Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

UN TRISTE ADIÓS. “Liz siempre fue una gran luchadora”

Tras batallar por su vida durante ocho días, la joven que cayó del colectivo de la empresa “Paraguarí”, tras ser víctima de robo, falleció el día de ayer.

Como una gran luchadora, recuerdan sus amigos a Liz Vera, la joven universitaria que el pasado 27 de abril cumplía 23 años y que de no ser por la inseguridad reinante en nuestro país, este año vería el fruto por lo que tanto luchó, ya que se hubiera recibido de Ingeniera en Informática.

Poco antes de las tres de la tarde de ayer, se confirmó la muerte de la joven, su amiga Elisa Barboza dijo que ya lloraron tres veces su muerte y que ya no tenían lágrimas. “La primera vez cuando nos enteramos de la noticia de que se cayó del colectivo, allí ya nos dijeron que falleció, fue desesperante, luego después de su cirugía, nos dijeron que quedó con muerte cerebral y ahora que definitivamente se confirmó su muerte”, dijo la joven.

“Liz siempre fue una luchadora, todo lo que tiene fue con mucho sacrificio, nadie nunca le regaló nada a ella, no tenía miedo de trabajar en lo que sea. Estaba trabajando en una boutique, pagaba sus estudios y se mantenía sola, siempre estaba con una sonrisa, nos decía que sus amigos éramos su familia, era una persona admirable”, contó.

Sus sueños y el de su familia se truncaron el pasado domingo 6 de setiembre cuando se dirigía desde la ciudad de Itá hasta Asunción para visitar a su madre, pero ese encuentro nunca se dio. Un delincuente le arrebató el celular por el cual recién estaba pagando la segunda cuota, en el intento de recuperarlo ella siguió al ladrón y cayó del colectivo. Le costó la vida, luego de batallar durante 8 días en el Hospital de Trauma.

En la víspera de su cumple va a despedir a su hija

Liz era hija única, mañana su madre, Nancy Benegas está de cumpleaños, pero en la víspera enterrará a su hija, poco antes de confirmarse la muerte de la universitaria la doña decía que se aferraba a la esperanza de que su niña seguía respirando, pero horas después esa esperanza desapareció. Desconsolada la mujer lamentó el fallecimiento del fruto de sus entrañas y pidió justicia y que todo el peso de la ley caiga sobre los responsables del hecho. “Ya no voy a recuperar a mi hija, pero por lo menos otras madres no van a pasar por lo mismo si el que le hizo esto a mi única hija recibe el castigo”, he’i.

“Le pedimos que no se fuera, pero nos dijo: me tengo que ir”

Su segunda familia, sus amigos nunca la dejaron sola, hacían guardia en el hospital.

“La última vez que hablé con ella fue ese día del accidente, estábamos en un cumpleaños hasta casi el amanecer, después ella se despidió porque tenía que visitar a su familia en Asunción, todos le insistimos que se quedara y ella nos dijo que se tenía que ir, ya que hacía mucho tiempo que no visitaba a su mamá y no quería que se enoje”, recordó la amiga.

Expresó que siente tanta impotencia por la inseguridad. “Mucha gente inocente más va a morir, lastimosamente, esto va a seguir y más vidas va a segar, porque nadie hace nada para evitarlo, lastimosamente hoy estamos llorando la muerte de una amiga muy querida y mañana a quién le va a tocar, puede ser cualquiera, estamos solo en las manos de Dios”, lamentó.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!