DIARIO IMPRESO | LO QUE CALLAMOS
“Siempre espero a que él decida con quién se queda”
Desde la juventud que conoce al hombre con quien mantiene una relación, a pesar de que él tiene su señora y su casa aparte. Todo el mundo sabe del trío amoroso, pero nadie se anima a decir nada, ni siquiera ella. Ya no aguanta más andar así.
Compartir
11/01/2012
 [ 5.00 / 5 -Total: 1 votos  ] 
  
Hace 6 años que ando con un hombre comprometido, tiene su señora y ella sabe de mi existencia, pero se calla nomás porque a él nadie le ataja. Todo el mundo sabe que él anda conmigo y también con la otra, tiene su casa en la compañía vecina. A veces ella le echa, le dice a que venga a vivir conmigo, y por un tiempo viene pero después se va otra vez. Él regresa porque ahí tiene su familia, no es que le quiera a ella sino dice que a mí me quiere y me demuestra con ser bueno, cariñoso, me trata muy bien las dos a tres veces por semana que viene junto a mí.

Nosotros nos conocemos desde nuestra época de juventud, siempre anduvo detrás de mío, pero nunca le di oportunidad hasta que enviudé. Él también se acompañó y tuvo hijos al igual que yo, que son todos grandes ya.

Tres años después de que falleciera mi marido, él vino llegando a mi casa, me dijo que sentía algo todavía por mí, yo no sé si era cierto, pero lo acepté.

En cierto modo lo acepté por amor, pero también fue por salir de la soledad, y como él es el mejor de todos los que conozco, porque por aquí los hombres que hay son cañeros y les pegan a sus mujeres cuando se emborrachan... creo que por eso le aguanté tanto tiempo porque él no es así conmigo.

A lo largo de todos estos años aguanté muchas otras cosas, a lo mejor le quiero digo yo, por eso que no le dejo. Desde que me accidenté y me vi sola en la casa es que pienso que debería dejarlo y buscarme otro.

Lo que a mí me molesta es que hasta ahora se vaya a dormir con la otra, en su casa, me gustaría que se quede conmigo, necesito su compañía, hay días en que su ausencia me pesa mucho. Él trabaja en la ganadería, anda de aquí para allá y divide su vida entre los dos hogares. Pero yo nunca le dije nada, siempre espero que él se decida. Nosotros no andamos a escondidas, todo el mundo sabe que él tiene dos mujeres, pero nadie dice nada. Una de mis hijas lo que a veces siente recelo, pero se calla nomás también, pero yo entiendo que la situación en que me encuentro no le gusta del todo. A mí tampoco me gusta tanto, pero trato de aguantar, peor sería que me deje, me duele tanto cuando se va y me deja sola. Muchas veces me quedé pensando sola, en que si le dejo a lo mejor puedo encontrarle a otra persona que se quede más tiempo conmigo. Hace dos años que dejé de trabajar, yo salgo muy poco, desde que me accidenté, ahora recién me estoy recuperando bien de una fractura que tuve en las piernas. Mis hijos me ayudan, el
señor también, no me falta nada en lo económico... Pienso que voy a necesitar de alguien que me haga compañía.

Gracias... te considero una amiga porque siempre leo tus consejitos y siempre encuentran una respuesta profesional, un alivio a sus problemas.  

“A veces ella le echa, le dice a que venga a vivir conmigo, y por un tiempo viene pero después se va otra vez”

“Nos conocemos desde nuestra época de juventud, siempre anduvo detrás mío, pero nunca le di oportunidad hasta que enviudé”

“Nunca le dije nada, siempre espero que él se decida. Nosotros no andamos a escondidas, todo el mundo sabe que él tiene dos mujeres, pero nadie dice nada”

NENA, DE MBOCAYATY, 54 AÑOS

RESPUESTA: Los tiempos cambian, las mujeres también tienen el derecho a sentir, vivir y decidir... sería bueno que hables con tu pareja, le digas lo que piensas, le plantees lo que necesitas. Si él te quiere bien, sabrá escuchar, entender que se hace falta un proyecto de vida juntos. Cada uno tiene su idea de amor, pero algunos se emparejan solamente para huir de la soledad sin tener en cuenta el compromiso o la dedicación que requiere. Hace algunos años, cuando preparaba mi tesina para la licenciatura, donde el tema fue sexualidad femenina, me tocó entrevistar -junto a una colega- a 300 mujeres, recuerdo bien que una de ellas decía que para ella lo único que importaba era sentirse acompañada. No le importaba ni el sexo o que su marido sea un bebedor, lo único que quería era que él tomara mate a su lado el resto de su vida. Espero que mires más allá, compartir con la persona más que por una costumbre, por amor y otros valores. ¡Fuerza!


Se el primero en comentar!
Registrarse  |  Recuperar Contraseña
Para poder comentar debe estar registrado
SESIÓN DE USUARIO
Correo 
Contraseña
 
REGLAS PARA EL COMENTARIO
-El comentario representa la opinión del lector y no la línea editorial de CRONICA.
-cronica.com.py no se hace responsable por los comentarios publicados.
-El comentario está sujeto a la revisión de un editor para su publicación.
-Nos reservamos el derecho a eliminar comentarios inapropiados: ofensas, insultos, agravios, groserías, etc.
-Las cuentas de usuarios que no respeten las reglas serán dadas de baja.
-Los usuarios solo podrán escribir hasta 1200 caracteres.
-Aquellos usuarios que dupliquen sus comentarios serán desactivados.
-Si el equipo técnico de cronica.com.py detecta el uso de datos falsos, el usuario será inmediatamente bloqueado.
-Este espacio no puede ser utilizado para hacer publicidad, promociones ni propaganda de ninguna clase.


Rocío Paredes

PSICÓLOGA CLÍNICA

PODÉS ESCRIBIRME A:
aliviocorazon@gmail.com



VER OTRAS HISTORIAS:
http://cosasdelcorazonrocio.blogspot.com
 


RANKING DEL IMPRESO
  • + Leidas  
  • + Votadas  
  • + Comentadas  
1.
 
1.
 
1.
 

© 2010 Grupo Nación de Comunicaciones Todos los derechos reservados.
Av. Zavala Cué entre 2da y 3ra / Fdo. de la Mora Zona Sur - Paraguay
Teléfonos: (595-21) 512 520 / Fax Redacción: (595-21) 512 535
Fax Publicidad: (595-21) 513 455 / Fono Avisos: (595-21) 522 522
email: jefatura@cronica.com.py