el título de Campeón de América. Destacó que las cosas salieron bien, porque la sele guasu tenía como base el equipo de Olimpia.

Después de haber vivido esos años de gloria, se dio su pase al fútbol colombiano, primero en el Deportivo Tolima y posteriormente en el Independiente de Santa Fe.

Posteriormente retornó al Olimpia, donde cerró un ciclo de oro. “Colgué los botines en el 89, porque ya no había acuerdo para seguir”, he’i.

Sostuvo que a lo largo de su carrera deportiva tuvo tres lesiones bien feas, pero que de todas ellas salió con la fe siempre puesta en el Altísimo.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!