Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

El “Zanahoria” Brítez Román cuenta cómo se vivía el fútbol en su época

  • ÍDOLO. El “Zanahoria” sigue siendo recordado como ídolo por los hinchas de Cerro Porteño que lo vieron jugar. Su físico no cambió mucho, él sigue relacionado al fútbol. Aquí nos cuenta todo

– ¿Cómo empezó tu relación con el fútbol?

– Yo empecé en la escuela de fútbol del club Cerro Porteño. Justamente cuando me inicié ahí, a los 9 años, me hicieron jugar de lateral izquierdo porque era zurdo.

Entonces, como que no me gustó tanto decidí abandonar la práctica del fútbol. Pero siempre seguía jugando con los amigos en el barrio, en las canchitas, como siempre.

Hasta que a los 12 años decidí entrenar de nuevo, pero esta vez ya como delantero, me fui de vuelta a probar en Cerro, en la edad de precadete, me observaron de un grupo de 20 chicos y fui el único que se quedó de esa camada. A partir de allí empieza mi otra historia con Cerro Porteño.

EN LA CANCHA.Con su excompa Jota Jota Meza.
EN LA CANCHA.Con su excompa Jota Jota Meza.

– ¿Ibas a la escuela al mismo tiempo?

– La escuela lo hice en el “Perpetuo Socorro”, era muy travieso.

– ¿Y ya soñabas con jugar en Primera?

– No pensaba tanto que si iba a llegar o no, más bien era jugar con el compañero, ganarle al grado superior o al grado de al lado. Eso era el mayor sueño en ese momento, a través de eso yo ya me iba puliendo.

Uno se va puliendo y después me vino la oportunidad. El colegio lo terminé en el colegio “San Clemente María”, todo cerca de mi casa en Barrio Obrero.

– ¿Te acordás bien cómo fue tu debut?

– Yo había debutado a los 18 años, en el 96, con Saturnino Arrúa como técnico. Después no tuvo una buena pasantía por Cerro, por los resultados. Se vino el cambio de técnico, entonces vino la poda en el plantel de Cerro. Como éramos muy jóvenes volvimos a nuestras categorías.

Al año siguiente se le contrató a Valdir Espinosa y volvimos a ser presentados como los jugadores juveniles del club. Ahí el DT observó nuestra labor y prácticamente se nos abrió la puerta porque seis jugadores de la cantera del club fuimos elegidos por él para entrenar con la Primera.

CON EL HERMANO DE CHIQUI. El “Zanahoria” posando con Juan Arce.
CON EL HERMANO DE CHIQUI. El “Zanahoria” posando con Juan Arce.

– ¿Era diferente el fútbol en tu época?

– El fútbol por ahí se jugaba con más pasión, con más entrega, con más garra. Hay muchas diferencias. Ahora hay más comodidades, también los jugadores actuales tienen la ventaja de que las canchas son buenas y pueden tocar mejor la pelota. En nuestra época las canchas eran feas.

– ¿El jugador juega mejor por plata o por pasión?

– La plata es un incentivo. Nosotros en los clásicos esperábamos que entre algún dirigente a decirnos que el premio va a ser doble o triple.

Todos necesitamos de plata y eso siempre es un estímulo. Entonces el esfuerzo era mucho más. Ahora no sé cómo será en ese sentido, con los premios, pero seguramente siguen ofreciendo premios extras en los clásicos o partidos importantes.

– ¿Cómo vivías los clásicos, qué recordás?

– Antes de los clásicos era una semana especial, era la semana de dormir un poco más, tenías que descansar más, tenías que entrenar más, tenías que pedirle al preparador físico que te exija un poco más. Uno quería rendir al máximo ya que iba a jugar en un estadio repleto.

– Uno deja el fútbol y poco después se le olvida. En tu caso, hace tiempo estás retirado pero la gente te recuerda.

– Yo creo que el buen comportamiento que uno tuvo en su carrera hace que la gente reconozca lo que uno hizo en el fútbol. Y no solamente de hinchas cerristas, sino también de los hinchas de la vereda de enfrente. En el caso mío, me dijeron una vez: “Qué pucha, qué akãrasy nos diste en tal partido, o tal gol que nos hiciste”, uno va rememorando las cosas buenas que te deja el fútbol. Es lo que uno al final lo lleva consigo, porque no solamente es ganarle al rival o hacerle un gol a tal o cual, sino también que al final de la carrera uno siempre siga conversando de fútbol.

– ¿Quiénes eran más socios tuyos en Cerro?

– Yo estuve dos o tres años compartiendo con un mismo grupo en las concentraciones. Ellos eran Blas Cristaldo y Osvaldo Cohener, los tres estábamos en una habitación. Eran muy buenos jugadores, pasamos muy buenos momentos y también con otros compañeros que compartíamos siempre esa ronda de tereré.

 

FÚTBOL. Sigue relacionado al fútbol, entrenando, enseñando
FÚTBOL. Sigue relacionado al fútbol, entrenando, enseñando

– ¿Cuál fue el gol que más recordás?

– Un lindo gol, por lo que pasó, por la jugada previa, fue mi primer gol en un clásico en el estadio, fue un partido de la segunda ronda en donde le hice a Éver Hugo Almeida.

Ese partido lo ganamos 2 a 0, yo abrí el marcador, la jugada se inició a la derecha, yo lo recibí en el área, a la izquierda, y le metí un bombazo cruzado a Almeida, que se estiró pero no pudo atajar.

El segundo lo había hecho Tarciso. Ese fue uno de los tantos goles que le hice al tradicional rival, pero ese gol para mí que fue bastante especial, justamente porque fue mi primer gol en Primera al Olimpia.

– ¿Por qué otros clubes pasaste?

– Después de haber salido campeón con Cerro me fui al Inter de Porto Alegre, a través de “Chiquito” Benítez. En ese momento el Inter estaba en instancias de finales también, me fui a préstamo en ese momento y tuve la suerte de jugar la final del fútbol brasileño. Me tocó un vicecampeonato, ya que perdimos ante el Flamengo. Fueron muchas cosas juntas en un tiempo muy corto.

Estuve un año ahí a préstamo, lastimosamente mi pase costaba demasiado en ese momento y Cerro no me quería ceder así nomás, mi pase era uno de los más caros en el club y eso fue lo que me dejó ahí sin poder irme rápido a un club extranjero.

Del Inter volví a Cerro, después tuve una chance de irme a Portugal, ya se había arreglado todo pero en el momento de salir de viaje el DT que me había observado se fue a otro equipo. Entonces, el acuerdo quedó en la nada, prácticamente del avión me bajé de nuevo.

Me quedé en Cerro y después me fui a Chile, a Viña del Mar. Tengo buenos recuerdos del fútbol chileno, era un fútbol muy rápido, lastimosamente yo me fui a un equipo que era de media tabla para abajo. Era realmente doble el esfuerzo, ya que siempre competíamos contra los equipos grandes, Colo Colo, la “U” de Chile, la “U” Católica, que eran equipos que siempre llegaban.

Después en el 96 volví de nuevo a Cerro, salimos campeón, yo tuve muchísimas cosas más buenas que malas en el club, las veces que jugué en el equipo llegamos a la final y salimos campeones. La última salida fue a Perú, pero por un tiempo muy corto, casi un año estuve allí.

Me fui a jugar en el Deportivo Pesquero, que anteriormente se llamaba SIPESA, en donde estaba de técnico el finado Cayetano Ré, estaban también César Zabala y Blas Cristaldo, era un equipo de paraguayos prácticamente.

 

FÚTBOL. Sigue relacionado al fútbol, entrenando, enseñando
FÚTBOL. Sigue relacionado al fútbol, entrenando, enseñando

– ¿Qué recordás de tu paso por Brasil, pasaste bien allá?

– En Brasil lo que más me sorprendió fueron los estadios, que eran para cincuenta, sesenta mil personas, estaba el “Maracaná”, para más de cien mil personas, eso era impresionante, hasta los vestuarios eran diferentes. El idioma no fue un impedimento, ya que nosotros estábamos trabajando con un técnico brasileño.

CASADO

“Estoy casado hace 17 años, no tenemos hijos todavía, pero ya va a llegar cuando Dios disponga de eso, mi señora se llama Carolina”02-03-nota-britez-roman-010

 

ENTRENADOR

“Zanahoria” sigue vinculado al fútbol, entrenando a atletas en forma particular. Se recibió de técnico y preparador físico.

“Hoy en día estoy trabajando en forma particular, con grupos de jóvenes, sin ningún vínculo con algún club. Me convienen más trabajar en este aspecto, ya que me da mejor fruto”, nos comentó. También entrena a los alumnos del Colegio Internacional, en la parte de selecciones de fútbol para los intercolegiales.

EN LO ECONÓMICO

“El fútbol me dejó muchas cosas, la tranquilidad que ahora tengo, puedo hacer lo que yo quiero, económicamente a lo mejor no fue como otro jugador que tuvo otra mejor oportunidad, pero igual estoy muy tranquilo por eso, la gente me sigue conociendo a través del fútbol”, comentó.

HAEDO VALDEZ

Brítez Román aplaude la contratación de Nelson Haedo Valdez por Cerro Porteño. “Su forma de ser va a ayudar bastante, su garra, su estilo es lo que el cerrista quiere ver en su equipo. Haedo Valdez reúne todas las características para jugar en Cerro, yo creo que ese aporte va a ser muy importante, también el entorno tiene que ayudar, ya que él solo no va a poder hacer todo”, dijo.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!