Portada » Temas del día » La médica ñana de los bebés y de los niños
Temas del día

La médica ñana de los bebés y de los niños

ESPERA. Madres con sus bebés en brazos esperando ser atendidas por doña Ana y su mamá, ña Silveria.
  • RECETA. Aseguró que con oración, masaje y remedio yuyos atiende y cura a varias criaturas
MÉDICA NATURISTA. Doña Ana María.

Una joven madre con su bebé en brazos espera con entusiasmo su turno. A su lado, toda una familia cansada, pero con mucha fe de que encontrará alguna solución para los pequeños de la casa.

Son personas de diferentes partes del país, incluso del exterior. Y todos esperan ser tocados por la misma mano. La mano de doña Ana María (62), una médica ñana que atiende a personas que buscan sanación para sus más pequeños.

La mujer cuenta que el don lo heredó de su mamá, “ña Silveria”, quien tiene 84 años. Ambas atienden en la casa ubicada en Fernando de la Mora, donde todos los días llegan más de 100 personas en busca de algún “milagro”. “Es Dios el que sana, nosotros solo somos un instrumento para ello”, dijo Doña Ana.

¿Cuántos bebés y criaturas ya sanaste?

Ufff muchísimos. Acá vienen con problemas de todo tipo. Desde bebés y criaturas con enfermedades terminales hasta con problemas en la piel, diarrea, ojeo, problemas en el pecho, fiebre, etc. Lo que nosotros hacemos es brindarle un tratamiento alternativo. Pero siempre le decimos que deben asistir también junto a los profesionales médicos.

¿Cuántas criaturas atendés por día?

Varía en cuanto al día, pero la verdad que atiendo muchísimos. Vienen de todos lados.

¿Por qué cree que hoy en día las personas buscan soluciones en la medicina alternativa?

Porque a veces no encuentran resultados en otras partes y la gente busca alternativas. Aquí solo hay que venir con mucha fe en Dios.

Don

Doña Ana dijo que heredó el don de curar de su mamá, ña Silveria.

¡DESDE LEJOS! Esta familia viajó desde Fuerte Olimpo hasta Fernando de la Mora para visitar a ña Ana y ña Silveria.

Rezo, masaje espiritual y remedio yuyo

¿Como sanan a los enfermos?

Realizamos oración, masaje espiritual y recetas con remedios yuyos. Aquí no hay secreto. Hay una lista de remedios para cada cosa. Vamos modificando de acuerdo a lo que el paciente tenga.

¿Qué le decís a las personas que no creen en la medicina alternativa?

Y esto pasa muchas veces por culpa de gente que se hace pasar nomás por médicos naturista y dicen cualquier cosa. Hay quienes se aprovechan del desconocimiento que tiene la gente y los engañan. Por ejemplo una criatura bien cuidada no puede tener py’aruru (hepatitis) jamás, y muchos ñembo médicos joden con eso y se aprovechan.

El payé no existe, solo hay personas que engañan con eso”

Aparte de los curaciones y sanaciones a los bebés y niños, doña Ana comentó que junto con su madre, ña Silveria, realizan ayuda espiritual a varias personas que se acercan a consultar. Entre los principales pedidos de la gente se encuentran, trabajo, amor, problemas en el hogar, estudio y la mala suerte. “Orar no hace mal a nadie. Y vaya que soluciona problemas con la oración”, dijo.

¿Atienden a gente que dice tener un payé?

Viene gente que dice que le empayenaron, a esas personas automáticamente le decimos que el payé no existe, al menos acá no. Más bien hay gente que engañan a muchos con eso. La mayoría se va decepcionado porque quería escuchar que si tiene payé, y van y buscan solución en otra parte. La mayoría vuelve junto a nosotros y nos dan la razón.

Hicieron 900 kilómetros para ser atendidos

Katia Ávila y doña Estela Servín trajeron a sus pequeños para que sean atendidos por doña Ana y por su mamá ña Silveria.

Venimos desde Fuerte Olimpo, Alto Paraguay. Hicimos 900 kilómetros para llegar hasta acá”, dijo Katia.

A uno de los niños le apareció algo raro en el cuerpo y venimos para que sea atendido por las señoras. Ya vinimos varias veces y encontramos solución”, dijo. “Ellas tienen un don de Dios, no hay dudas, con solo ver la cantidad de gente que hay acá te das cuenta de eso”, dijo doña Estela.

En niños y adultos

En bebés y niños la consulta cuesta 10 mil guaraníes. Y en los adultos 20 mil guaraníes, según nos comentó doña Ana.

Comentarios

Tags

Portadas del día

Twitter

Facebook