Portada » Temas del día » Fieles agradecen a San Expedito
Temas del día

Fieles agradecen a San Expedito

PROMESA "Es para estimular la fe de la gente y por los favores recibidos”
  • SE “CONVIERTE”. Un karai de 73 años se disfraza del santo cada año para agradecerle por los favores recibidos y fomentar su veneración

El karai Julio César Oneto hace cinco años que se viene vistiendo como lo hacía San Expedito.

“Mi mamá, que es brasileña, tenía la estampa y en mi juventud y hasta ahora me hizo muchísimos favores”, omombe’u don Julio, que se viste así en la misa en la iglesia de La Encarnación.

El karai ya está por cumplir los 73 años y cuenta que el santo le cumplió muchísimos favores, por lo que en su honor se “convierte” en San Expedito en su día y también el 19 de cada mes, fecha en que la gente ofrece misa en su nombre.

He’i avei que hace esto para que varios conozcan la devoción y para los que católicos aumenten su fe en el santo, que -según don Julio- cumple con los favores que se le pide.

“En un campeonato universitario, contra los de Contable, los muchachos se esmeraron y armaron este uniforme y con ese le ganamos” contó don Julio.

He’i que después de eso guardó el disfraz y lo tuvo en su ropero por 30 años, hasta que la devoción a San Expedito se hizo más mbarete en nuestro país. Fue ahí donde conoció los favores del santo y desde hace cinco años viene vistiendo al más puro estilo de soldado romano, como lo fue el santo.

Elvio Casco, ministro de eucaristía, he’i que la gente cree mucho en este santo y que con el poder de Jesús este concede milagros.

5 Años

Hace cinco años se viste como lo hacía el santo para agradecerle por los favores recibidos y para promover la fe al santo.

De milagro sigue viva

  • CENTENARES. Muchos creyentes fueron junto al exsoldado para rezarle y agradecerle por los favores recibidos en su capilla y la radio
FE. Tocan la imagen del santo de las urgencias de manera a agradecer por los favores recibidos.

LIMPIO. El ambiente de por sí guarda un espíritu de religiosidad. Las velas derritiéndose frente a la imagen de San Expedito dan ese aroma característico de cristianos dando pruebas de fe. Entre ellos, doña Atanasia Ferreira de Báez (43), un ejemplo viviente de que la fe todo puede curarlo.

“San Expedito me curó. Yo hoy estoy viva gracias a él” asegura Atanasia, quien hace cuestión de un año atrás casi pasó a mejor vida, luego de que los médicos le dijeron que ya no tenía más esperanzas para seguir en esta tierra.

La ciencia y la medicina hicieron lo que era necesario para salvarla, pero no había caso. Fue ahí donde ella se encomendó a San Expedito y se le apareció para decirle ndaje que ella va a volver a su casa, “con tu marido y con sus hijos”.

El recuerdo recorre sus venas. Las lágrimas de emoción y la piel de gallina no se quedan atrás. Una mirada hacia el santo, una señal de la cruz y las rodillas que se van apoyando lentamente en el reclinatorio dejan en claro el sentir de agradecimiento que tiene.

“A mí los doctores ya no me daban un día más de vida, le dijeron a mi marido que vayan ya a ver para mi ataúd, que ya no había esperanza de que yo siga viva. Me interné mucho tiempo en el hospital. Pero no me di por vencida. Tanto le rogué a San Expedito en ese momento que él se me apareció y me dijo que me iba a dar esta oportunidad”, he’i Atanasia.

“Los doctores y todo se sorprendían como por lo fuerte de mi fe en San Expedito. Yo sabía que él no me iba a abandonar” finalizó.

“Le salvó la vida a mi mamá y me bendice a mí también”

REZANDO. San Expedito recibe centenares de creyentes que le rezan con emoción y pasión.

Robert Arzamendia, un karai fiel devoto de San Expedito, hace años no sabía de la existencia del santo pero cuando su mamá enfermó él en medio de la desesperación y por no querer perder a su querida madre rogó y rezó con el corazón al santo de las urgencias y hoy día su milagro es visto en su progenitora.

“Me encerré en una pieza oscura y ahí le pedí con todo el corazón que salvara a mi mamá y ella sigue vive después de dos años de ese pedido” decía el karai, quien también asegura que recibe la bendición del santo ya que hace poco pidió al mismo que mejore el salario en su trabajo y eso fue concedido.

“Le salvó la vida a mi mamá y me bendice a mí también”, terminó diciendo el karai con voz de emoción.

CONVERTIDO

San Expedito en la antigüedad era un soldado romano y un día fue tocado por la gracia de Dios y desde entonces él se convirtió en cristiano.

LIMPIO

El santo de las causas urgentes tiene una capilla en la ciudad de Limpio en la zona de Villa Jardín, la misma fue construida hace más de 5 años y en ella cada 19 del mes rezan al santo.

Comentarios

Tags

Portadas del día

Twitter

Facebook