Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

A 5 AÑOS DEL TESAPO’E. “Quedamos mal después que nos dejó”

A casi 5 años que saltó el tema del tesapo’ê más conocido en el país y un poco más allá, se decidió a hablar Alejandra Brancato. Ella es la exesposa de Jonathan Santana, y madre de sus dos hijas, por quienes lucha y espera que el papá se haga cargo.

“Nosotras quedamos económicamente muy mal después que nos dejó. Solo quiero destacar la diferencia que hace y lo que gasta en la hija y en el hijo de ella que es el hijo de Rodolfo (Gamarra) y en el cumpleaños de sus hijas no estuvo presente en ninguno desde hace 5 años”, comenzó contando Alejandra desde ashá.

– ¿Hay mucha diferencia…?

– Cuando vivían con su papá siempre hacían sus cumpleaños en salones de fiestas, ahora hacemos en la casa con algunas amigas. Sumado a que él nunca está presente para esas fechas ni manda regalos.

Desde los 15 años estuvo con Jonathan Santana, por eso no se explicaba qué le pasó.

– ¿Cuántos cumpleaños de las nenas ya se perdió?

– Desde que nos divorciamos. Todos hace 5 años.

– ¿Él tiene una orden judicial de cuánto debe aportar?

– Ese tema es más complejo aún. Hay un convenio firmado de ambas partes, que se hizo apenas me dejó, donde yo solo le decía que sí y donde él se colocó un monto que no se movió hasta hace 6 meses. También hay un pedido de aumento de cuota alimentaria.

– Pero ha de saludar cada tanto a sus hijas…

– Habla con ellas siempre y antes ellas viajaban mucho a verlo. Con la pandemia la última vez que vino fue en noviembre del año pasado. Y ahí sí estuvo en el cumpleaños de la más chica. En realidad ese día ella la estuvo esperando y después que le hablé yo, la pasó a buscar y la llevó a comer. Así que la gente sepa que esa persona cristiana, de familia que se mostraba ser, no lo es más desde que se divorció. Al menos con nosotras. Nos dejó a un lado mientras vive una vida de lujos y viajes.

“Ella con Rodolfo no tenía nada. Era mi mejor amiga”

“Él no sube muchas cosas a sus redes porque no le conviene judicialmente mostrar los lujos. Pero sé cuándo viajan, las camionetas que tienen y todo. Ella con Rodolfo no tenía nada. Era mi mejor amiga. Pero esa es otra historia”, contó Alejandra.

– Se habló mucho de eso. De la amistad que tenían entre los cuatro. ¿Rodolfo también era muy amigo de Jonathan?

– Sí, pero eso lo voy a contar en otra oportunidad. Ahora quiero contar esto, porque me está haciendo la vida imposible con el dinero y temo por mi salud. Hace 5 años que no tengo paz. Primero por lo que me hicieron ellos dos y después por tener que estar pasando y hacer pasar a mis hijas por situaciones de necesidad, por hacer preferencia por su otra hija y no darles la misma calidad de vida como la ley lo manda. Sería un buen título como el libro: “Padre rico, padre pobre”. Para una es rico y para las otras es pobre.

– ¿Dice que para ustedes no tiene?

– Es así. A ellas les dice que todo se lo regalan o prestan. Que lo pagó el padre de ella (de Romina). El negocio, la fiesta de casamiento, los viajes, todo eso siempre se lo regalan o se lo prestan. Pero cuando viajas más de tres veces al año a Miami, tenés dos camionetas importadas, vivís en el piso 24 del edificio más caro de Asunción, no hay mucho que pensar.

“Reclamo lo que le corresponde a mis hijas”

Alejandra y sus hijas viven actualmente en un departamento con la mamá de ella, que según comentó es de dos habitaciones. “Las propiedades que teníamos estaban alquiladas y las demás las vendió casualmente al mismo tiempo que se divorció de mí. Y me pidió ese dinero prestado que hasta el día de hoy no me lo ha devuelto”.

– ¿Nunca te devolvió el dinero?

– No. Y cuando le pido él solo se muestra enojado porque le hice un juicio por estafa. Me hizo firmar ese convenio donde yo decía todo que sí para que vuelva, porque hasta me había dicho que cualquier cosa si más adelante volvíamos nos casábamos otra vez y juntábamos todo. Una manipulación tremenda y él ya estaba en ese momento con Romina.

Alejandra afirma que solo reclama lo que le corresponde a sus hijas.

– Vos ya estabas mal…

– Yo estaba devastada y realmente no entendía nada de qué le pasaba porque desde los 15 años estábamos juntos y jamás le había pasado algo así. Jamás fue así con el dinero, siempre fue muy generoso. Lo éramos de hecho con mucha gente, con mi familia, con la familia de él. Pero no sé qué le pasó desde que está con esa mujer.

– ¿Por qué decidiste hablar después de mucho tiempo?

– Porque quiero que se escuche mi voz, por la de tantas mujeres que pasan por lo mismo y nadie las ayuda. Todo por mis hijas, yo ya soy grande y no me importan muchas cosas. De hecho, yo no nací en cuna de oro, soy de barrio, crecí con él, hicimos todo juntos.

– ¿Creés que pueda recapacitar y ayudarles?

– Quizá es la única manera de despertarlo y que me ayude y que les dé a las hijas lo que se merecen. Una casa como corresponde, el dinero que me debe para que yo pueda ponerme un negocio o hacer algo.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Crónica