Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Roberto Cabañas: “Mi sueño es dirigir a la selección”

IMG-20160615-WA0067Uno de los ídolos más grandes que tuvo la Albirroja, Roberto Cabañas, analiza la situación de nuestra selección, compara las concentraciones de antes con las de ahora, y nos cuenta sus anécdotas al lado de Pelé, Maradona, Beckenbauer, entre otros.

– ¿Qué cosas se te vienen en mente cuando mirás tus fotos de cuando jugabas y eras todo un ídolo?

– Lo primero que me viene es que jamás creí que iba a ser jugador profesional. A mí me sorprendió. En ese momento no teníamos empresario, representante… Pero tuve la gracia de mi Dios que me dio la oportunidad de salir directamente de Pilar para la selección juvenil paraguaya. Creo que ha sido algo único lo que me ocurrió. Tuve el apoyo de amigos, especialmente de mi hermano Valerio que me ayudó. Le ayudé a la suerte y al talento, con la responsabilidad.

– Con talento no basta, ¿verdad?

– Responsabilidad y fidelidad.

– ¿Por qué fidelidad?

Yo tengo que ser fiel a mi profesión. Yo sé cuáles son los trabajos que tengo que hacer al otro día. También sé qué realmente es lo que tiene que hacer un profesional, saber medir qué le hace daño a un jugador profesional.

– ¿Ves que en la nueva generación de jugadores hay un problema de responsabilidad?

– Tenemos muy buenos talentos. Pero el cuidado es el problema de muchos de los muchachos. Es lo que se ve.

– ¿Antes se cuidaban más los muchachos?

– Nosotros éramos muy responsables. Sin tener tantos jugadores llegábamos lejos.

– ¿Concentraban en tu época’

– Nosotros concentrábamos los viernes para jugar los domingos.

IMG-20160615-WA0076– Los tiempos cambian, ¿qué diferencia encontrás por ejemplo entre la concentración de antes y la de ahora?

– Antes no teníamos tecnología y nos concentrábamos bien. En nuestra cabeza estaba el partido que venía. No había distracción. Ahora hay mucha distracción en la concentración. El problema de ahora es la tecnología. Los jugadores llevan celulares, ipad. Con eso están hasta las 2 o, inclusive, hasta las 4 de la madrugada y no concentran bien. En el América de Cali, cuando estuve como director técnico, yo prohibía los celulares. Pero después los muchachos te hacen cualquier cosa, se ingenian para conseguirlo.

– Pero si les prohibís, probablemente la ansiedad misma de querer estar conectados con el mundo y no poder les puede desconcentrar.

– Eso es lo que te da rabia, porque en las concentraciones se deben dar el descanso, la concentración, la preparación mental para el partido que viene. En realidad, con la tecnología están haciendo cualquier cosa y pierden la concentración al partido que viene.

– Y también están seguro los que chatean con las nenas, además de jugar o entretenerse con las redes sociales.

– Además de eso, los tiempos también hacen que algunas cosas cambien. Ayer nomás las suegras casi les prohibían a sus hijas hablar con jugadores. Ahora las suegras mismas son las que tratan de colocar a sus hijas con los futbolistas. Esa es una realidad.

– Y si hablamos de concentraciones, ¿el patriotismo no te parece que medio que se pierde un poco?

– Ayer uno sentía la camiseta cuando cantaba el himno. Hoy día no hay nada de eso. No sé qué es lo que pasa. Le perdieron el orgullo, el gusto y el respeto al país y a su gente. Paraguay tiene buenos jugadores, pero dónde está la identidad. Hay partidos que vas a perder, pero si perdés que sea luchando, con entrega, jugando en equipo.

– ¿Por qué en esta nueva generación de la Albirroja no tenemos figuras fuertes, esos ídolos que son símbolo de una selección, como lo tuvimos en tu época, y en años posteriores?

– Te voy a decir una cosa. No podemos reemplazar a Da Silva, a Villar, a Roque, porque no hay. Les seguimos teniendo a ellos porque son grandes profesionales, porque son jugadores que se cuidan. Saben cómo hacer el cuidado, el descanso que tiene que tener el profesional. Ahora no tenemos un referente, tampoco una identidad como selección. Quizá porque el fútbol cambió también. Pero a mí me gustaría que Paraguay tenga su propia identidad, como lo tiene Uruguay, esa garra, ese temperamento. Pero eso nace de las divisiones inferiores. Soy partidario de eso. Cada vez que hay una oportunidad de tener a un referente, que se le tenga en las divisiones inferiores para que haga hincapié en ese punto importante que es la garra, el temperamento, no para pegar, sino para luchar por la pelota.

IMG-20160615-WA0074

– La fama, el ego, el peinado, las selfies, ¿eso puede desconcentrar?

– Yo te puedo hablar de cómo era yo cuando jugaba. Concentrado en mi trabajo. Máximo se metía Pablito, un fotógrafo, que nos sacaba fotos. No puedo decir nada contra los tatuajes ni los peinados. Pero a mí en particular, para mí, no me gusta. Cada uno es libre de hacer lo que quiera. Yo me concentraba más en estar bien para el partido que en mi figura.

– ¿La hinchada opina, se comporta como técnico, ¿en tu época era así?

– Las cosas cambiaron. Hoy día las redes sociales dan participación a la gente. La comunicación cambió. Es normal que la gente sea fanática y que opine a través de las redes sociales. El jugador debe manejarse ajeno a eso, pero debe tener mucho respeto a la afición.

– ¿Qué opinás del último cuerpo técnico de la Albirroja?

– Yo fui uno de los primeros que dijeron que Ramón Díaz debe ser entrenador de la selección. Pero también fui el primero en decir que la selección no tiene un líder, no tiene identidad de fútbol. No sabemos a qué quiere jugar esta selección.

– ¿Esos problemas se dieron por culpa de Ramón Díaz?

– Esos problemas son de la parte técnica. Son ellos los que tienen que poner la pauta de lo que es el fútbol, a qué se debe jugar.

CON GRANDES ESTRELLAS

– A vos te tocó jugar al lado de grandes estrellas mundiales. ¿Qué aprendiste de ellos?

IMG-20160615-WA0069– Tuve la gran satisfacción de jugar al lado de Pelé (en el Cosmos de Estados Unidos). Un día, reemplazándole a Pelé, ganamos 2 a 1. Para mí fue muy grande que él haya hecho un gol, entré por él y también hice un gol. Un día, antes de un partido, él se estaba equipando. Fui, lo miré. Se estaba poniendo sus vendas y estaba temblando. Siendo tan grande, el mejor del mundo, me causó curiosidad verlo así. Le pregunté con confianza “¿qué pasa negro, tenés miedo de este partido?”. Él me dijo: “Cabañas, el miedo es producto de la responsabilidad. Y todo el mundo está esperando que yo sea uno de los mejores en este partido”. Esa era su responsabilidad y así lo vivía en vestuario. De Maradona (en Boca) no aprendí nada, quizá como futbolista era trascendente, pero como persona dejaba mucho que desear. Jamás le hice broma, no tenía mucho trato con él. Yo practicaba… El código era diferente. Le tuve a Franz Beckenbauer como compañero, él me hablaba mucho, yo lo escuchaba. También jugué con Carlos Alberto… En mi carrera futbolística tuve la oportunidad de madurar rápido gracias a los grandes. En Cosmos nosotros no concentrábamos cuando jugábamos, porque era nuestra responsabilidad llegar de la mejor manera a los partidos.

– ¿Fuiste el más premiado en Cosmos?

– En el 83 hubo un jugador que ganó los 5 premios otorgados por los Estados Unidos. Fui el único jugador que lo ganó en un año. Me fue muy bien. Sin ser santo. Lo más importante es el descanso que tiene que tener el deportista.

– ¿Cómo vivías la previa a la entrada en la cancha?

– Cuando iba a entrar en la cancha era demasiado importante. En un equipo, la parte colectiva es lo más importante. Le rezaba a la Virgen.

– Hablando un poco de la selección otra vez, ¿qué creés que le falta?

– El fútbol es una sociedad, donde todo el mundo tenemos que aportar. El individualismo no le sirve a nadie. Tenemos que trabajar colectivamente para que el fútbol paraguayo salga adelante. En estos últimos partidos cada uno trataba de salvarse. Acá hay que salvar al equipo que es lo más importante para todos.

– Vos fuiste entrenador en el América, ¿estaría dispuesto a dirigir a la Albirroja?

– Me encantaría algún día ser entrenador de la selección paraguaya.

– Ahora que está sin técnico, con nuevo presidente, ¿cómo ves el rumbo?

– La selección está en buenas manos. Robert Harrison es una persona indicada, va a poner las cosas en su lugar. Es una persona muy correcta, que conoce mucho de fútbol.

 

 

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!