Portada » Deportes » Fútbol - División Intermedia » Los Ortellado, de Pilcomayo lograron el ascenso a la Primera B
Fútbol - División Intermedia

Los Ortellado, de Pilcomayo lograron el ascenso a la Primera B

ORGULLOSOS. Julio y César Ortellado posan con el trofeo de la Primera C.

Julio Ortellado y su hijo César Ortellado salieron campeones de la categoría Primera C el domingo pasado.

POR
JORGE IZQUIERDO

Son contados los casos en el mundo en los que un padre juega al lado de su hijo en un mismo club. Y si a eso se le agrega que fueron campeones… ¡es todavía más purete! Este es el caso, muy en particular de Julio César Ortellado (38 años), que consiguió el ascenso y título de la categoría Primera C, junto a su hijo César Alejandro Ortellado (20 años), en el elenco de Pilcomayo de la ciudad de Mariano Roque Alonso. El goleador contó en exclusiva a Crónica las sensaciones de jugar con su ra’y pelotero.

– ¿Julio, cómo te sentís jugando con tu hijo?
– Me siento muy bien, creo que en la cancha nos complementamos muy bien, tiene casi las mismas características que yo. Este año se logró el objetivo con Pilcomayo y la verdad me siento muy orgulloso de que pueda jugar con mi propio hijo.

ORGULLOSOS. Julio y César Ortellado posan con el trofeo de la Primera C.
ORGULLOSOS. Julio y César Ortellado posan con el trofeo de la Primera C.

– ¿Qué consejos le das a él?
– En el fútbol siempre le digo que trate de trabajar en las falencias que tiene, eso se lo digo casi a diario, porque trabajamos juntos y luego nos vamos a entrenar juntos. Creo que la relación que tenemos es más de amigos, que de padre e hijo.

– ¿Seguís jugando el año que viene?
– Yo quiero seguir jugando, no es luego por ganar dinero. Yo, la verdad volví a Pilcomayo más por el amor que le tengo al club, porque fue donde me inicié en esto que tantas alegrías me dio. Ojalá pueda seguir junto a mi hijo.

– ¿Qué anécdota recordás de Luqueño?
– Casi siempre pescábamos por Mario Villasanti (arquero), a él le gustaba salir en la tele y en cada práctica se quedaba hasta más tarde para hablar con la prensa jajaja.

MÁS DATOS

Referente francés
Tanto Julio como su hijo César, admiran mucho el estilo de juego que tenía el exjugador del Barcelona, Thierry Henry.

FESTEJO. En su paso por Luqueño dejó muy gratos recuerdos para la hinchada “auriazul”
FESTEJO. En su paso por Luqueño dejó muy gratos recuerdos para la hinchada “auriazul”

Muy duro defensor
Julio confesó que el defensor más duro que le tocó enfrentar fue Édgar Balbuena, luego coincidieron en el equipo de Libertad.

“En Luque pasé muy buenos momentos”

Mucha gente lo recordará a Julio, principalmente la parcialidad de Luqueño, con el que obtuvo el torneo Apertura 2007, marcando el gol a Tacuary, en aquel partido donde el conjunto “auriazul” se coronó campeón en el estadio “Defensores del Chaco”, cortando una sequía de largos años sin lograr un título.

“En Luque pasé muy buenos momentos, la gente me encuentra por la calle y me saluda, me felicita por aquel gol que le marque a Tacuary” señaló el delantero.

20-f2

Además y en medio de la buena onda que lo caracteriza se acordó de los técnicos que lo ayudaron mucho en su carrera como futbolista. “Los que me ayudaron mucho cuando arranqué en el fútbol, fueron Roberto Paredes y Rogelio Delgado, también Óscar Paulín, de quien aprendí mucho en Tacuary” remató.

Comentarios

Portadas del día

Twitter

Facebook