Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Hinchas de Boca hicieron vivir momentos de terror a gente humilde

  • “Estaban todos borrachos y drogados. Yo no sé cómo es que la Policía les dejó entrar así a la cancha. Llevaron cerveza, asadito, vinos y 70 mil por ahí de mi recaudación”

Aún visiblemente afectadas, las víctimas de unos vándalos vestidos de hinchas de fútbol seguían ayer en horas de la mañana con las pulsaciones a mil latidos por segundo, producto del susto y la desesperación que tuvieron que vivir en la noche del jueves, cuando parte de la barra de Boca, que se dirigía al Defensores del Chaco para ver el partido ante Cerro, atacó a los pobladores de la Chacarita.

“Estaban unos chiquilines de entre 12 y 16 años. Eran treinta por ahí que siempre luego se ponen a esperar colectivo. Cuando pasaron los buses de Boca empezaron a hincharle con sus banderas y paró el colectivo”, contó doña Nancy Benítez, una de las afectadas.

Una oleada de hinchas descendió del colectivo “y en cuestión de segundos se llevaron todo por delante”, recordó Nancy. Los pobladores no tuvieron de otra que encerrarse en sus precarias casitas rogando porque no les hagan nada.

“Rompieron todo. Parabrisas de tres autos, vidrios, terciadas, maderas de las casitas. Yo me escondí con mis cinco hijos bajo la cama para que no nos hagan nada. Son seis familias por ahí las afectadas. Fue todo muy desesperante”, contó Nancy.

“Fueron 5 o 10 minutos de terror, mi hijo intentó reaccionar pero se pusieron todos por él. Yo le tuve que atajar para que no le hagan nada. Estaban todos borrachos y drogados. Yo no sé cómo es que la Policía les dejó entrar así a la cancha. Llevaron cerveza, asadito, vinos, y 70 mil por ahí de mi recaudación. Por suerte que puse mi plata en un bolsillo para que no me roben todo”, contó doña Lida Rosa Duarte, una de las afectadas.

SIN ARMAS

Según algunos testigos, hubo hasta algunos disparos. Sin embargo, la policía Nacional afirmó que en los autobuses no fueron encontradas armas de ningún tipo. Las personas afectadas denunciaron el hecho en la comisaría 5ª Metro jurisdiccional. Aún se seguía contabilizando el monto por los destrozos que ocasionaron los vándalos. El hecho de que la cifra no es muy elevada favorecería una eventual reparación del daño.

¿DÓNDE FALLARON LOS CONTROLES?

En hechos de esta naturaleza, todo apunta a una descoordinación del trabajo que se estaba llevando a cabo, ya que la policía no logró contener a los que iban en el bus de hinchas.

El oficial Ángel Florentín, de la Agrupación Motorizada que escoltaba a los jugadores de Boca, comentó que entre las calles Artigas y General Santos se produjo un encuentro con la comitiva de hinchas, escoltada por agentes de la comisaría 10ª Metro.

“Nosotros desconocíamos el itinerario de ellos. Como había mucho tráfico procedimos a agilizar. Una desvió por la Costanera, y los otros que estaban detrás nuestro siguieron por Artigas”, contó.

“Yo no te puedo asegurar que hubo descoordinación, pero a nuestro cargo estaban los jugadores”, se excusó.

EVIDENCIAS

Luego de todo el guarara que se armó, la Policía no salió a reprimir a los curepas. De hecho, los llevaron hasta el Estadio, esperaron a que entren a su sector y recién ahí procedieron a realizar el trabajo de “vicheo”.

Obligaron a los choferes a abrir las puertas de los buses en los cuales se estaban trasladando los curepas y encontraron de todo.

“Mientras participaban del encuentro inspeccionamos los buses. Encontramos varias evidencias”, comentó el comisario Vidal Achucarro a cargo del operativo. Se incautaron a bulto bebidas alcohólicas, macoña y merca en baja proporción.

Ante lo hallado, una vez que terminó el encuentro, los hinchas abordaron sus respectivos buses y ¡oh, sorpresa! En vez de ir hacia curepilandia fueron a parar directo a la FOPE, donde pasaron la noche en sus respectivos micros.

“REGALO”

Los choferes quienes prefirieron resguardar sus identidades manifestaron que fueron llevados a la “boca del lobo” por los uniformados, quienes luego de llevarlos por el camino “peligroso”, desaparecieron.

“Nosotros no somos de acá, no conocíamos el camino y ellos nos llevaron por ahí y nos atacaron. Nosotros paramos esperando que la policía actúe, pero ya no estaban. Los hinchas abrieron las puertas y se fueron”, comentaron.

“Nos regalaron, no conocíamos el camino y no sabíamos si era el que estaba previsto. Pero estamos pasando un momento de mier… y nosotros sólo estábamos trabajando. Yo ni siquiera soy de Boca, soy de River”, dijo uno entre risas.

IMPUTADOS

En total, 237 personas quedaron demoradas. Entre ellas, ocho choferes, 228 hinchas de Boca y un bolí. El fiscal Aldo Cantero manifestó que la colaboración de los conductores fue clave para identificar a los que iniciaron los líos. De todos los demorados, 6 fueron imputados por el Ministerio Público y deberán responder ante el proceso que se les inició.

Los detenidos fueron identificados como Sebastian Marcelo Saravia, Elvis Javier Luis Sosa, Federico Luis Friochetto, Ramon Vedoya, Rafael y Fernando Di Zeo y Martín Mauro. El resto fue liberado.

Cantero comentó que analizará las grabaciones de circuitos cerrados que fueron acercadas a la fiscalía.

Deberán responder por los daños causados e indemnizar a las personas que se vieron afectadas por el accionar.

NEGARON TODO

Los barras de Boca negaron rotundamente haber participado de los desmanes, aseguraron que ingresaron todos a la cancha sin problema tras rebasar los controles en el estadio. “Nosotros no nos dedicamos a eso, tengo 40 años en esto y no me dedico a esto (por los disturbios). Somos hinchas de Boca, venimos a ver a Boca, tenemos pasión por Boca y queremos volver con la familia. Nada más que eso”, dijo Rafael Di Zeo.

LIGÓ UN INOCENTE

Desgraciados. Los descontrolados hinchas se llevaron todo por delante, incluso un pequeño inocente que quedó con algunos raspones luego de caer “en la bajada”, según contó su madre, doña Nancy.

ECOS

Los medios argentinos rápidamente se hicieron eco de la noticia y lanzaron la posibilidad de que la Conmebol analiza prohibirle a los hinchas de Boca ir de visitante en el caso que pase a cuartos, tras los destrozos ocasionados por sus barras bravas.

“Hicieron lío en el lugar menos adecuado de todos, a pocos kilómetros del edificio en el que hace un tiempo se tomó la histórica decisión de reducirle significativamente la sanción que le habían impuesto por el incidente con el gas pimienta. Y ahora el grueso de los hinchas podría pagar las consecuencias”, expresa el colega “Olé” respecto al hecho.

Otros medios como Clarín o La Nación publicaron en sus páginas digitales los destrozos causados por los hinchas en Asunción y hablaban de un “trato inhumano” por parte de la Policía.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!